TEXTO ÍNTEGRO:

Un día como hoy, de 1967, el gobierno mexicano y los empresarios de Guerrero ejecutaron la matanza de los campesinos copreros de Acapulco, mientras se manifestaban pacíficamente.Ese 20 de agosto miles de campesinos provenientes de distintos municipios arribaron a la ciudad de Acapulco para exigir un mejor pago por su producto, sin embargo, al llegar al edificio en donde realizarían su mitin, fueron recibidos a balazos por el Ejército Mexicano y pistoleros pagados.

Casi cincuenta trabajadores del campo fueron asesinados y los sobrevivientes, que por la gravedad de sus heridas no lograron escapar, fueron encarcelados.

Este crimen de lesa humanidad fue uno de los detonantes para que luchadores sociales de Guerrero dejaran de pedir sus derechos por la vía pacífica y empuñaran las armas para combatir la violencia de la autoridad y los ricos.

Así surgió en esa década el Concejo Autodefensa del Pueblo de Guerrero, la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria del maestro Genaro Vázquez Rojas y la Brigada Campesina de Ajusticiamiento del Partido de los Pobres de Lucio Cabañas.Actualmente el edificio de «La Coprera» que fue escenario de la masacre se encuentra tomado por los descendientes de los campesinos acribillados y sus exigencias siguen siendo las mismas de hace cincuenta años: que los empresarios y los políticos dejen de robarles el producto de su trabajo.

«¿Por qué no progresamos los pobres? ¿A dónde va a dar tanto que sembramos café, tanto que sembramos maíz, tanto que sembramos chile, tanto que nos alquilamos, a dónde va a parar eso? A manos de los ricos, es el gran robo, es la explotación que han hecho los hombres ricos a los hombres pobres, es la explotación del hombre por el hombre».-Lucio Cabañas Barrientos, Sierra de Guerrero, 1974.

FUENTE: Pensamientos Magonistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *