ESTADO FALLIDO: Frente a sus hijos, ejecutan en Iguala a activista que buscaba a desaparecidos

feretroNormaAngelicaBruno-720x362

México,   febrero 2015  La guerra sin cuartel del régimen usurpador contra los activistas, particularmente al sur del país, ha sido escalada brutal y desproporcionadamente. El trabajo de comunitarios y civiles en la búsqueda de víctimas de desaparición forzada está exhibiendo ante el mundo la consigna sanguinaria de los asesinos que se autonombran “gobierno”. Por eso les estorban tanto.

Tocó el turno a la activista Norma Angélica Bruno Román, integrante del grupo ciudadano que busca a familiares desaparecidos en fosas clandestinas. Esta mañana fue ejecutada a quemarropa en Iguala, frente a sus tres hijos, por dos sujetos a bordo de una motoneta.

La mujer de 26 años se dirigía al panteón Cristo Rey, previo al sepelio del otra víctima asesinada hace tres días en una cancha de futbol del centro del municipio, el joven José Ramón Bernabé Armenta. Norma Angélica transitaba con sus hijos sobre un camino de terracería, cuando dos jóvenes a bordo de la motocicleta la alcanzaron. Uno de ellos sacó un arma y abrió fuego contra ella.

Posteriormente, el sicario bajó del vehículo y la remató de un tiro en la cabeza, para después huir con rumbo desconocido.

Los hechos ocurrieron a mediodía casi delante de la “Gendarmería” (Policía Federal), que desde la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa asumió la “seguridad” en el municipio. Como es obvio, estos elementos en realidad fueron enviados por Peña para reprimir las movilizaciones y protestas por los normalistas. La “seguridad” es lo que menos les importa.

La activista era integrante de un comité ciudadano denominado Familiares de los Otros Desaparecidos, creado luego del hallazgo de fosas clandestinas y cadáveres en las inmediaciones de Iguala, develados durante las labores de comunitarios y civiles para dar con los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. Estas acciones terminaron destapando una brutal masacre en Iguala que venía ocurriendo mucho antes del crimen de Estado de Ayotzinapa.

Del 23 de noviembre pasado a la fecha, el grupo ha localizado y exhumado 48 cadáveres en fosas clandestinas ubicadas en los cerros del municipio. Sus integrantes se reúnen con peritos de la PGR en la parroquia de San Gerardo para tratar de identificar los cuerpos. Derivado de estos trabajos, al menos tres de los restos fueron identificados y entregados a sus familiares, entre ellos Carlos Sánchez Fernández, del municipio de Teloloapan, quien fue levantado el 2 de abril de 2013 presuntamente por policías municipales, según reportes oficiales citados por el semanario Proceso.

Familiares de Norma Angélica Bruno Román recibieron el cuerpo de la activista en su domicilio ubicado frente a la mencionada parroquia, donde reclamaron a los usurpadores la farsa de su “estrategia de seguridad” en Iguala, pues la violencia sigue desatada y los asesinatos de activistas están a la orden del día, quizá peor que antes de la invasión solapada del Ejército.

¿Qué esperaban de una bola de criminales que hicieron fraude para robarse el poder y están asesinando a sus opositores y luchadores sociales en todo el país

 

Proceso

2 thoughts on “ESTADO FALLIDO: Frente a sus hijos, ejecutan en Iguala a activista que buscaba a desaparecidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *