Cierra el gobierno el ciclo de Castillo en Michoacán

image

Morelia, Mich.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que la labor del comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, ha concluido. ‘‘Han habido voces de distintos partidos, candidatos que, de cara al proceso electoral, han buscado politizar su permanencia y opacar los resultados’’, expresó.

Durante una conferencia de prensa en palacio de gobierno, en el contexto de la evaluación del primer año del Plan Michoacán, Osorio anunció que el general Felipe Gurrola Ramírez asumirá como mando especial de los policías federales desplegados en Michoacán, en coordinación con autoridades estatales y municipales.

Durante el año que Castillo encabezó la comisión, continuó el secretario, hubo avances importantes. ‘‘Los logros han marcado un antes y un después’’, pero concluye su encomienda para incorporarse a nuevas responsabilidades en el gobierno federal.

Acompañado por el gobernador Salvador Jara Guerrero y Castillo, entre otras autoridades civiles y militares, Osorio Chong explicó que esta medida fue tomada porque el presidente Enrique Peña Nieto confiere la mayor importancia a las instituciones democráticas, a los procesos electorales y sus tiempos.

El gobierno federal tomó decisiones drásticas con el fin de resolver el problema, dijo. Para ello se implementó el Plan Michoacán, que pretendía recuperar la seguridad en todo el territorio, sentar condiciones para el desarrollo y fortalecer las capacidades del gobierno local. Para esa tarea se designó al comisionado Castillo.

Osorio reconoció el esfuerzo y la labor del Ejército, la Policía Federal, la Marina, la Procuraduría General de la República y las policías recién creadas en la entidad. Sostuvo que la delincuencia organizada se encuentra desarticulada, muchos de sus líderes han sido abatidos y otros están rindiendo cuentas ante la justicia. Muchas comunidades asediadas ahora pueden salir a las calles y han recuperado negocios y formas de vida.

En materia económica se implementaron 250 acciones para impulsar la economía, con un presupuesto de más de 40 mil millones de pesos; se recuperaron instituciones, se depuraron fuerzas policiacas estatales y municipales.

En cuanto a los grupos de autodefensa que surgieron en febrero de 2013, se generaron las vías institucionales para que su actuación se diera en el marco de la ley. ‘‘Hoy, que esas vías existen, no puede haber justificación alguna para actuar al margen de la legalidad’’.

Por su parte, Castillo indicó que la estructura criminal de Los caballeros templarios está prácticamente desarticulada. Se detuvo a 32 jefes de plaza y se abatió a dos de los principales jefes del grupo delincuencial: Nazario Moreno, El Chayo, y Enrique Plancarte, El Kike. ‘‘Es importante señalar que Servando Gómez, La Tuta, nunca fue el verdadero líder de esta organización criminal, sino la figura mediática que asumía este rol para permitir que el verdadero líder, Nazario Moreno, pudiera seguir actuando con total impunidad’’.

A partir de la intervención federal, subrayó Castillo, pasó de ser la figura mediática de un delincuente furtivo. ‘‘Existe, pero ya no da la cara; existe, pero ya no ordena ni incide en la vida pública. Hoy, como cualquier otro criminal perseguido por la autoridad, vive sólo para esconderse”.

Dijo que durante su gestión fueron detenidos el ex gobernador interino y ex secretario de Gobierno, Jesús Reyna; Rodrigo Vallejo, hijo del ex mandatario Fausto Vallejo; 225 servidores públicos, tres ex secretarios, ocho alcaldes, un tesorero, dos síndicos, 11 directores y tres subdirectores de seguridad pública municipal, así como ocho policías ministeriales, 29 estatales, 150 municipales, más los que resulten.

‘‘La Procuraduría de Michoacán aseguró 105 inmuebles con valor comercial superior a los mil millones de pesos, propiedad de líderes del grupo delincuencial. Sólo las propiedades del Kike Plancarte tenían un valor de más de 500 millones de pesos.’’

Indicó que el secuestro se redujo en el segundo semestre de 2014 en más de 90 por ciento. En 2013 fueron reportados 194 raptos; en el segundo semestre del año pasado se contabilizaron únicamente 13, todos ellos resueltos.

Fueron desarticuladas 375 bandas delictivas, decomisado más de un millón de toneladas de mineral de hierro que era extraído ilegalmente de minas ubicadas en Lázaro Cárdenas, Arteaga y Tumbiscatío. En madera fueron más de 50 mil toneladas.

Fuente: la jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *