Hospital Infantil En Morelia Por Negligencia Medica Deja En Estado Vegetativo A Niño

 

Ciudad de Mexico a 21 de junio de 2017; Morelia Mich. Miguel Ángel Alvarado Alvarado es el nombre del menor de 14 años que el pasado ocho de marzo ingresó al Hospital Infantil “Eva Samano”, por una apendicitis; actualmente se mantiene respirando gracias a una máquina y reacciona muy poco; su mamá Maribel Alvarado, exige justicia y acusa a los doctores que lo atendieron de negligencia médica; asegura que su hijo entró platicando y ahora le han avisado que ya va a quedar como un bebé o en estado vegetativo.

Con un aparente cansancio, la señora se hace acompañar por su esposo Ramón Alvarado Medina y su hermana Sandra Alvarado;  relata cómo ocurrieron los hechos: “Lo traje el ocho de marzo como a las seis de la tarde y lo traje por la apendicitis, en eso ya me lo ingresaron a urgencia, no sé a qué hora lo subieron a quirófano, y ya entonces ya andaban los doctores en friega que porque se les andaba yendo, no supe que medicamento le pusieron, hasta que salieron los doctores  y me preguntaron: – ¿señora de que es alérgico su hijo? Y yo les dije: – Desconozco, no se, nunca se me había puesto malo hasta ahora, que lo traje de la apéndice; entonces salió del quirófano otro doctor y me dijo: – ay señora es que le pusieron un medicamento que no toleró él”.

Desde ahí el calvario de la familia inició, hoy ya tienen tres meses viviendo prácticamente en el hospital, el pequeño Miguel sufrió un grave daño cerebral, luego de que le inyectaran ranitidina que le ocasionó un paro respiratorio, por lo que necesita de una máquina para poder seguir viviendo, ha sufrido ya dos infecciones, una en los pulmones y otra más en las vías urinarias.

La hermana, Sandra Alvarado, acusó a la dirección de haberla amenazado si ellos recurrían a un abogado; “yo le contesté, ya quisiéramos tener para tragar, lo único que queremos es justicia”; dijo, a quien le secundo Maribel, la cual explicó que no quieren más que una buena atención, para su hijo, es decir la atención en un hospital privado con todos los gastos pagado, pues considera que fue un error por parte de los médicos que atendieron a Miguel.

El papá del menor, el señor Ramón Alvarado Medina, platica que ellos son de escasos recursos, explicó que él trabaja en el Mercado de Abastos como cargador, lo cual no le ha alcanzado para solventar los gastos ocurridos después del ingreso del menor; “cuando estuvo en terapia intensiva me gastaba entre mil y mil doscientos pesos diarios (…), ahí estuvo un mes”, relata el padre afligido quien se une también a la petición para que su hijo sea atendido en una clínica particular, donde sea el propio gobierno quien pague, pues su hijo entro caminando y el seguro popular no cubre muchas de las necesidades.

La familia afirmó solo querer justicia y no buscar ninguna compensación económica para ellos, solo el traslado de su hijo a un mejor lugar, puesto que ellos ya desconfían y temen por la vida de Miguel; hace unos días, abordaron al mandatario estatal Silvano Aureoles para plantearle su problema, en respuesta, recibieron setecientos pesos, por parte de atención ciudadana.

Esperemos que a este caso SI le ponga atencion e interes el gobernador Silvano Aureoles ya que el niño no andaba en marchas ni manifestaciones y asi haga caso, ojala no vaya a salir como dijo con los jovenes normalistas cuando fueron reprimidos por policias en Aguascalientes.

 

FUENTE: www.moreliaactiva.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *