HOY SE DECRETO LA EXPROPIACIÓN DEL BOSQUE OTOMI, XOCHICUAUTLA ESTADO DE MÉXICO, HOY DÍA DEL ÁRBOL.

El pestilente de México, Enrique Peña Nieto, firmó este jueves nueve de julio el decreto de expropiación del bosque otomí. “por causa de utilidad pública una superficie de 37-93-86 hectáreas de agostadero de uso común, de la comunidad San Francisco Xochicuautla y su barrio La Concepción, Municipio de Lerma, Estado de México, para dar paso a la construcción de la Autopista Toluca-Naucalpan”, declaró la presidencia en el Diario Oficial.

Desde el 18 de junio, la comunidad indígena ha estado sitiada por trabajadores de la empresa Autovan, custodiados de manera permanente por Policías Estatales, personal del Gobierno Estatal y Policía Ministerial, quienes se empeñan en llevar a cabo el proyecto carretero Toluca-Naucalpan que dañará 600 mil metros cuadrados de bosque, afectando la producción de 250 millones de litros de agua por año. La carretera de cuota, partirá a la mitad las tierras ancestrales y lugares sagrados de la cultura Otomí, la obra está a cargo de Autovan S.A, subsidiaria de Constructora Teya de Grupo Higa.

El Grupo Higa es de propiedad del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, mismo que se vio inmerso en el escándalo de la “Casa Blanca de las Lomas”, que evidenció la estrecha relación de corrupción que existe con Enrique Peña Nieto y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Además se le atribuye al Grupo Higa 58 caminos en el Estado de México, el distribuidor vial de Naucalpan, la construcción-operación de la autopista Toluca-Atlacomulco, la construcción de unidades médicas en diferentes municipios, la remodelación del gimnasio y el estadio de la Universidad Autónoma del Estado de México, así como del hospital Adolfo López Mateos y del Centro Médico ISSEMyM, la construcción del hospital regional de Alta Especialidad (HRAE) de Zumpango, participación en la ampliación del Aeropuerto Internacional de Toluca y el Viaducto Elevado Bicentenario al lado de la ibérica OHL, creación del túnel de Churubusco-Xochiaca y el Acueducto Monterrey VI, junto con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y la ampliación de los carriles de la carretera Guadalajara-Colima por conducto de Banobras.

A casi un mes de intensos trabajos de la empresa, cientos de cultivos han sido removidos, las montañas partidas en dos para dar paso a una carretera que plantea conectar la lujosa zona de Santa Fe con el aeropuerto de Toluca. Xochicuautla sostiene una resistencia civil pacífica desde hace ocho años llenos de batallas legales ganadas. “Estamos llenos de amparos que hemos ganado, desde noviembre interpusimos varias denuncias ante Procuraduría General de la República (PGR), y hasta la fecha no han hecho nada; hay amparos que están en los tribunales, esto nos hace ver la parcialidad de los tribunales mexicanos, aun así sabemos que la justicia nos ha dado la razón y vamos a seguir por ese camino”, declaró en entrevista pasada con Desinformémonos José Luis Fernández, integrante del Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra.

En el documento emitido este jueves por la presidencia de México, informó que el proceso de consulta llevaba a cabo en el mes de junio, los habitantes de Xochicuautla estuvieron de acuerdo con la carretera. “Los días 5, 8, 9, 10 y 12 de junio se llevaron a cabo diversas asambleas con los representantes de la Comunidad San Francisco Xochicuautla y su Barrio La Concepción, con objeto de realizar las consultas que conforme a derecho se requerían por tratarse de una comunidad indígena. Como resultado de ello, la comunidad consultada se pronunció por aprobar la construcción y operación de la Autopista Toluca-Naucalpan y autorizaron a la Secretaría de Comunicaciones del Estado de México, a través del SAASCAEM, a continuar con el proyecto de expropiación correspondiente”.

Para el gobierno de Enrique Peña Nieto, según información en el Diario oficial, el bosque sagrado del pueblo ñätho, “constituye un paso obligado de los flujos vehiculares entre la capital del país y la Ciudad de Toluca, así como para conectar ambas áreas metropolitanas; por lo que resulta un factor determinante para el desarrollo económico y social para el Estado de México, y para la consolidación, ampliación y modernización de la red de autopistas de altas especificaciones que haga más segura, económica y confortable la interconexión de polos de desarrollo industrial, turístico, comercial y, en general, del transporte de bienes y personas. Esta obra enlaza directamente con el Aeropuerto Internacional de Toluca a toda la zona norte y noroeste de la zona metropolitana de la Ciudad de México, lo que significa una enorme aportación al desarrollo socioeconómico de toda la región centro del país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *