El Consejo Supremo Indígena de Michoacán rechaza totalmente la Iniciativa de Ley para el Desarrollo Agrario porque contribuye a despojar y destruir los territorios ejidales y comunales de las comunidades originarias

FOllOW US Facebooktwitteryoutubemail

El Consejo Supremo Indígena de Michoacán rechaza totalmente la Iniciativa de Ley para el Desarrollo Agrario porque contribuye a despojar y destruir los territorios ejidales y comunales de las comunidades originarias 

Tratándose de facto de una nueva reforma neoliberal que convalida el Procede.

Señalaron que con base en el artículo 6 del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, exigen a la Cámara de Diputados y Senadores que realice una consulta libre, previa e informada sobre esta Iniciativa de Ley y sobre sobre las políticas administrativas o legislativas que los afecten.
“Exigimos justicia para los casos de desaparición forzada de los pueblos originarios de Michoacán, rechazamos categóricamente la “reconciliación” con los asesinos de las comunidades originarias. Ni perdón, ni olvido. Justicia, memoria y dignidad”.
Por medio de un comunicado enviado a la Cámara de Diputados y al Senado de la República, exigen el reconocimiento constitucional de los Consejos de Gobierno Comunal, las Rondas Comunales y los Jueces Tradicionales y se legisle sobre la entrega del presupuesto directo para las comunidades indígenas que así lo soliciten mediante sus respectivas asambleas generales.
Desconocen categóricamente a la Gubernatura Nacional Indígena y la Gobernadora Estatal Indígena del Estado de Michoacán Denisse Ramírez, por no haber sido consultados en ningún momento sobre su designación, no ser de una comunidad indígena y no representarnos de ninguna manera, y anunciaron que impugnaran jurídicamente su designación ante todas las instancias correspondientes.
De igual manera, desconocen totalmente a Celerino Felipe Cruz, Abundio Marcos Prado, Abelardo Torres Cortez, Alfonso Vargas Romero y Rogelio Mercado Damián como interlocutores de las comunidades originarias, por ser burócratas indígenas sin principios, que han trabajado al servicio del mejor postor y en detrimento de los intereses de las comunidades, privilegiando únicamente sus intereses personales.

“Dejamos claro que no nos representan de ninguna manera y que combatiremos su designación en cualquier espacio burócrata, además de que tomaremos permanentemente las instalaciones donde sean designados”.

Indicaron que no están de acuerdo con la creación del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, “proponemos en contraparte la creación de una Secretaria para la Atención Integral de los Pueblos Originarios, a la que se le designe un presupuesto en legitima correspondencia con el número de habitantes de los pueblos indígenas”.

El Consejo Supremo Indígena de Michoacán, consejo autónomo e independiente de gobiernos, partidos políticos y órdenes religiosas, está conformado por autoridades civiles, comunales y tradicionales de más de 50 comunidades: Santa Fe de la Laguna, Caltzontzin, San Felipe de los Herreros, Cocucho, Zirahuén, Apo del Rosario, Capácuaro, Huecorio, San Ángel Zurumucapio, Jicalán, Tahuejo, Zopoco, Pamatácuaro, Sicuicho, Cuanajo, Sevina, San Andrés Tziróndaro, Jucutacato, Corupo, Angahuan, Carapan, Rancho Seco, Comachuén, Paracho, Santa Ana, Cheranástico, Naranja de Tapia, San Benito, San Antonio, Aranza, Tirindaro, Agua Verde, Quinceo, Tomendan, Nuevo Zirosto, Condembaro, La Tinaja, Urapicho, Turián Bajo, Santa Rosa, Arato, Comanja, Zipiajo, Pomacuarán, Ahuirán, Santa Catarina, 18 de Marzo, Santa Gertrudis, La Virgen, La Escondida, San Andrés Coru, San Juan Tumbio, San Francisco Periban, Ichán, entre otras.

AM.MX/fm

SHARE: Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *