Gobierno de Huixquilucan arremete contra protesta por feminicidios

“No te voy a perdonar lo que me estás haciendo”, amenazó el presidente municipal Enrique Vargas.

 

Huixquilucan, Estado de México, 05 de julio de 2016.- Este lunes personal del ayuntamiento de Huixquilucan, Estado de México arremetió de forma física y verbal en contra de personas de varias organizaciones sociales que realizaban una protesta en la explanada del Palacio de gobierno en contra de la violencia hacia las mujeres, las violaciones y los feminicidios en la entidad. Así mismo les fueron arrebatadas unas cruces rosas que utilizarían para la manifestación, junto con los volantes que llevaban con su pronunciamiento, para distribuirlo a la población; además que fueron amenazados por el presidente municipal, el panista Enrique Vargas del Villar.

Entre las organizaciones se encontraban Acción para el Bienestar Ciudadano con Derechos Humanos y Democracia (ABC), Movidas por Encontrarlas Red Social y la Unión General de Obreros y Campesinos del Estado de México Huixquilucan; habían convocado a una acción de protesta en la explanada municipal, pero fueron interceptados por el director de gobierno municipal, José Manuel Hernández Velasco y policías vestidos de civil, quienes les arrebataron las cruces y los volantes con la amenaza de “romperles la madre”, a decir de los afectados y organizadores.

El municipio de Huixquilucan no se encuentra dentro de los once con declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) en el Estado de México, sin embargo en medio año de la presente administración se han registrado siete feminicidios de los 135 que se llevan contabilizados por medios alternativos y en redes sociales en el estado, “sin contar los feminicidios y la violencia física que viven las mujeres por golpes, lesiones con arma blanca y de fuego que terminan en los hospitales y clínicas. Muchos casos no se reportan o denuncian y así mismo el número de niñas, adolescentes y mujeres desaparecidas en la entidad, sigue incrementándose”, apuntan desde su posicionamiento político dichas organizaciones.

Apenas el sábado pasado fue encontrado el cuerpo semidesnudo de una mujer en el poblado de San Bartolomé Coatepec; también en el mes de febrero se localizó a una mujer calcinada y semidesnuda en San José Huiloteapan, y en el centro comercial Interlomas asesinaron a balazos a otra mujer de alrededor de 50 años. Y el 27 de abril en la comunidad de Santiago Yancuitlapan una mujer fue baleada dentro de su propia camioneta.

Por lo anterior demandan al gobierno municipal que Huixquilucan se incluya en la declaratoria de la AVG a los 11 municipios ya existentes en el estado, entre los que se encuentran Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco, Cuautitlán Izcalli y Chalco.

También solicitaron la implementación de medidas políticas, económicas y administrativas necesarias, para ejercer las acciones de la declaratoria de la AVG emitida en el Estado de México hace casi un año; y la creación de políticas públicas y acciones inmediatas con perspectiva de género y transversales para prevenir la violencia hacia las mujeres de Huixquilucan.

Sin embargo desde los videos proporcionados por Juan Pablo Barbosa, integrante de la organización convocante ABC, se deja ver cómo José Manuel Hernández Velasco, director de gobierno municipal, junto con otras personas les impidieron el paso interponiéndose de forma física para evitar pudieran caminar por la calle mientras les ofrecían “políticas públicas” y sentarse a dialogar con el presidente municipal, los organizadores al inicio se rehusaron debido a la forma violenta de impedirles el paso y el hostigamiento con que los arremetieron.

 

 

Posteriormente accedieron a entrar junto con el director de gobierno municipal y el director de seguridad pública a la oficina de Enrique Vargas del Villar, quien de acuerdo a lo narrado por Juan Pablo Barbosa mediante entrevista para Somos el Medio, lo recibió con la amenaza de “no te voy a perdonar lo que me estás  haciendo”. “Inmediatamente me salí de la supuesta reunión, porque no puede haber ningún tipo de dialogo si éste inicia con amenazas, además que no permitieron la entrada de ningún medio de comunicación a que nos acompañara, porque los representantes del gobierno aseguraron que era una reunión privada”, menciona Barbosa.

“La nuestra era una manifestación pacifica, como todas las que hemos hecho y nos reciben de esta forma. Nos robaron las cruces rosas, amenazando al compañero que las llevaba con golpearlo físicamente; nos arrebataron los volantes del pronunciamiento. Es preocupante tener en Huixquilucan a un presidente municipal tan intransigente y que se altere de esta forma ante las exigencias de la sociedad.”

Finalmente Barbosa aseguró que todas sus compañeras y compañeros de las organizaciones se encuentran bien, aunque están tomando medidas precautorias de seguridad personal, además que presentará una queja ante la Comisión de Derechos Humanos estatal y nacional.

 

Fuente: Somos el Medio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *