Afectaciones por la construcción del gasoducto en el Proyecto Integral Morelos.

11066822_857560884285605_8125845185786631387_n

 

13 de marzo 2015. San Jorge Tezoquipan, en el Estado de Tlaxcala, es uno de los más de sesenta pueblos que serán afectados por la construcción y operación del gasoducto que forma parte del Proyecto Integral Morelos (PIM), que es construido por las empresas españolas Abengoa, Elecnor y Enagas, en los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos, y que fueron contratadas por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Los campesinos y habitantes afectados solicitaron reunirse con el presidente municipal Raymundo Osorno Maldonado, para que les diera información clara y precisa sobre la construcción del gasoducto en su zona.
Entre los temas que se hablaron, surgió la autorización que otorgó Raymundo Osorno a una de las empresas para construir una cancha de fútbol rápido en el pueblo ya que, según sus propias palabras “peleó algo más caro porque pensaban construirles algo barato y, si nos vamos a vender que sea por algo bueno” denunciaron los presentes. Y tal como lo aseguró el Centro Joel Arriaga, la CFE ha llegado a las comunidades para ofrecer proyectos de obra como arreglos de calles, canchas, alumbrado y entrega de algunos beneficios como por ejemplo, ambulancias, con tal de que no se resistan a la construcción del proyecto.

En la reunión, los habitantes expresaron el temor que sienten ante las amenazas de las fuerzas de seguridad, policías y militares, así como a la operación misma del gasoducto cuando ya esté listo. Solicitaron ser tomados en cuenta y, los propietarios de parcelas, dijeron no sentirse con el derecho a aceptar los ofrecimientos hechos por las empresas a espaldas del pueblo. Ante esto, el presidente municipal asumió una actitud de burla y de intimidación, mandando a tomar fotografías de los presentes en la reunión.
La CFE ofreció estar presente para exponer sus argumentos acerca de la viabilidad y seguridad del proyecto, se espera que eso suceda el día de mañana 14 de marzo.

 

Fuente: Desinformémonos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *