Con votos de Morena, el PRI y parte del PRD, la Cámara de Diputados crea la Guardia Nacional

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Con un mando civil a la cabeza y la creación de una junta mixta, con jefes del Estado Mayor de las secretarías de Seguridad, Marina y Defensa Nacional, se aprobó en la Cámara de Diputados la nueva Guardia Nacional.

El PRI y el PRD fueron clave para superar las dos terceras partes de los votos que Morena requería para reformar 13 artículos de la Constitución y dar paso a la conformación de la nueva institución que combatirá la inseguridad.

Se requerían 334 votos, sin embargo, la Guardia Nacional logró el respaldo de 362 votos, pero también dividió al PRD, mientras que algunos legisladores del PRI optaron por salirse.

La reforma sólo tuvo cuatro abstenciones, de los cuales tres fueron de Morena: Tatiana Clouthier, Hugo Ruiz Lustres y Lidia García Anaya.

Además, 119 diputados votaron en contra y fueron encabezados por el PAN, Movimiento Ciudadano y una parte del PRD.

De los 20 legisladores con que cuenta oficialmente el PRD, seis votaron a favor de la reforma: Emmanuel Reyes Carmona, Héctor Serrano, Mauricio Tolero, Raymundo García, Luz Estefanía Rosas Martínez y Teófilo García Corpus.

Este último ya renunció al PRD y se unió a Morena, pero aún no se oficializa.

Y entre los que se salieron o estuvieron presentes, pero no emitieron su voto, estuvieron los priistas Claudia Pastor y Fernando Galindo Favela, así como el petista Gerardo Fernández Noroña.

Policías municipales no podrán ser disueltas

Durante el cabildeo y luego de una semana de foros de consulta, los gobernadores y presidentes municipales lograron que se eliminara la facultad de disolver las policías locales y retirarles el dinero para trabajos en pro de la seguridad, luego de algunas evaluaciones.

En cambio, se estableció que el Sistema Nacional de Seguridad Pública implemente “un esquema de fortalecimiento del estado de fuerza y las capacidades institucionales de los cuerpos policiales, bajo objetivos cuyos resultados sean verificables”.

El PRI se justifica

“Es momento de hacer algo más de lo que hasta ahora hemos venido haciendo. No sólo el presidente de la República se comprometió en su campaña con alcanzar la paz, lo hicimos todos: diputados, senadores, gobernadores y alcaldes”, dijo desde la tribuna el legislador y exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, al justificar su voto a favor.

Y añadió, “después de muchas horas de análisis, consulta y debate, queremos entregarle a los mexicanos una institución de carácter civil, disciplina y compromiso social que enfrente el reto de traer la tranquilidad a las grandes ciudades, caminos, pequeñas poblaciones”.

Detrás de la constitución del texto, dijo, hay un ejercicio democrático y de apertura. “El espacio de tiempo que media entre la emisión del dictamen y esta sesión, se llenó con ricas y aleccionadoras consultas y trabajo… es innegable que el ejercicio democrático dejó provechosos frutos y una nueva propuesta legislativa”.

Luego enumeró las bondades de la nueva Guardia Nacional:

“Construimos una Guardia bajo el mando y tutela de civiles, el texto lo deja claro; se organiza y coloca dentro de una dependencia civil y con conducción civil… respeto a los derechos humanos. Hay una enorme diferencia entre lo que hoy votamos y el original”.

El PRI, que desde el 20 de diciembre pasado dejó en el aire su voto y hacía prever un respaldo a la creación de la Guardia Nacional, destacó que hoy “escuchamos el clamor de los mexicanos… en esto ponderó el PRI el voto. En el texto están muchas de nuestras palabras y nuestra intención de cambiar para bien la situación que vive México”.

“En nosotros se cuenta con una oposición que sabe su papel”, sostuvo el legislador priista, y añadió: “Mi grupo me dijo que dejara en claro que no regateáramos nada, al esfuerzo de paz, pero también decirles que se requiere, además de la Guardia Nacional, políticas públicas que reconstruyan el tejido social”.

Y cerró diciendo: “El PRI, después de muchas horas de discusión, ha decidido votar en favor de la reforma constitucional, lo hace pensando en México”.

Faltan leyes complementarias

La nueva corporación, de acuerdo a la nueva confección, es “una institución policial de carácter y dirección civil denominada Guardia Nacional, responsable de las tareas de seguridad pública para la salvaguarda de la vida, la libertad, la integridad y el patrimonio de las personas, la preservación de los bienes y recursos de la Nación, así como la colaboración con las entidades federativas en los objetivos anteriores”.

En el artículo 21 de la Constitución se establece que, en su ley orgánica, la cual se expedirá en los siguientes 90 días, se fijará la estructura orgánica, que estará adscrita a la secretaría del ramo de seguridad y que tendrá “una Junta de Jefes de Estado Mayor compuesta por integrantes de las dependencias de los ramos de Seguridad, Defensa Nacional y Marina”.

El mismo artículo establece que la formación y capacitación de los miembros de la Guardia Nacional se regirá por “doctrina policial fundada en la disciplina, el acatamiento de las órdenes superiores, el respeto a los derechos humanos y la perspectiva de género”.

El artículo 21 también aclara que la Guardia Nacional “será de carácter civil, disciplinado y profesional”.

El artículo 73 ordena la creación de sus leyes secundarias como la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, que se deberá expedir en los siguientes 90 días posteriores a la publicación en el Diario Oficial de la Federación de las reformas constitucionales.

Además, de la Ley sobre uso legítimo de la fuerza y la Ley General del Registro de Detenciones, “garantizando el respeto de los derechos humanos”; ambas deberán expedirse en los siguientes 120 días de aprobados los cambios a la Constitución.

Los transitorios, que en la última versión del dictamen eran siete, se redujeron a cuatro. Uno tiene que ver con los tiempos para expedir las leyes secundarias, pero también refiere que, al entrar en vigor, la Guardia Nacional se conformará con elementos de la Policía Federal, la Policía Militar y la Policía Naval que determine el presidente de la República.

Y que, en tanto se expide la ley, la Guardia Nacional hará las funciones de la Policía Federal, es decir, atacar el crimen organizado, y, se establece que: “El Ejecutivo federal designará a los integrantes de los órganos de dirección superior de dicha corporación (Guardia Nacional)”.

El dictamen también fue modificado en su artículo 16 de la Constitución, que antes hablaba de que los detenidos serán “sin demora” puestos a disposición exclusivamente ante autoridades de carácter civil y que “de inmediato” se hará un registro.

Ahora sólo se indica que los “detenidos deberán ser puestos a disposición en instalaciones de las autoridades civiles que correspondan”.

El PAN advierte de un “incalculable riesgo”

Pero si Morena encontró en el PRI los votos que requería, del extremo de la derecha se topó con una férrea critica.

El PAN, que cuenta con 78 votos, destacó que en el dictamen “se advierte un incalculable riesgo, amenaza real que sobrepasa el ámbito de la seguridad pública y que podría atentar contra el sistema de nuestras libertas individuales, las de todos nosotros. Un riesgo que, si se materializa, en dos semanas, dos meses, dos años, quizá para entonces ya no haya vuelta atrás”, dijo el panista Jorge Romero Herrera.

Luego acusó Morena de “simular” que es mando civil y sostuvo que se militarizará la seguridad pública: “Ustedes pretenden que las fuerzas de combate (miliares), ahora sean quienes patrullen nuestras calles y generen órdenes de aprehensión, cateo, tenga facultad de investigación y hasta intervenir llamadas”.

Y cerró: “Si esta reforma logra que ustedes cumplan y el gobierno, con sus metas en materia de inseguridad, ¡benditos serán ustedes y sus reformas! Si esta reforma logra la actualización de una amenaza de totalitarismo de este país, entonces cargarán ustedes con la responsabilidad histórica y social, ¡y que sea para este país lo que Dios quiera!”


Fuente: Proceso.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *