Autoridades temen que 400 niños en Chihuahua fueran dañados con plomo

Ciudad de México, 12 de enero (SinEmbargo/ El Diario de Juárez).– Cerca de 400 niños que habitan en la zona de la fundidora Ávalos (en la entrada sur de Chihuahua, capital del estado homónimo) estarán bajo observación médica durante 48 horas en el Hospital Infantil de Especialidades a fin de verificar si tienen algún daño en la salud a raíz de la contaminación que existe en la zona. Los padres de familia de diversos fraccionamientos y centros escolares en las cercanías de Ávalos llevan meses protestando por los altos niveles de plomo encontrados en la sangre de sus hijos debido a los residuos minerales de la explotación minera.

A fines de 2014 las protestas subieron de tono hasta involucrar a las dependencias estatales.

Pedro Hernández, Secretario de Salud estatal, destacó que las protestas tienen el fin de garantizar la salud a los habitantes de este sector, a los cuales se les habrá de realizar pruebas para revisar que se encuentren en buen estado de salud.

Destacó que los padres de familia ya fueron notificados al respecto y aceptaron esta condición.

Los niños serán objeto de una serie de pruebas en donde se completará su exploración física y ver sí existe alguna sintomatología.

Agregó que los niños serán objeto de diversas pruebas como la determinación de plomo a quienes no se les ha realizado, una prueba molecular que permitirá conocer sí existe daño en la salud, detectar alteraciones renales, estudios epidemiológicos, nutricionales y psicológicos que permita conocer el estado global de salud de los infantes.

ALTOS NIVELES DE PLOMO EN LOS NIÑOS

El pasado 17 de diciembre, los padres de familia del jardín de niños Martha Andrade del Rosal cerraron el plantel educativo luego de que detectaran altos niveles de plomo en los sistemas sanguíneos de sus hijos, esto derivado de la contaminación que dejó la fundidora de Ávalos, según dicen los inconformes.

Los progenitores manifestaron su preocupación por la salud de sus hijos, y mostraron algunas recetas emitidas por Pensiones Civiles del Estado, en las cuales se mostraba que los pequeños presentaron niveles de plomo en la sangre que llegan a los 10.2 mcg/cl (microgramos por centilítros).

Padres y madres de los estudiantes del jardín de niños se postraron a las puertas de la escuela con pancartas con leyendas como: “Esta escuela no se vuelve abrir jamás”, “Exigimos justicia y pago de nuestras viviendas” y “Tenemos derecho a un ambiente sano”.

Los inconformes señalaron que se debe reubicar el plantel educativo pues aseguran que los menores que asisten a clases han mostrado problemas de salud como sangrado nasal, dolor de cabeza, desvanecimientos, dolor de huesos, así como perdida de conocimiento por lapsos cortos.

El jardín de niños “Marta Andrea del Rosal” se encuentra ubicado justo a espaldas de lo que fue la antigua Fundidora de Ávalos y que ahora es la sede de la Feria de Santa Rita.

Según explicaron los padres de familia, los niveles de contaminación en el suelo es alto y desde años pasados se dio a conocer que dicho lugar no era viable para seres vivos ya que los niveles de contaminación eran muy altos.

Además comentan que son varios menores los que fueron diagnosticados en instituciones privadas con altos niveles de plomo, arsénico y zinc; además comentan que un pequeño de tan sólo 6 años tiene un nivel de 10.2 deplomo en la sangre, siendo que lo normal es menos de 7.

Los padres de familia piden a las autoridades que los infantes sean transferidos a otras instituciones para que puedan continuar sus estudios en lo que se determina si la institución educativa será reubicada.

De igual manera, la escuela primaria José Vasconcelos Calderón, que se encuentra a un costado del jardínde niños “Marta Andrea del Rosal”, fue clausurada de manera simbólica con pancartas y cinta amarilla.

Cabe mencionar que al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal, con el fin de evitar que en esta protesta pudiera salir alguna persona lesionado.

DESTRUCCIÓN DE LAS ESCUELAS CONTAMINADAS

El pasado 17 de diciembte, los padres de familia del jardín de niños Martha Andrade del Rosal cerraron el plantel educativo luego de que detectaran altos niveles de plomo en los sistemas sanguíneos de sus hijos, esto derivado de la contaminación que dejó la fundidora de Ávalos, según dicen los inconformes.

Al poco tiempo de que padres de familia tomaron el periférico Lombardo Tolenado para denunciar las afectaciones en la salud de sus hijos, por la exposición a contaminantes que aparentemente dejó la Fundidora de Ávalos, al lugar arribó personal de Comisión Estatal de vivienda, Suelo e Infraestructura de Chihuahua (COESVI) y de la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado.

En este encuentro se trataron los casos de menores de edad, estudiantes del jardín de niños Marta Andrea del Rosal y de la primaria José Vasconcelos Calderón, quienes según estudios médicos presentados por los progenitores, presentan un alto nivel de plomo y arsénico.

Asimismo, los padres de familia plantearon de manera enérgica la necesidad de derrumbar ambos planteles educativos, pues aseguran que son puntos peligrosos para la salud de todo ser vivo.

Aunado a esta exigencia, los inconformes aseguraron que de no atenderse sus peticiones, permanecerán bloqueando el periférico Lombardo Tolenado.

51 thoughts on “Autoridades temen que 400 niños en Chihuahua fueran dañados con plomo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *