EPN provoca cacería brutal de inocentes por medio de escuadrones de la muerte

“En México existen aproximadamente 180 grupos llamados escuadrones de la muerte, todos ellos conformados por poco más de 200 mil personas, cuyo principal objetivo es realizar operaciones homicidas, logrando así el exterminio de organizaciones contrarias a ellos”, aseguró el Doctor Ricardo Monreal Ávila.

Dichos comandos están divididos en 4 grupos, los privados (que otorgan seguridad a quien los contrate); paralelos (tienen mayor relación con narcotraficantes y se dedican a la extorción y secuestro); insurgentes (las autodefensas) y Oficiales (los que provienen desde los núcleos de las fuerzas armadas, puntualmente ejército y marina).

“Los escuadrones de la muerte oficiales son contratados y pagados por el Estado, quienes cometen crímenes como los de Tlatlaya e Iguala. Los grupos están conformados por agentes, principalmente de la Marina y el Ejército, creados y adiestrados para exterminar, no es para detener y someter a proceso”.

La abogada Rosario Cáceres afirma “los escuadrones de la muerte en México siempre han existido, ya sea para delinquir o proteger al gobierno ante posibles levantamientos; Felipe Calderón y puntualmente el de Peña Nieto, han provocado una cacería brutal de inocentes. Por medio de los también llamados progubernamentales, es decir creados exclusivamente para reprimir a la subversión de las izquierdas”.

Y comenta “los escuadrones de la muerte conformados por las fuerzas armadas de México sí existen, el gobierno no podría dar paso libre a la investigación y detención de estos grupos, cuando éste (desde el sexenio de Felipe Calderón) los formó; lo siguiente es permitir que los militares que participan en actividades de seguridad pública cometan violaciones atroces de derechos humanos impunemente”.

“Los escuadrones de la muerte han existido desde siempre, en unos sexenios con mayor intensidad que otros, aunque hoy uno de los principales problemas es que Enrique Peña Nieto los ha tolerado, sabiendo que son grupos adiestrados por las fuerzas coercitivas del país, quienes mantienen una guerra sucia contra personas incomodas al régimen, son ellas a quienes se busca eliminar, incluidos los adversarios políticos” agrega Monreal Ávila.

Argumentado que “las muertes llevadas a cabo por estos grupos, se han convertido en falsos positivos, la misma estrategia colombiana, hoy en México, porque hoy con una simple acusación de que un individuo se encuentra vinculado con el crimen organizado, es suficiente, sin aportar pruebas, para llevarlo a la cárcel o argumentar que murió durante combate. Tan sólo en el sexenio de Felipe Calderón de 80 detenidos, solamente hubo un 6% averiguaciones previas, dejando sin libertad a cientos de inocentes”.

Según informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “el panorama de México es caótico, porque mientras el gobierno ha tratado de mantener una imagen que no corresponde con la realidad, las instituciones internacionales como Amnistía y Human Right Watch (HRW), plantean una escenario ‘terrorífico’ con respecto a los derechos humanos en el país, debido a que el gobierno no tiene ninguna respuesta coherente a la situación y por el contrario, pareciera ser permisivo con los llamados escuadrones de la muerte”.

Por su parte el Doctor Carlos Fazio enfatiza “el Estado decide quién es el ‘enemigo interno’, y al ser declarado como tal un individuo es colocado ‘fuera de la ley’, esto bajo el disfraz de la contención de estados delincuentes. Todo esto forma parte de una guerra de ocupación integral, basada en la intervención estadunidense, como parte de la dominación de espectro completo, proyecto diseñado por el Pentágono antes del 11 de septiembre de 2001, donde lo militar, lo económico, lo mediático y lo cultural tienen objetivos comunes y para alcanzarlos se debe controlar o eliminar a los grupos contestatarios, con ese objetivo nace los escuadrones de la muerte”.

“Siendo los escuadrones de la muerte, una estrategia del gobierno mexicano, el panorama es desolador, como ejemplo la tipificación de las desapariciones forzadas no llegará jamás. Hoy en 41% de las entidades federativas el delito de desaparición forzada continúa y seguirá, porque el gobierno no tomará las medidas necesarias para que la desaparición forzada y los falsos positivismos sean tipificados, demostrando formalmente que si Peña Nieto no quiere, es imposible la persecución del delito y el acceso a la justicia”, comenta Cáceres.

También agrega, que además de la existencia de falsos positivos, en la actualidad el gobierno de Peña Nieto mantiene de forma “abierta y cínica” el modelo castrense que rige a Colombia, esto significa que el Estado ha tomado como base de su estructura de ‘contención’ y contrainsurgencia, a los grupos de civiles armados en su favor, los cuales operan como escuadrones de la muerte.

Fazio asegura “con Peña Nieto existe una continuidad dentro de la política del exterminio, puntualmente contra los jóvenes, que son quienes se revelan y luchan para generar un cambio en México. Es así como se va produciendo la construcción del miedo, en donde la ‘guerra’ contra el crimen es un escenario idóneo para fabricar enemigos, actos que benefician al gran capital”.

“Los homicidios selectivos y sistemáticos son parte esencial de la guerra sucia que impuso Peña Nieto contra los civiles contrarios a su mandato, éstos a la par de los abusos cometidos, forman por parte de los actos de agentes del Estado, que deben ser denunciados por crímenes de lesa humanidad, porque han sido perpetrados contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque. Después de constituirse los crímenes de lesa humanidad, con urgencia el Estado debe investigar y sancionar a los responsables, pero ese no ha sido ni será el papel de Peña Nieto, porque el interés principal es atacar y desaparecer a las cabezas de los movimientos que están intentando rescatar al país que hoy se encuentra en harapos”.

Para Cáceres “la violencia y la desaparición forzada, por medio de escuadrones de la muerte, han sido características del priismo, tanto en el siglo XX como el XXl, fue así como esos gobierno pudieron subsistir, mediante un control total de masas inconformes. Hoy Peña Nieto ha visto en la renovación de la guerra sucia acontecida en los 80’s, la solución a los conflictos sociales que el pueblo ha mantenido en su contra, debido a la crisis económica, política y social que se padece. Y podría estar lográndolo al emular el proceder de algunas dictaduras militares de Suramérica, imponiendo la idea que no se aceptará, se ni reconocerá, cualquier pensamiento de ser opositor y si para ello debe enviar a matar lo seguirá haciendo, con apoyo de los escuadrones de la muerte fundados con marinos (nacionales y extranjeros) y el ejército en colaboración con agencias de inteligencia americana”.

 

EJÉRCITO

Fuente: https://revoluciontrespuntocero.com/

2 thoughts on “EPN provoca cacería brutal de inocentes por medio de escuadrones de la muerte

  • el abril 15, 2015 a las 4:20 PM
    Permalink

    haber … haber…. por un lado estos Sres. denostan al Presidente de México, Sr. Peña, de tonto ignorante, y cuanto adjetivo descalificativo les ocurre, y ahora le endilgan el de crear un sistema de desapáricones forzadas, un estado dictatorial, un sistema represivo de control cuasi cuasi fascista, para lo cual creo yo se necesita sino inteligencia, (la cual le han negado al Sr. Peña) si astucia, estrategia estrategia y una serie de elementos tácticos para el desarrollo de lo que denuncian, para mi ver es muy alarmante lo que dicen, me parece muy calenturiento y paranoico y sin sustento y fundamento. que existen hechos, asesinatos, abusos de poder y demas, no lo niego, lo que me pare infundado es la orquestacion que denuncian y creo solo prohíjan la maledicencia y la malformación sobre lo que realmente sucede en el pais.

    atte.
    auh

    p.d. y no es de mi agrado el Sr. Peña, ni soy priista,
    que conste

    Respuesta
    • el abril 30, 2016 a las 9:07 PM
      Permalink

      Pues por lo que leo en tu comentario me parece que si eres un activo admirador de Enrique Peña Miento… Si no ¿para que lo defiendes tan vehementemente de que su política no es asesina?

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *