Donald Trump dice que dejará la Casa Blanca si el Colegio Electoral vota por Biden

PUNTOS CLAVE

Cuando se le preguntó si dejaría la Casa Blanca si el Colegio Electoral vota por Biden, Trump dijo: “Ciertamente lo haré. Ciertamente lo haré. Y lo sabes.”

Pero Trump dijo que sería difícil para él ceder porque “sabemos que hubo un fraude masivo”, sin ofrecer ninguna evidencia concreta de irregularidades en la votación generalizadas.

Biden ganó las elecciones con 306 votos del Colegio Electoral, muchos más de los 270 requeridos, frente a los 232 de Trump, y los electores están programados para reunirse el 14 de diciembre para formalizar el resultado.

Ayer Jueves, el Presidente de E.U. Donald Trump, dijo que si el Colegio Electoral vota por Joe Biden dejará la casa Blanca y reiteró las acusaciones infundadas de fraude electoral masivo.

Sus declaraciones a la prensa fueron que si Biden quién debe jurar el 20 de enero como presidente , es declarado oficialmente por el Colegio Electoral, dejará la Casa Blanca.

Cuando se le preguntó si dejaría la Casa Blanca si el Colegio Electoral vota por Biden, Trump dijo: “Ciertamente lo haré. Ciertamente lo haré. Y lo sabes.”
Pero Trump dijo que sería difícil para él ceder porque “sabemos que hubo un fraude masivo”.

“Fue una elección amañada … al más alto nivel”, insistió Trump en su discurso a divagante y violento sin ofrecer ninguna prueba o evidencia de las irregularidades en la votación generalizada.

Esta fue la primera vez que Trump hizo declaraciones ante la prensa desde el día de las elecciones y, en ocasiones, se volvió agresivo.

En los Estados Unidos, un candidato se convierte en presidente al obtener la mayor cantidad de votos “electorales” en lugar de ganar la mayoría del voto popular nacional. Los electores, asignados a los 50 estados y al Distrito de Columbia en gran parte en función de su población, son leales al partido que se comprometen a apoyar al candidato que ganó el voto popular en su estado.

Para ganar la elecciones se necesitan 270 votos del Colegio Electoral, Biden ganó las elecciones con 306 y Trump obtuvo 232 votos, y los electores están programados para reunirse el 14 de diciembre para formalizar el resultado. Biden también lidera a Trump por más de 6 millones en el recuento de votos populares.


Transición presidencial: la administración Trump se resiste al presidente electo Biden

Hasta ahora, Trump se ha negado a reconocer plenamente su derrota, aunque a principios de esta semana, con la creciente presión de sus propias filas republicanas, aceptó dejar que el proceso de transición de Biden procediera oficialmente.

Los frenéticos esfuerzos de Trump y sus asesores para anular los resultados en estados clave, ya sea mediante demandas o presionando a los legisladores estatales, han fracasado y se está quedando sin opciones.

“El presidente electo Biden ganó 306 votos electorales. Los estados continúan certificando esos resultados, el Colegio Electoral pronto se reunirá para ratificar ese resultado “, dijo Michael Gwin, portavoz de la campaña de Biden, cuando se le preguntó sobre los comentarios de Trump. “Biden prestará juramento como presidente el 20 de enero de 2021”.

Al demostrar que tiene la intención de permanecer en la refriega política hasta el final de su mandato, Trump dijo el jueves que viajaría el 5 de diciembre a Georgia, un estado que alguna vez fue sólidamente republicano que perdió por estrecho margen ante Biden, para hacer campaña por dos candidatos republicanos al Senado de los Estados Unidos.

Las dos elecciones de segunda vuelta en Georgia el 5 de enero determinarán si los republicanos mantienen su mayoría en el Senado. “Solo quiero decirle a mi gente: no se decepcionen todavía porque esta carrera está lejos de terminar”, dijo Trump.

Biden y Trump permanecen cerca de casa en medio de la pandemia

Biden y Trump se quedaron cerca de casa para celebrar el Día de Acción de Gracias el jueves mientras la pandemia de coronavirus se extendía por todo el país. Biden pasó las vacaciones en la pequeña ciudad costera de Rehoboth, Delaware, donde él y su esposa Jill tienen una casa de vacaciones.

Los Biden recibirán a su hija Ashley Biden y su esposo, el Dr. Howard Kerin, para la comida navideña. El exvicepresidente, que apareció con su esposa en un mensaje de video publicado en su cuenta de Twitter el Día de Acción de Gracias, dijo que su familia suele celebrar una gran reunión en la isla de Nantucket frente a Massachusetts, pero que permanecería en Delaware este año “con solo un grupo pequeño alrededor de nuestra mesa ”debido a la pandemia.

En el discurso de estilo presidencial a una nación que ha perdido más de 260.000 vidas por el coronavirus, el presidente electo demócrata dijo que los estadounidenses estaban haciendo un “sacrificio compartido por todo el país” y una “declaración de propósito común” al quedarse en casa. con sus familiares inmediatos.


“Sé que esta no es la forma en que muchos de nosotros esperábamos que pasáramos nuestras vacaciones.

Sabemos que un pequeño acto de quedarse en casa es un regalo para nuestros compatriotas ”, dijo Biden. “Sé que vienen días mejores”.

A Trump a menudo le gusta celebrar las fiestas en su resort Mar-a-Largo en Florida. Pero el jueves permaneció en el área de Washington, pasando parte de la mañana en su Trump National Golf Club en Virginia, donde jugó una ronda de golf.

Fue muy diferente al año pasado cuando hizo una visita sorpresa a Afganistán, donde sirvió pavo a las tropas estadounidenses antes de sentarse a cenar con ellos el Día de Acción de Gracias. Esta vez, Trump habló por enlace de video desde la Casa Blanca a miembros del ejército en el país y en el extranjero.

En contraste con Biden, quien suplicó a los estadounidenses que celebraran la festividad de manera segura usando máscaras y distanciándose socialmente, Trump en su proclamación de Acción de Gracias el miércoles instó a los estadounidenses a “reunirse” para la festividad.

El jueves, el presidente tuiteó “¡FELIZ ACCIÓN DE GRACIAS!” en respuesta a la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos a última hora del miércoles de impedir que el estado de Nueva York imponga límites de asistencia a los servicios religiosos. El gobernador Andrew Cuomo desestimó el fallo por considerarlo “irrelevante” y dijo que se relacionaba con áreas específicas que ya no se consideraban de alto riesgo.

CON INFORMACIÓN DE: CNBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *