ANTE LA FARSA DE CONSULTA PROMOVIDA POR AMLO EN APOYO A LA TRANSNACIONAL CONSTELLATION BRANDS

En enero de 2017, el pueblo de Baja California salió a luchar contra la reforma energética de Peña Nieto (el gasolinazo como efecto) y contra la privatizadora Ley Estatal de Aguas, promovida por el gobierno panista de Francisco “Kiko”Vega y avalada por el Congreso del Estado.

Pero la clase trabajadora del campo y la ciudad, estudiantes y pueblo en general, tomamos las calles y logramos echar abajo esa nefasta Ley, la cual resultó ser solo la envoltura de una serie de megaproyectos, dirigidos a enriquecer a los mismos de siempre a cambio de nuestros bienes comunes y territorio.

Uno de esos megaproyectos es la instalación y operación de la planta cervecera más grande del mundo, financiada por la transnacional Constellation Brands, además de una docena de contratos de asociación público-privada,en los que el gobierno panista le otorgó a las empresas concesiones de pago de hasta 147 millones de pesos al mes, por 37 años.

En medio de estas luchas se formó Mexicali Resiste, enfrentando la represión policiaca, el acoso gubernamentaly el encarcelamiento de compañeras y compañeros, aunque nunca pudieron dictar sentencia para nadie –gracias al apoyo de la comunidad–. Desde entonces, una de las principales demandas de nuestra lucha es largar a Constellation Brands de nuestro país.

Por voto de asamblea, definimos nuestra lucha como anticapitalista y fuera de cualquier partido político. Sabemos que los grandes empresarios, tanto nacionales como extranjeros, tienen al gobierno a su servicio, sin importar el color de quien gobierne. Lo demostraron los priístas, los panistas y, ahora, lo están demostrando los morenistas.

Hace unas semanas, la empresa Constellation Brands, vía su presidente en México, le ha puesto un ultimátum al gobierno de AMLO, exigiendo que se le otorguen todas la garantías para que su planta cervecera de Mexicali, todavía en construcción, no tenga más contratiempos. Y, fiel a las órdenes de sus amos, quien hiciera su campaña con el lema “primero los pobres”, respondió de inmentiado, llamando a una consulta. Para que el pueblo decida, dijo, si Constellation Brands se va o se queda.

Estos gobiernos no entienden, ni el Federal ni el estatal –del también morenista Jaime Bonilla–, que la dignidad y los derechos del pueblo no están sujetos a ninguna consulta. No luchamos en Mexicali para que nos otorguen ninguna consulta de ningún tipo. Luchamos para sacar a Constellation Brands de nuestro territorio y del país, así como a cualquier empresa o megaproyecto que intente despojarnos de nuestros bienes comunes y territorio, y de quien quiera pisotear nuestros derechos.

Este gobierno de la 4t no respeta ni sus propias decisiones, ni a sus propios Organismos Autónomos, como se supone lo es la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, quien en su Recomendación CNDH-1/2020 establece y puntualiza que el derecho humano al agua no se consulta ni se negocia, que es irrenunciable. Pero lo que está estableciendo y ordenando Constellation Brands, apoyada por el demente presidente Donald Trump, definitivamente tiene más peso.

El gobierno morenista se dice respetuoso de las leyes, pero la única ley que respeta es la ley del capital. Mientras, ignora los estudios científicos de investigadores mexicanos, los cuales demuestran que tener a ese monstruo depredador de agua en una zona desértica, como lo es el Valle de Mexicali, es no solo imposible sino suicida. Desde 1965, el acuífero de Mexicali está declarado en veda debido a la sobreexplotación de los modernos terratenientes, nacionales y extranjeros, de los grandes sembradíos de alfalfa, trigo y hortalizas de exportación. A esta grave situación de estrés hídrico se le pretende añadir el despojo de 20 millones de metros cúbicos de agua al año, otorgados a Constellation Brands en 2016 por el congreso del estado.

Sólo con lo anterior, cualquier gobierno honesto y democrático tendría que negarle los permisos de instalación y operación a una empresa como Constellation Brands. Además de no permitir su instalación en ningún otro lugar del país. Como prueba ahí están sus plantas en Obregón, Sonora; en Nava, Coahuila y en Apan, Hidalgo. Allá también está secando los mantos acuíferos y matando las tierras de cultivo. Nuestro apoyo y solidaridad para los movimientos y luchas de resistencia que los Pueblos de esos lugares están dando en defensa del territorio y los bienes comunes contra esta empresa de saqueo y despojo, y la complicidad de sus gobernantes.

Por lo anterior, avalar esta consulta y cualquiera que se le parezca sería caer en una trampa, pues le estaríamos cumpliendo a los dueños del dinero un requisito más para justificar, políticamente, que Constellation Brands puede quedarse.

Desde enero del 2017, el pueblo de Mexicali decidió: ¡FUERA CONSTELLATION BRANDS!

Al igual que en el resto del país ,donde los Pueblos Originarios, las Comunidades y el Pueblo en general se han unido para luchar por la defensa del Territorio y la Madre Tierra, aquí en Mexicali y en todaBaja California ,resuena nuestra demanda:

¡NINGUNA CONSULTA QUE AVALE MEGAPROYECTOS DE MUERTE Y DESPOJO NOS PUEDE QUITAR NUESTRO DERECHO HUMANO AL AGUA Y A LA VIDA !

Nuestros derechos no nos han sido dados gratuitamente por los mandones y sus gobiernos. Al contrario, los hemos conquistado en la lucha, con la protesta social del pueblo, de la clase trabajadora del campo y la ciudad, de las Comunidades. Y esta vez no será la excepción. Nosotros no miramos únicamente el presente, también miramos a las generaciones futuras.

Demostremos que el Pueblo unido y organizado es el que manda, y no los capitalistas con sus gobiernos, leyes y consultas. Este es el camino que abrimos en las jornadas de enero 2017, y esta es la ruta de la liberación de todas las clases explotadas por el capital.

Hasta destruir a este sistema, enemigo de la humanidad y la naturaleza, y a sus gobiernos serviles.

¡HASTA LA VICTORIA!

FUENTE: MEXICALI RESISTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *