El SME ya es cooperativa y tendrá concesión para generar energía por 30 años.

Por Beatriz Flores


SME (2)
A poco tiempo están los ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro, de tener un fallo a su favor en el litigio que tienen contra el gobierno federal por haber extinguido sus fuentes de empleo hace casi seis años, para de ahí en adelante dar la vuelta a la página y comenzar a escribir una nueva historia ya como  una Sociedad Mercantil Generadora, con la capacidad de ofrecer servicios de calidad en materia de energía eléctrica.

Durante estos casi seis años, han sido muchas las batallas legales que han tenido que enfrentar, sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha fijado el plazo del 30 de septiembre, para que Comisión Federal de Electricidad, (CFE) haga entrega de todos los inmuebles que se adjudicaron e invadieron cuando en el 2009, Felipe Calderón decretó la extinción de Luz y Fuerza.

Felipe Francisco Jiménez Sánchez, subsecretario General división Juandhó,  dio a conocer que al recuperar las plantas y talleres propiedad del SME, así como 400 centros de trabajo, mismos que se encuentran en total abandono, se reactivarán gracias a la intervención del Grupo Fénix, con la empresa  Mota Engil, la cual financiará la reactivación y comercializará ya no solo en el centro del país, sino en todo México y a nivel internacional su producto.

Refirió que se firmó un memorandum de entendimeinto, en el que además de la recuperación de los 16 mil 500 empleos, se liquidará a quienes se han mantenido en resistencia.

En esta lucha, el gobierno federal se comprometió a otorgarle una concesión para el uso y explotación de 34 plantas  generadoras de electricidad, mediante un contrato de suministro de 25 años, mismo que asumirá la Secretaría de Energía y la Secretaría de la Función Pública.

Los 16 mil 599 trabajadores del SME firmarán el convenio de terminación de las relaciones individuales colectivas de trabajo ante la Junta de Federal de Conciliación y Arbitraje y se definirá la cantidad que corresponde a su liquidación.

En el documento se agrega en el Anexo A  del compromiso del uso y explotación de plantas eléctricas por un plazo de 30 años, sin que nadie les moleste durante este tiempo, ya que serán los cooperativistas quienes manejen este recurso, indica que de las plantas de generación consideradas en este acuerdo, se agrega la capacidad de las hidroeléctricas, que será de 300 a más de mil 700 megavatios en ciclos combinados, mismas que serán operadas por trabajadores del SME.

Quejas ante la PROFECO

 

SME (3)En este tiempo, han sido más de cinco mil quejas de usuarios de energía eléctrica, que han interpuesto su recurso de queja ante la Profeco, por los altos cobros, labor que también los agremiados del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME),  han asumido como reto propio y representado ante esta instancia a los quejosos, logrando que CFE deje de “acorralarlos” con la amenaza de cortar el servicio de energía, ya que n hay  una relación contractual entre esta empresa y el consumidor.

Los procedimientos en la PROFECO, a pesar de que han sido lentos, van rindiendo frutos, desahogándose un promedio de 40 audiencias por mes, que en poco tiempo esperan una resolución satisfactoria.

Esto fue mencionado por Adrián Barrera Almaraz, subsecretario del Trabajo, División Juandhó, del SME,  quien agregó que a partir de  que inicien operaciones con la Cooperativa,  además de poder competir en el mercado de la energía, ofreciendo una tarifa social, que no incremente sus costos como lo estuvo haciendo de manera agresiva CFE.

Agregó que en la zona centro que anteriormente operaba  Luz y Fuerza, son más de 12 millones de usuarios, de los cuales 9 millones no están pagándole a la empresa CFE, por haber excedido sus tarifas de manera indiscriminada, no obstante solo unos 5 mil han presentado su queja ante la Profeco.

Invitó a los usuarios a no permitir que empleados de CFE retiren el suministro de energía, si tienen adeudo, ya que no están facultados para ello, ni dejar que se lleven los medidores de energía, ya que con ello pretenden obligar a que se pague por el servicio; “acudan a presentar su queja ante la PROFECO, o con nosotros, les apoyamos para lograr que sus derechos estén salvaguardados, hasta que se dé la resolución que se busca en este conflicto creado por el gobierno federal, de llegar al “borrón y cuenta nueva”, con el claro compromiso de que a partir de ahí, podrán contratarse con la Cooperativa y llevar una relación cordial y de transparencia, con un precio justo por el uso de energía eléctrica”.

Revista presencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *