La Comisión Federal de Electricidad (CFE) aumentó hasta en 800 por ciento los costos que pagan algunos de los generadores privados por utilizar su red de transmisión, conocida como tarifa de porteo.

Este miércoles, la Intermediación de Contratos Legados de la CFE publicó las nuevas tarifas de porteo en el Diario Oficial de la Federación, después de que el 28 de mayo pasado la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó en su sesión del Pleno una petición de la compañía eléctrica nacional para aumentar los costos a los generadores privados que cuentan con un contrato de autoabasto otorgado antes de la reforma energética.

Las tarifas de transmisión alta y media pasarán de 0.049 pesos a 0.2785 y 0.2586 pesos por kilowatt hora, un aumento de 469 y 428 por ciento, respectivamente.

La tarifa de baja tensión es la que tendrá un aumento más pronunciado, de 811 por ciento. Al pasar de 0.09799 pesos a 0.8928 por kilowatt hora. El cálculo toma como base las tarifas vigentes a mayo pasado, cuando el regulador del mercado eléctrico aprobó el proyecto promovido por la CFE.

El texto en el DOF no da a conocer cuándo entrarán estas nuevas tarifas en vigor.

Con base en las tarifas de junio, los costos de alta tensión aumentarán 446 por ciento, las de media en 407 por ciento y las de baja en 775 por ciento.

Esta nueva tarifa de transmisión, conocida como porteo estampilla y porteo térmico, será aplicada a plantas de autoabastecimiento tanto térmicas como renovables cuyos permisos fueron otorgados por el regulador antes de la emisión de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), conocidas como centrales legadas.

El aumento en los costos de transmisión se da después de una serie de acusaciones por parte del ejecutivo federal y de los titulares de la CFE y de la Secretaría de Energía, quienes aseguran que la compañía eléctrica nacional registra grandes pérdidas por las bajas tarifas de porteo que pagan los privados.

La CFE acusó el martes durante una conferencia virtual que tan solo en 2020 verán pérdidas cercanas a 8 mil millones de pesos por lo que denominaron como un ‘mercado negro’ entre las compañías privadas que poseen contratos de autoabasto.

Fuentes del sector esperan una serie de medidas legales por parte de compañías privadas ante estas nuevas medidas de la CFE, que se unirían a los amparos ya interpuestos por el cambio a la regulación de los Certificados de Energías Limpias, por el último acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía y por la política de confiabilidad publicada en mayo por Sener.

FUENTE : EL FINANCIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *