Choferes narran el choque en el Metro

metro-oceania

 

Aún falta un día para que las autoridades del DF revelen las causas del choque en el Metro Oceanía, en el que 12 personas resultaron heridas. Sin embargo, los choferes de ambas unidades coincidieron este lunes 11 de mayo en que la colisión ocurrió por la intensa lluvia de ese día y por diversas fallas, tanto en las unidades como en la comunicación con el Puesto de Control Central.

Fernando Israel Rosales Martínez narró a Ciro Gómez Leyva, de Grupo Fórmula, que previo al choque no recibió aviso alguno acerca de que estaba lloviendo, por lo que no cambió el modo de conducción de piloto automático a manual, como indica el protocolo.

Agregó que al salir del túnel, ya para llegar a la estación Oceanía, se percató “de la fuerte lluvia acompañada de granizo, una cortina que no permitía la visibilidad; intento poner mis limpiaparabrisas, el cual no funciona (…) no lo detengo (al tren) porque la pendiente es muy elevada y se corre el riesgo de que si yo bloqueaba el tren se regresara (…) Por seguridad, lo termino de subir adonde está techado, para entonces proceder a cambiar el modo de pilotaje automático a manual, para tener control del tren”.

De acuerdo con su narración, tras cambiar el modo de conducción, el tren se comenzó a deslizar. Hasta ese momento veía una “señalización permisiva” para continuar su trayectoria, pero intentaba detener el tren sin éxito. “Salgo del techado y nuevamente me encuentro la cortinilla, pero sin alcanzar a ver la señal de entrada (…) ya cuando logro entrar a la estación, veo que ya la tengo en rojo; ahí es donde pido mi primer corte corriente (también sin éxito)”.

Pero, ¿por qué se encontró con un tren a pesar de que la primera señalización indicaba que podía avanzar?

Rodrigo Pacual Martín, chofer del otro convoy, dijo en el programa radiofónico que tuvo que parar porque vio un objeto, como una lámina, caer a las vías del tren. “Apliqué frenado para no dañar el tren (…) Llamé al puesto de control para solicitar corte de corriente, (pero ) la comunicación estaba anunciada como mala desde el 3 de mayo”.

De acuerdo con un documento presentado la semana pasada en el noticiario de Denise Maerker en Grupo Fórmula, el tren que chocó el lunes pasado en el Metro del DF había registrado 22 fallas en sólo 26 días, antes del accidente.

Además, las autoridades de la Ciudad de México lo habían presentado como “recuperado” el 6 de febrero de 2014, después de haber pasado tres años sin dar servicio por “presentar fallas en las tarjetas PCST de los equipos Agate, quecontrola la tracción y frenado del tren

 

 

Fuente: Animal Político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *