A los medios de comunicación masiva

A los medios libres de comunicación

A la gente de buen corazón

En la madrugada del sábado pasado, un grupo de encapuchados, autodenominado Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), entró por la fuerza en la Casa escuela “Multiversidad de la vida”, antes Casa del estudiante Vladimir Ilich Lenin, en Morelia, sacó violentamente a sus moradores con la pretenciòn adueñarse del espacio.

Llevaban como escudo a familias humildes, con mujeres y niños, a las que les prometieron un lugar de hospedaje para sus hijos. Para justificar el despojo, a las pocas horas sacaron un comunicado diciendo que la Casa Lenin se había desviado de los principios (marxistas) por los que fue creada hace veinticinco años: ellos van a regresarla al redil.

E inmediatamente publicaron una convocatoria fantasma invitando a estudiantes sin recursos para que residan en la Casa, que pasaron a denominar “La comuna París”.No debe extrañarnos este despliegue de consignas. El FNLS es experto en utilizar las palabras y los gestos “revolucionarios” como cortina de humo. Cualquiera que discrepe mínimamente con sus posiciones, enseguida será tachado por la organización como puerco capitalista, reaccionario, charro, paramilitar, vendido, etc.

Ellos tienen la Verdad. Su estrategia para vencer es amedrentar con la fuerza, asumir una posición victimista y gritar alto, siempre más alto, mucho más alto. Si no comulgas totalmente con su Credo, eres el enemigo. Acaban de ejercer este matonismo sobre Gildardo Noble Pano, un activista que durante años simpatizó con el Frente y que criticó duramente las acciones recientes sobre la Casa Lenin. “Si eres realmente el Noble que nosotros conocemos, si aún eres el Gil de aquellos tiempos…” (dicen en un comunicado), rectifica –o calla para siempre– porque pasas a ser nuestro enemigo y vamos por ti…En realidad, el modus operandi del Frente no tiene nada de original.

Lo encontramos en muchos grupos que utilizan un discurso de la extrema izquierda para imponer sus doctrinas autoritarias. Es la estrategia que siguieron los estalinistas para llegar al Poder (no es extraño que ciertos miembros destacados del FNLS se presenten en las redes sociales con el sobrenombre de Stalin) y que asumen no pocas bandas terroristas.

Utilizan como escudo a las familias más desfavorecidas, con poco que perder, a las que prometen apoyos que (como hace el Estado) luego administran a cuenta gotas para garantizar su dependencia a la organización.

Con una inquietante habilidad, se cuelan en las organizaciones de izquierdas, recaban información y cuando se ganan la confianza, pasan a la siguiente fase: las dividen, las destruyen y se apropian de los territorios en resistencia.

A menudo han sido señalados por quienes han sufrido sus ataques como paramilitares y como grupo de choque, porque con sus prácticas de destrucción del tejido social y político (de la izquierda rebelde) hacen el trabajo sucio del Estado. No resulta difícil poner ejemplos de este modo de actuar. En Chiapas, la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ) ha señalado repetidamente al FNLS como grupo paramilitar. Esta organización y otras campesinas de izquierda los han vinculado con el grupo terrorista Ejército Popular Revolucionario (EPR).

Dicho vínculo resulta bastante evidente, por mucho que el FNLS, para poder hacer bien su trabajo, se esfuerce por ocultarlo. Los zapatistas develaron pronto la vocación autoritaria de la pareja dispareja FNLS-EPR y en un histórico comunicado de 1996 rompieron toda relación con la misma: “Ustedes luchan por la toma del poder. Nosotros por democracia, libertad y justicia. No es lo mismo. Aunque ustedes tengan éxito y conquisten el Poder, nosotros seguiremos luchando por democracia, libertad y justicia”.

Descubrieron al lobo disfrazado de abuelita.En Michoacán, La Casa Lenin y su proyecto ya había sufrido esas prácticas; entre 2001 y 2003 el FNLS, antes la organización Ricardo Flores Magón intentó tomar y someter de mala fe a esta Casa del Estudiante. Mediante ofrecimiento condicionado de plazas -éstas administradas por los maestros afiliados a esa organización e incrustrados en puestos de la dirigencia sindical-, intentaron cooptar a algunos miembros del proyecto Lenin, sin considerar perfiles, ni preparación alguna. De ese modo se buscaba la división, la fracturación de la Casa Lenin y su proyecto y la consecuente apropiación de éstos por parte de tal organización paramilitar. En 2012, el FNLS intentó nuevamente llevarse a la Lenin a su proyecto político, y con ello desarticular el Proyecto Lenin, hoy Proyecto Andar Con y En Nuestros Pueblos.

Como primer paso, a principio del ciclo escolar infiltró a algunos “cuadros”; luego, aprovechando que la mayoría de habitantes ya aceptados por la Asamblea (moradores) estaban ausentes, dichos “cuadros”, en calidad de “aspirantes” convocaron ,ilegalmente, a asamblea general e intentaron modificar los documentos básicos, y con ello impedir que los moradores al volver ingresaran al inmueble. De ese modo, la Lenin pasaría a ser del FNLS. En ambos casos la Asamblea de la Casa Lenin y su Proyecto lograron frenar tales golpes.Hoy nuevamente el FNLS tiene sus ojos puestos en Michoacán.

Ha intentado penetrar en diversas comunidades indígenas autónomas para hacerse del “Poder” dentro de ellas, desarticularlas y “acumular fuerzas” con los residuos. En Santa Fe de la Laguna, una comunidad con larga tradición de lucha y de defensa del territorio, los tienen vetados en las asambleas, de los cargos y de realizar actividades políticas en su espacio. El FNLS no se quedó parado: robó un carro de valores y señaló como responsables a los comuneros de esta comunidad.

Este tipo de traiciones y calumnias son comunes en el Frente, pues como advertían los zapatistas, su obsesión es hacerse del Poder e imponer su proyecto tiránico.Hace unos días, el FNLS se apoderó de las instalaciones de la CNTE Michoacán, provocó una intervención de la policía estatal (que se llevó detenidos a los sindicalistas) y generó una grave fractura en la organización sindical. Ahora le tocó a la Casa Lenin Multiversidad de la Vida, que lleva varios años explorando una vía propia de acción política, responsable y abierta. Es un ataque hacia sus propios hermanos y una traición que debemos desaprobar enérgicamente como ciudadanos comprometidos con la izquierda rebelde y la resistencia.

La respuesta que merecen los simpatizantes del Frente es la misma que en su momento expresaron los zapatistas en el comunicado citado: “Sigan ustedes su camino y déjenos seguir el nuestro. No nos salven ni nos rescaten. Cualquiera que sea nuestro destino, queremos que sea nuestro”.

Firmantes:Casa Lenin-Multiversidad de la vida y Proyecto organizativo “Andar con y en Nuestros Pueblos”, Comunidad Ecológica Jardines de la Mintsita, comuneros de la comunidad indígena p’urepecha de Nurio, comuneros de la comunidad indígena de Comachuen, comuneros de la comunidad indígena p’urepecha de San Felipe de los Herreros, Comunidad Indígena Otomi de San Felipe de los Alzati, Comunidad Otomí de Ziráhuato de los Bernal, “Feria del Agua y Tianguis la Gotita”, Colectivo “Las Puntadas”, “La escuelita”, Colectivo jarhoajperakua, Instituto Indígena Universitario, Preparatoria indígena de Santa Fe, Partido Revolucionario de l@s trabajador@s(PRT), Biblioteca Comunitaria Ambulante de Comachuen, Caravana Mesoamericana por el buen vivir de los Pueblos en resistencia “Chanti Ollin”, Colectivo de Vivienda Kambalache, Colectivo “Sonidos del Mundo”, Fatima Prieto Razo, Emmanuel Huerta Escobedo, Teresa Hernández Montero, Yutzin Murillo, Carla Gómez, Lastenia Villanueva Cornejo, Organizacion Politica de los Pueblos y los Trabajadores, Nueva Central de Trabajadores, Red Intrusas, Red Interuniversitaria de Feministas Contra Violencia Sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *