A solicitud de la Fiscalía General de Justicia del estado de Michoacán, el Instituto Nacional de Migración (INM) emitió hoy una alerta migratoria para evitar que Diego Urik Mañón Melgoza, quien es señalado como presunto autor del feminicidio de la joven Jessica González Villaseñor, pueda evitar la acción de la justicia.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo pidió la colaboración de todas las autoridades estatales para impedir la posible salida del territorio nacional del presunto feminicida.

“@INAMI_mx informa que, impuso una alerta migratoria a Diego Urik M. a solicitud de la @FiscaliaMich para la identificación de su posible salida del territorio nacional, toda vez que se presume que podría abandonar México con la finalidad de sustraerse de la acción de la justicia”, se lee en la alerta.

Ayer la FGJ de Michoacán ofreció una recompensa de un millón de pesos para quienes aporten información útil sobre el paradero de Mañón Melgoza.

De acuerdo con las autoridades michoacanas, el presunto feminicida tiene 18 años, mide 1.80 metros de altura, es de complexión delgada atlética, tiene la cara ovalada, el cabello castaño claro ondulado, la frente mediana, la ceja poblada, los ojos cafés claro, la nariz mediana de base recta, y la boca mediana de labios delgados.

Como señas particulares, las autoridades dijeron que el joven tiene cuatro tatuajes, uno en la espalda en forma de una mano con un ojo en su centro, otro en la costilla con figura de dos serpientes, uno debajo de la clavícula con la leyenda “TASSION”, y uno más en la cadera de forma de tres triángulos.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A solicitud de la Fiscalía General de Justicia del estado de Michoacán, el Instituto Nacional de Migración (INM) emitió hoy una alerta migratoria para evitar que Diego Urik Mañón Melgoza, quien es señalado como presunto autor del feminicidio de la joven Jessica González Villaseñor, pueda evitar la acción de la justicia.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo pidió la colaboración de todas las autoridades estatales para impedir la posible salida del territorio nacional del presunto feminicida.

“@INAMI_mx informa que, impuso una alerta migratoria a Diego Urik M. a solicitud de la @FiscaliaMich para la identificación de su posible salida del territorio nacional, toda vez que se presume que podría abandonar México con la finalidad de sustraerse de la acción de la justicia”, se lee en la alerta.

Ayer la FGJ de Michoacán ofreció una recompensa de un millón de pesos para quienes aporten información útil sobre el paradero de Mañón Melgoza.

De acuerdo con las autoridades michoacanas, el presunto feminicida tiene 18 años, mide 1.80 metros de altura, es de complexión delgada atlética, tiene la cara ovalada, el cabello castaño claro ondulado, la frente mediana, la ceja poblada, los ojos cafés claro, la nariz mediana de base recta, y la boca mediana de labios delgados.

Como señas particulares, las autoridades dijeron que el joven tiene cuatro tatuajes, uno en la espalda en forma de una mano con un ojo en su centro, otro en la costilla con figura de dos serpientes, uno debajo de la clavícula con la leyenda “TASSION”, y uno más en la cadera de forma de tres triángulos.

La última vez Jessica González Villaseñor fue vista con vida fue el 20 de septiembre, cuando salió de su domicilio en la colonia Mártires de la Plaza de Morelia, en compañía de un joven identificado como Diego, y desde entonces se desconocía su paradero.

Tras ello, la familia presentó la denuncia correspondiente ante la FGE, pero denunciaron que las autoridades no emprendieron la búsqueda de la joven.

Por ello realizaron varias manifestaciones en la plaza principal de Morelia, para exigir que la joven apareciera con vida.

Durante la tarde del viernes 25 de septiembre, la Fiscalía informó que el cuerpo de la joven había sido hallado en una zona boscosa al sur del estado. Posteriormente, las autoridades informaron que Jessica tenía más de 72 horas de fallecida cuando fue encontrada.

De acuerdo con la dependencia, la principal línea de investigación apunta al sujeto que la vio por última vez con vida, y que ha sido identificada por familiares y organizaciones civiles como Diego.

“La principal línea de investigación lleva a establecer, de manera preliminar, una relación de carácter sentimental con el primordial implicado. sin que esto implique descarta alguna línea de investigación“, señaló el fiscal estatal Adrián López Solís en un mensaje a medios.

El funcionario detalló que el hallazgo del cuerpo se dio tras los datos obtenidos en las primeras indagatorias, y en el operativo participaron tanto elementos de las corporaciones locales y nacionales, como familiares de la joven.

Por otro lado, negó que existiera falta de voluntad en la búsqueda de la joven, como denunciaron familiares de Jessica.

“Una vez que se recibió la denuncia, se activó el mecanismo de búsqueda d ella Aleta Alba y se emprendieron los trabajos de gabinete para dar con la joven; se difundió la cédula de búsqueda; de manera simultánea se iniciaron las tareas de identificación y amistades de Jessica para recabar testimonios sobre la ubicación de la joven”, dijo.

CON INFORMACIÓN DE PROCESO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *