Acuerdos del Encuentro en Defensa del Territorio, los Bienes Comunes y los Derechos de los Pueblos

FOllOW US Facebooktwitteryoutubemail

Conscientes de que siguen vigentes acuerdos y concesiones a favor de empresas multinacionales para la explotación de minerales, recursos hídricos, petróleo, electricidad, viento, “energías limpias”, litorales, espacio radioeléctrico y vías de comunicación, resultado de los tratados comerciales y político militares contraídos con Estados Unidos y Canadá como el TLCAN, la ASPAN, el Plan Puebla Panamá, el Plan Mérida, el Plan Colombia y, recientemente el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte que incluye a Guatemala, Honduras y El Salvador.

El pasado 5 de febrero, se realizó el “Encuentro en Defensa DelTerritorio, los Bienes Comunes y los Derechos de los Pueblos de México” en el Estado de Oaxaca , Con la asistencia de 400 personas y delegaciones de 50 organizaciones provenientes de 14 estados de la república en las instalaciones de la Organización Indígena de Derechos Humanos de Oaxaca (OIDHO) localizadas en el Municipio de Atzompa.

Los procedimientos utilizados por las grandes empresas para establecer sus megaproyectos hasta el día de hoy siguen siendo los mismos que hace varios sexenios atrás, sin que haya mediado consulta legal alguna, ni evaluación del impacto socio-ambiental correspondiente , un ejemplo de ello es el arranque de los trabajos para la construcción del “Tren Maya”; lo mismo sucede con “la creación de un corredor económico y comercial en el Istmo de Tehuantepec”, el que forma parte de una “zona económica especial” donde el gobierno mexicano aporta la infraestructura carretera ferroviaria, portuaria, energética y todo tipo de estímulos fiscales y legislaciones ambientales y laborales, en contra de los pueblos y la soberanía nacional.

Los megaproyectos son parte de otros proyectos que favorecen la introducción de transgénicos y el saqueo y destrucción de la biodiversidad en nuestros territorios y de los saberes de nuestros pueblos; destruyendo la soberanía y la cultura alimentaria; Fortaleciendo de paso los esquemas de militarización del país a favor de las propuestas de ley de seguridad.

La única oportunidad para detener y revertir el desastre nacional radica en la organización comunitaria, por lo que las 50 organizaciones convocaron a participar en los trabajos del Encuentro en Defensa del Territorio, los Bienes Comunes y los Derechos de los Pueblos .

Acuerdos del Encuentro en Defensa del Territorio, los Bienes Comunes y los Derechos de los Pueblos producto de los trabajos en 9 meses llegamos a las siguientes conclusiones:

Consensos:

1.- Elaborar una Declaración a nombre del Encuentro dirigida a toda la nación mexicana que entre otras cosas propone la organización de un Diálogo y Debate Nacional en torno a las propuestas y proyectos de desarrollo nacional que hoy existen el país; particularmente entre los proyectos llamados neoliberales y los de corte comunitario; entre las propuestas de neocolonización y las de descolonización. Dicha “Declaración de Atzompa Oaxaca” se pondrá a consideración antes de ser publicada.

2.- Ratificar la Defensa de la Tierra, el Territorio, los Bienes Comunes y los Derechos de los Pueblos como la base programática del Encuentro.

3.- Rechazar los megaproyectos turísticos, maquiladores, carreteros, ferroviarios, mineros, eólicos, hídricos, urbanísticos, que reproducen y actualizan los viejos planes conocidos como Plan Puebla Panamá, Triángulo Norte y Colombia entre otros.

4.- De formar particular el Encuentro se pronunció por rechazar los megaproyectos conocidos como “Corredor Transítsmico Coatzacoalcos- Salina Cruz” y el “Tren Maya” y llama a discutir de manera libre e informada dichas iniciativas del Gobierno Federal en el marco de una discusión sobre el Proyecto de Nación; donde de forma real participen las comunidades y pueblos originarios a partir del principio de libre determinación y, además, el resto de la nación mexicana en el marco de sus derechos a la autodeterminación nacional contemplados en la Constitución y la legislación internacional sobre los derechos de los pueblos.

5.- Luchar por la restitución de los artículos 27 y 28 constitucionales y por el reconocimiento de los derechos de las naciones y pueblos originarios y, especialmente, por el reconocimiento pleno de los “Acuerdos de San Andrés sobre Derechos y Cultura Indígena”

6.- Integrar un mapa de comunidades participantes y de sus resistencias; además de elaborar un censo de luchas en Defensa de la Tierra a nivel nacional para desarrollar esquemas de coordinación con la idea de construir una articulación nacional que facilite la integración de las luchas rurales y urbanas.

7.- Reforzar el trabajo de base en las comunidades; para ello se deben formar talleristas que manejen la información relativa a los problemas ligados a la Defensa de la Tierra y el Territorio. Que aprendan a desarrollar talleres sobre los saberes locales y esquemas pedagógicos de corte popular.

8.- Rechazar la militarización del país, a través del proyecto de Guardia Nacional que mantiene muchos de los supuestos de la Ley de Seguridad Interior. Exigir el cese a la guerra psicológica y al linchamiento mediático orquestada desde el gobierno federal y los medios de comunicación en contra de quienes disentimos de los. Exigir La libertad a los presos políticos y el cese a la represión.

Exigir el respeto a los derechos de las mujeres y los grupos sexo-diversos. Exigir la puesta en marcha de las propuestas hechas desde diversos ámbitos para enfrentar la violencia contra las mujeres en todas de sus manifestaciones. Respetar las estructuras de seguridad comunitaria y ciudadana para enfrentar la creciente ola de inseguridad.

9.- Exigir el respeto de sus derechos de las y los trabajadores migrantes. Apoyar la organización de las y los jóvenes en la lucha por sus derechos.

10.- Repudiar la injerencia de los Estados Unidos y de otros estados en Venezuela.

Plan de acción:

1.- Desarrollar una movilización nacional el 10 de abril en Defensa del Territorio, los Bienes Comunes y los Derechos de los Pueblos, para conmemorar el centenario del asesinato de Zapata por los llamados constitucionalistas.

2.- Elaborar y editar la memoria del Encuentro con las ponencias y las relatorías del mismo. Además de integrar una antología con diversos materiales que sirvan de base para el trabajo de las y los talleristas en las comunidades.

3.- Organizar rutas de trabajo que desemboquen en encuentros o foros regionales; de momento se propusieron tres: Oaxaca, Municipio Constitución, Campeche y en Durango. En Campeche se realizaría el día 26 de abril y el 4 de mayo en Durango capital.

4.- Organizar un segundo Encuentro los días 25 y 26 de mayo en San Cristóbal de las Casas Chiapas.

5.- formar una coordinación nacional con representantes de las organizaciones participantes. La primera reunión se realizará el 16 de marzo en Oaxaca, en lugar por definir.

Fuente e Imágenes : Organizadores del Encuentro en Defensa del Territorio, los Bienes Comunes y Los Derechos de los Pueblos

SHARE: Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *