A 10 años del atentado del 15 de Septiembre en Morelia, sin investigación ni detenidos

ACONTECIMIENTOS :

15 de Septiembre del 2008, 11:00de la noche, la Plaza Melchor Ocampo en Morelia, Michoacán, México, totalmente llena de gente entre ellas, familias completas, listos para dar el grito de independencia, el entonces gobernador del estado Leonel Godoy aparece con la bandera en sus manos por el balcón principal del palacio de gobierno, tocó la campana tres veces, posteriormente dió el tradicional grito, al terminar  vuelve a tocar la campana en varias ocasiones y en uno de ellos se escuchó un fuerte estallido ; por un instante  la fiesta continuaba en el palacio de gobierno y el gobernador tiene la atención total de los medios de comunicación  y  de la mayoría de la gente  sin saber que a pocos metros hay muertos y heridos pues en la plaza Melchor Ocampo todo era terror y caos.

 

La fiesta fue perdiendo poder mientras se hacía más latente el caos en la plaza Ocampo, mismo que hace que la gente se empiece a dar cuenta de lo que está sucediendo, pues el estallido que se  escuchó ,se pensó era un cohetón, pero  en realidad era el estallido de una granada de fragmentación que fue lanzada contra las personas que celebraban la “Independencia de México ” Con un saldo  de ocho muertos y 132 heridos

Las situación se complicó más  cuando a unas cuantas calles de la plaza Ocampo, se escuchó otro estallido ,esto  también  la  Avenida Madero esquina con QuintanaRoo, cerca del templo de La Merced, una persona más murió instantáneamente .

Hasta la fecha continúa la interrogante de quien cometió los atentados  ,las investigaciones apuntan a que fueron los cárteles (la familia muchoacana) quienes se deslindan de los hechos pero responsabilizan a unos de sus rivales  (los Z’s). Por lo que no hay detenidos por “falta de pruebas”.

 

 

Un documento oficial detalla que en septiembre de 2008 se recibieron cinco advertencias telefónicas, que le fueron informadas a autoridades civiles y militares, días antes del cruento atentado.

El lunes 15 de septiembre estén  atentos porque va a haber un desastre el día del Grito”.

Eso decía uno de los mensajes que el Centro de Comunicaciones, Comando, Cómputo y Control, del gobierno de Michoacán recibió días antes del cruento atentado cometido el 15 de septiembre de 2008 en el centro de Morelia.

Del asunto estuvieron enteradas autoridades civiles y militares, pero no se le dio mucha importancia, reportó el periodista Marco Antonio Duarte en el noticiario MVS Primera Emisión, conducido por Carmen Aristegui.

Las gobiernos del presidente Felipe Calderón y del gobernador Leonel Godoy ignoraron en  2008 la información que alertaba sobre el ataque con granadas contra la población civil durante la conmemoración del Grito de la Independencia en Morelia, donde murieron ocho personas y más de cien resultaron heridas.

Un documento oficial del Centro de Comunicaciones, Comando, Cómputo y Control, del gobierno de Michoacán, detalla cinco amenazas de atentado que fueron recibidas entre el primero y el 12 de septiembre a través delServicio Telefónico de Emergencias “066”.

El documento detalla que las cinco advertencias fueron notificadas vía telefónica y escrita –en sobre cerrado- a altos funcionarios de la PGR, PFP, CISEN, SEDENA, SEMAR y de Protección Civil que estaban comisionados en Michoacán.

Una de las cinco amenazas fue recibida vía telefónica en el C-4 a las 11:37 horas del viernes 12 de septiembre de ese año, y en ella un hombre advirtió de forma textual: “El lunes 15 de septiembre estén atentos porque va a haber un desastre el día del Grito”.

Esta información fue compartida de inmediato por personal del C-4 a Citlalli Fernández González, ex-secretaria de Seguridad Pública de Michoacán y actual consejera del Poder Judicial estatal; Fidel Calderón Torreblanca, ex-secretario de Gobierno y actual diputado local; así como a Miguel García Hurtado, ex procurador de Justicia de Michoacán.

La amenaza fue notifica vía telefónica en sobre cerrado a Mario Bautista Ramírez, ex director de la Policía Estatal; así como a las oficinas del general de la XXI Zona Militar con sede en Morelia y del vicealmirante de la X Zona Naval con sede en el Puerto de Lázaro Cárdenas.

El sobre cerrado con esta información también fue entregado en las oficinas de los delegados de la PGR y del CISEN en Michoacán, así como en la comandancia regional de la Policía Federal.

Ninguna de las cinco amenazas fue tomada en serio, por lo que presuntos sicarios del cártel de La Familia Michoacana detonaron una granada de fragmentación en la Plaza Melchor Ocampo de Morelia, frente al Palacio de Gobierno, en los instantes en que Leonel Godoy arengaba la bandera para conmemorar el Grito de la Independencia. Otra granada fue detonada a cinco calles del Palacio.

Con información de Aristegui Noticias 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *