Familia de Lucio Cabañas se solidariza con jóvenes de Ayotzinapa

pat2-440x293

 

MÉXICO, D.F. (apro).- Cuarenta años después de la muerte del fundador del Partido de los Pobres (PDLP), Lucio Cabañas, integrantes de su familia se sumaron a la exigencia de renuncia del presidente Enrique Peña Nieto y la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, dos de ellos parientes del maestro rural insurrecto.

Proceso (edición 1981) informó que entre los jóvenes normalistas desaparecidos entre el 26 y 27 de septiembre, en Iguala, se encuentran Cutberto Ortiz Ramos y Bernardo Flores Alcaraz, quienes guardan parentesco con Cabañas Barrientos, según narró Guillermina Cabañas Alvarado, prima hermana del guerrillero originario de Atoyac, Guerrero.

En entrevista con el semanario, Guillermina Cabañas sostuvo que cuando su familia se enteró de que dos de sus miembros se encuentran entre los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, “nos revivió el dolor y la impotencia. Todavía no sanamos la otra herida (de los años setenta) ni nos han hecho justicia, que es lo que hemos pedido, y ahora nos hacen esto”.

En un comunicado suscrito por 32 sobrevivientes de la familia Cabañas para conmemorar la muerte del guerrillero ocurrida el 2 de diciembre de 1974, destacaron que durante la guerra sucia “en contra del pueblo de México, específicamente sobre la población guerrerense, el gobierno mexicano protagonizó la desaparición de alrededor de 650 personas sólo en Guerrero y de las que 126 formaban parte de la familia Cabañas”.

Los familiares de Lucio Cabañas señalaron que los acontecimientos del 26 y 27 de septiembre en Iguala “demuestran que la situación en Guerrero y todo el país sigue en las mismas condiciones que hace 40 años, cuando se luchaba con las armas por la justicia y equidad social de la población mexicana”.

Después de calificar como “crimen de Estado” la muerte de seis personas y la desaparición forzada de los 43 normalistas, la familia Cabañas aseguró que “como hace 40 años lloramos las muertes y desapariciones forzadas de nuestros hermanos”.

Apuntaron:

“Hoy la familia Cabañas se encuentra sublevada y adolorida porque dos de los 43 desaparecidos son de nuestra familia, ellos son Cutberto Ortiz Ramos y Bernardo Flores Alcaraz. En el caso específico de Cutberto hay antecedentes de que, en la guerra sucia, su abuelo y sus tíos fueron desaparecidos en los años setenta; ahora su madre no sólo llora la desaparición de su propio padre, sino también de su hijo”.

La herida de la familia Cabañas, advirtieron en el texto, “sigue abierta, desangrándose, y no sólo por los 43 desaparecidos, sino por toda la violencia que ejerce el gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto a lo largo y ancho del territorio mexicano. Esta herida ya no es sólo de nuestra familia, es del pueblo mexicano, pueblo que ha tomado las calles exigiendo justicia y la presentación con vida de los 43 normalistas, reclamo al que nos unimos”

Al encabezar la lista de los firmantes, Pablo Cabañas Barrientos y sus primas hermanas Guillermina y Alejandra Cabañas Alvarado exigieron “la renuncia de Enrique Peña Nieto”, así como “respuestas congruentes y la inmediata presentación con vida de los 43 estudiantes, la liberación de los presos políticos y de conciencia del país”.

En el escrito, los Cabañas rechazaron la medidas anunciadas el miércoles pasado por Peña Nieto “pues lejos de buscar justicia y el bienestar social, abre las puertas al modelo neoliberal al cual obedece, además de ser una forma de militarización”.

A dos años de la toma de posesión de Peña Nieto, los familiares del guerrillero muerto en combate advirtieron que continuarán con su exigencia de justicia “ante todos los hechos violentos”.

También exigieron “el cese de cualquier acto de hostigamiento y detenciones arbitrarias que sólo buscan desaparecer personas y sembrar terror en la población que específicamente se manifiesta”.

El comunicado también lo suscriben Pedro y Juana Cabañas Alvarado; Norma, Abigail, Arisbeth, Miguel Ángel, Gustavo y Lizbeth Gervasio Cabañas; Ix-Chel, Luis Felipe y Ernesto Cabañas Albarrán; Hidec, Quetzalli y Raúl Cabañas Delgado, y Tania, Javier y Adalberto Barrientos Cabañas.

Además, Yuvicela y Nidia Quiroz Cabañas, así como Eva, Rafaela, Gabriel, Heriberto, Adolfo, Juan Olga y Rocío, todos de apellidos Cabañas Serafín.

76 thoughts on “Familia de Lucio Cabañas se solidariza con jóvenes de Ayotzinapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *