Ante crítica inseguridad, surge en Chilapa policía comunitaria

12 junio, 2016
MUERTE INDÍGENA, DENUNCIA POLICÍA

(12 de junio, 2016).- Indígenas de San Jerónimo de Pantla, en Chilapa, Guerrero, formaron su propia policía comunitaria, misma que estará afiliada a la Casa de Justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

Ello ante la grave situación de inseguridad que vive la comunidad desde tiempo atrás.

De acuerdo a Excélsior la policía comunitaria detuvo a 15 personas del mismo pueblo acusadas de haber asesinado a 13 personas. Esta decisión se tomó luego de una asamblea efectuada en mayo pasado también se decidió afiliarse  a la Casa de Justicia Espino Blanco, lugar a donde serán remitidos los detenidos para su reeducación.

San Jerónimo Palantla, es un pueblo con cerca de 300 habitantes. está ubicada a unos 35 kilómetros de la cabecera municipal de Chilapa.

El secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, dijo que dichas dentenciones están fuera de la ley: “es un acto indebido e ilegal, porque las policías comunitarias, en el marco de la ley, no están facultadas para desplazarse de un municipio a otro. En el supuesto de que éstos sean delincuentes deben ser puestos a disposición de las autoridades y aportar las pruebas del caso, para nosotros no es deseable que se trasgreda la ley ni para ejercer justicia”.

Sin embargo, autoridades oficiales tienen escaso o nulo control de la seguridad. Chilapa es  incluso considerada ‘zona de desaparecidos’, ha provocado que visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), lo califiquen como ‘un campo de guerra’ y un sitio ’sembrado de terror’. Es abiertamente una zona sitiada por dos bandos de narcotraficantes, los pobladores  han padecido desapariciones forzadas de manera colectiva, sin que, a un año de los hechos, el gobernador tenga respuesta alguna para las familias.

Por otro lado, como lo informó RevoluciónTRESPUNTOCERO,  el mes pasado la población civil tanto de Chilapa como de Zitlala, Guerrero, padecieron la irrupción de un grupo armado que se ha autodenominado Policía Comunitaria por la Paz y Justicia. Sin embargo los habitantes de ambas comunidades han denunciado a estos pobladores como los presuntos culpables de la desaparición de sus familiares en mayo de 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *