Exigen sanciones contra diputada priista que calificó a migrantes como “un peligro”

Foto: Octavio Gómez/Proceso
Foto: Octavio Gómez/Proceso

 

MÉXICO, D.F. (apro).- Organizaciones integrantes del Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria exigieron hoy a la diputada federal priista Patricia Peña Recio que se disculpe públicamente por sus declaraciones “racistas” y “xenófobas” contra los migrantes y pidieron al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) a que tome cartas en el asunto para sancionar a la legisladora.

El portal de noticias en línea Plumas Libres reportó que la diputada veracruzana afirmó que los migrantes en tránsito “son un peligro para la ciudadanía, ya que a donde llegan ejercen la prostitución, no tienen dinero y por eso andan allí asaltando a la gente”.

Y añadió: “Es importante que las personas migrantes estén circulando y no se queden en el municipio ni el estado, por eso lo primero que hicimos fue cerrar una casa en donde ellos recibían ayuda en otros lados”.

Según las organizaciones, estas declaraciones demuestran “la falta de conocimiento y sensibilidad de la diputada sobre el tema migratorio y una expresión de racismo y xenofobia”, aunado al hecho de que la priista se desempeña en la Cámara de Diputados como secretaria en la Comisión de Asuntos de la Frontera Sur-Sureste.

Informaron que durante la presentación del informe de Juan Isidro del Bosque Márquez, diputado del Distrito 15 de Orizaba, en Veracruz, la misma diputada “pidió que se cierren más albergues de ayuda a migrantes para devolver la seguridad al estado”.

Secretaria general municipal del PRI y directora de Educación municipal en Coatzacoalcos, Veracruz, Peña Recio asumió el cargo legislativo en abril de 2013, cuando Joaquín Caballero Rosiñol, del que era suplente, se presentó y ganó la presidencia municipal de esa localidad ubicada en la ruta migratoria del Golfo de México.

En este municipio, por el que corre el tren de carga proveniente de Chiapas y Tabasco, operan grupos criminales que cobran cuotas a los migrantes centroamericanos en tránsito. En 2011, el sacerdote Alejandro Solalinde designó a Coatzacoalcos como “la capital del secuestro para los centroamericanos”.

“Es necesario recordarle a la funcionaria que el clima de inseguridad en el país no es a causa de la migración, pues ésta históricamente ha estado presente en México como país de origen, retorno, tránsito y destino, sino que es consecuencia de un Estado fallido que no garantiza a nadie, y por lo tanto tampoco a la población migrante, condiciones dignas de vida y seguridad”, puntualizaron las organizaciones.

 

Fuente: Revista Proceso

Mathieu Tourliere

25 de Marzo del 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *