ABREN FOSAS COMUNES EN NUEVA YORK PARA VÍCTIMAS DEL CORONAVIRUS

La Gran Manzana tenía este viernes más de 5.100 fallecidos

Las fotografías de una amplia fosa, con los ataúdes en fila, muestra el enorme flujo de cadáveres que desbordan a la ciudad de Nueva York en esta época de coronavirus. La Gran Manzana tenía este viernes más de 5.100 fallecidos por esta crisis sanitaria. Los empleados municipales han empezado a enterrar cuerpos en Hart Island, territorio perteneciente al Bronx y ubicado entre ese distrito y el de Queens.

Dada la cantidad de fallecidos, la ciudad ha optado por incrementar la capacidad de los entierros en ese recinto de aquellas personas anónimas, muertas sin identificación o sin una familia que las reclame. De hecho, ésta ha sido la función histórica que ha tenido esta isla durante varias décadas. Ese ha sido el lugar de reposo de los sinhogar o de los que no disponían de dinero para pagarse un funeral.

Imagen de la zona de Hart Island este viernes (JUSTIN LANE / EFE)

Estas operaciones de construir zanjas se han producido por el incremento de los muertos sin nombre. Se ha pasado de 25 entierros a la semana a 120 en la actualidad, según las cifras oficiales.

En concreto se han añadido dos trincheras y los entierros se realizan cinco veces a la semana, cuando antes era sola una vez cada siete días.

Una portavoz municipal no quiso confirmar si en este territorio se había dado sepultura a víctimas del coronavirus, pero reconoció que era “muy posible” porque hay muchos difuntos a los que no se les ha podido hacer el test.

El estado de Nueva York informó de más de 5.100 fallecidos por coronavirus (David Dee Delgado / AFP)

Visto desde el punto de vista práctico, sin dejarse influir por los sentimientos, fuentes del municipio indicaron que estos entierros permitirán aligerar espacios en las morgues, que se encuentran desbordadas por la cantidad de cadáveres que reciben.

“Vamos a continuar utilizando Hart Island para hacer sepulturas temporales a lo largo de esta crisis”, señaló la citada portavoz.

La clínica forense de la ciudad puede mantener los cuerpos durante dos semanas antes de que se les traslade a Hart Island.

De Blasio explicó que se procede de esta manera “al no encontrar conexiones, nadie que se responsabilice

egún el alcalde Bill de Blasio, “hemos visto un incremento de gente por el coronavirus y más que mueren que no tienen familiares o amigos que los reclamen”. De Blasio explicó que se procede de esta manera “al no encontrar conexiones, nadie que se responsabilice, y es entonces cuando se les entierra en Hart Island. Esto ha sucedido ahí por generaciones”.

Y aclaró que “si luego sale algún familiar, se les devolverá el cuerpo y esto es lo que está pasando en Hart Island. Cualquier cuerpo que no sea reclamado puede ser enterrado ahí”. Negó de manera categórica que se entierre a nadie del que una familia se haga cargo. “Sólo van los que no son reclamados, sea por Covid-19 o por cualquier otra causa de defunción. Pero en cuanto se le reclama, se le entregará a la familia”.

Ante la insistencia de la prensa, el alcalde subrayó la interinidad de las sepulturas y la capacidad de recuperar los cuerpos: “Cualquier individuo, aunque sea enterrado allá, será devuelto a su familia cuando lo reclame. Está disponible para la familia en cualquier momento”.

FUENTE: LA VANGUARDIA | INTERNACIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *