DENUNCIA CIUDADANA ANTE EL TRIBUNAL PERMANENTE DE LOS PUEBLOS :Historia del tiradero tóxico en el cerrito de la cruz en Salamanca Guanajuato.

 

DENUNCIA CIUDADANA ANTE EL TRIBUNAL PERMANENTE DE LOS PUEBLOs

 

En 1995 hace aproximadamente 18 años la empresa “Químicos y Derivados” S.A. (QUIDESA) compró o rentó unos terrenos ejidales en el “Cerrito de la Cruz”, cuyos propietarios son del rancho de San José de Uluapa, que primeramente se rentaron para extracción de material pétreo “tezontle y tepetate”, en los cuales se hicieron unos socavones para construir varias carreteras, entre ellas el libramiento carretero Irapuato Valle de Santiago-Celaya, socavones que tenían entre 20, 30 y hasta cuarenta metros de profundidad, el problema inició cuando comenzaron a tirar sus residuos de la producción de esta empresa, que son a base de petrolatos derivados del petróleo y que en contubernio con autoridades del municipio, en la época, les autorizaron los permisos; la empresa con engaños y dádivas les dijo a los habitantes del rancho que estos desperdicios serían en un futuro, al quemarse, fertilizante para sus tierras, (esto dicho por los mismos habitantes de la comunidad), además les ayudaron a los habitantes de la zona a construir pozos y la capilla del lugar, dándole al ese entonces delegado una fuerte cantidad de dinero. Así fue como empezaron a tirar todos sus desperdicios los cuales eran en ese entonces un material que se asemejaba al chapopote pero con un olor sumamente desagradable.

En ese entonces las personas que vivíamos en el entorno éramos aproximadamente mil habitantes ya que eran solo el fraccionamiento Humanista 1 y los ranchos San José de Uluapa, Santo Domingo, La Cal y Uruétaro que estaba un poco más lejos. El Cerrito de la Cruz era emblemático de la ciudad, en donde los habitantes de Salamanca hacían peregrinaciones a su capilla, la cual estaba en la parte superior del cerro, ahora encontrándose abandonada, lugar que por años fue símbolo de los habitantes de Salamanca, junto con el Cerro de la Cal que está enfrente del de La Cruz donde se veneraba a San Isidro Labrador y la Virgen del Rayo, los cuales bendecían las cosechas y moderaban el agua según las creencias de los lugareños y a las cuales se les veneraban haciendo peregrinaciones desde el centro de Salamanca que en ese tiempo estaba como a 6 kilómetros del lugar.
En estas fechas dicho tiradero aún se encuentra y ha sido removido a varias oquedades, algunos de ellos ya emparejados, en los cuales fueron depositados miles de toneladas de desperdicios, tantos y tan variados que las mismas dependencias de ecología no saben la cantidad y todos los componentes que ahí existen, también es importante mencionar que sin importar todos los años que ha sido contaminada esa zona, jamás se ha delimitado el área con los señalamientos que deberían por el tipo de desperdicios que se encuentran allí, es decir que cualquier persona puede llegar al lugar, siendo advertidos solo por un pequeño anuncio que dice “No entrar, propiedad privada” pero que no dice lo peligroso que es estar en ese lugar.
En el 2001, aproximadamente, unos jóvenes de la secundaria Albino García al escapar de sus clases decidieron ir a “jugar” a esa zona, cayendo uno de ellos a los “lodos”, quedando atrapado y muriendo en el acto y otro de ellos que trato de rescatarlo metió una pierna la cual se le en gangrenó; de ello han pasado muchos años en los cuales sin darnos cuenta del grave problema de salud que nos representa este tiradero tóxico en el cual ya hay varias denuncias penales y ciudadanas, la penal por el sentido deceso del joven y las ciudadanas ante la SEMARNAT por el daño que esta haciendo entre los habitantes del lugar, que además ahora no somos la pequeña muestra de cuando inició, se han sumado decenas de miles de ciudadanos, y al igual que nos hemos sumado nosotros, se han sumado no cientos, si no miles de toneladas de desperdicios tóxicos; además hay escuelas como la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Guanajuato, la primaria Narciso Mendoza, el jardín de niños Francisco Gabilondo Soler y el CONALEP, además de empresas donde trabajan grandes cantidades de personas, contando que alrededor del tiradero se continúan construyendo casas habitación.
2.- ¿QUIÉNES SOMOS?
Ciudadanos libres y conscientes afectados por los gases desprendidos por el tiradero tóxico de Salamanca Guanajuato, coordinado por el ciudadano Fernando Baca Amador ,el consejo consultivo ambiental municipal de Salamanca y el Frente Regional Ciudadano en Defensa de la Soberanía.
3.- ¿CUÁLES SON NUESTROS AGRAVIOS?
Enfermedades gastrointestinales respiratorias y diferentes tipos de cáncer así como graves daños a nuestro entorno ecológico por humos y cenizas tóxicas además de filtración a los mantos acuíferos de los lixívianos ya que por su composición del cerrito (tezontle y tepetate) es muy filtrable.
4.- ¿QUIENES SON LOS RESPONSABLES?
QUIDESA

Hagamos juntos que retiren los desperdicios tóxicos del Cerrito de la Cruz en Salamanca Guanajuato

 

FIRMA LA PETICIÓN:

&nbshttps://secure.avaaz.org/es/petition/limpieza_del_cerrito_de_la_cruz_de_Salamanca_GUANAJUATO_de_desperdicios_toxicos/?fZtsIeb&pv=49p;

34 thoughts on “DENUNCIA CIUDADANA ANTE EL TRIBUNAL PERMANENTE DE LOS PUEBLOS :Historia del tiradero tóxico en el cerrito de la cruz en Salamanca Guanajuato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *