CIENTÍFICA MEXICANA DESCUBRE COMO BLOQUEAR EL COVID-19

Mónica Olvera de la Cruz, quien encabeza una investigación de la Universidad de Northwestern, descubrió una nueva vulnerabilidad en la proteína espiga del nuevo coronavirus

La científica mexicana Mónica Olvera de la Cruz y su colega Baofu Qiao, ambos investigadores de la Universidad de Northwestern, descubrieron una nueva vulnerabilidad en la proteína espiga del nuevo coronavirus, que abre la puerta para un tratamiento potencialmente simple.

El hallazgo podría conducir a un tratamiento contra la enfermedad del COVID-19, que ha dejado 770 mil fallecimientos en el mundo y más de 20 millones de contagios, de acuerdo con el último corte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los científicos informaron que la proteína espiga del SARS-CoV-2 (virus que provoca el COVID-19) juega un papel crucial en el contagio. Es la responsable de la entrada en las células huésped y posibilita que el virus ingrese e infecte al cuerpo de las personas, según el estudio publicado el pasado 2 de agosto en la revista ACS Nano, de la Sociedad Estadounidense de Química.

Los investigadores usaron simulaciones a nivel nanométrico, en donde descubrieron un sitio cargado positivamente (conocido como sitio de escisión polibásico) ubicado a 10 nanómetros del sitio de unión real en la proteína de pespiga.

Los expertos señalaron que el SARS-CoV-2 cuenta con una proteína llamada ‘spike’, que es la responsable de engancharse a la célula que infecta al cuerpo del ser humano.

“Nuestro trabajo indica que bloquear este sitio de escisión puede actuar como un tratamiento profiláctico viable que disminuye la capacidad del virus para infectar a los seres humanos”, explicó Mónica Olvera, quien encabeza la investigación, en una entrevista para a la revista científica Phys.

“Nuestros resultados explican los estudios experimentales que muestran que las mutaciones de la proteína espiga del SARS-CoV-2 afectaron la transmisibilidad del virus”, aseguró la investigadora mexicana.

Con los datos de su investigación, Mónica Olvera de la Cruz y Baofu Qia pretenden asociarse con químicos y farmacólogos de la Universidad de Northwestern para diseñar un nuevo fármaco que sea capaz de contener los contagios del nuevo coronavirus.

Mónica Olvera de la Cruz estudió Física en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Su gran desempeño académico la llevó a recibir una beca para estudiar el doctorado en la Universidad de Cambridge. Actualmente es profesora en la Universidad Northwestern y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Fuente: EL FINACIERO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *