IMPUNIDAD EN EL SOTOLAR – COMUNIDADES DESPLAZADAS.

13256429_645009955649738_3007885365470164694_n

 

IMPUNIDAD EN SOTOLAR

Mayo de 2016, Victoria Guanajuato, México.

Muros de piedra casi destruidos en medio de la vegetación a modo de antiguas ruinas, un trágico escenario tallado en la hermosa ladera del cerro que es ahora El Sotolar. Uno a uno se van acumulando los testimonios del despojo, las voces de l@s guardian@s se cargan de tristezas muy viejas y rabias nuevas.

trozos de hoyas y cacharros oxidados esparcidos por la tierra, es lo que queda de lo que hace 20 años, fue una pequeña comunidad de 30 familias que sin acceso a los servicios estatales, cohabitaba los cerros, como lo habían hecho sus padres y sus abuelos en ese mismo sitio. En uno de los puntos más altos de la ladera, en una pequeña cueva de unos 10 mts cuadrados, vivía una familia, complementando la vivienda con pequeñas construcciones de paja, según nos contaron, allí se había celebrado una boda cuando la comunidad estaba en pie.

“Aquí, debajo de esta casa, está mi ombligo enterrado como hacían con tod@s l@s recién nacid@s en este pueblo, como habían hecho con mis herman@s y mi padre y su padre, este es mi hogar y no me quiero ir de aquí”, nos confiesa con añoranza mirando un cúmulo de rocas un@ de l@s guardian@s.

“Venían por nosotr@s en la noche, policías y gente de SOPRAL, nos amarraban como animales, nos echaban a sus camionetas y nos abandonaban en medio de la nada”, nos relata un@ de l@s antigu@s poblador@s del Sotolar, “Se robaban nuestro ganado y nos amenazaban con las armas, no queríamos abandonar nuestras casas, pero cuando nos amenazaron con violar a nuestras familias, decidimos irnos”. En este punto la empatía gana, la objetividad se pierde y la solidaridad es consecuencia lógica, Sotolar era la última parada en nuestro andar junto a l@s guerdian@s de los cerros, después de ocho horas de intensa caminata y fuertes testimonios.

Con la complicidad en varias administraciones del gobierno municipal, la sociedad SOPRAL es la actual propietaria del Sotolar, las 30 familias que vivían en lo que es hoy un autentico pueblo fantasma, habitan de prestado en casas de parientes o como han podido, principalmente en el vecino municipio de Dr. Mora.
Herminio (Marcos) Resendiz Estrada, uno de los principales socios de SOPRAL, tiene también su ombligo enterrado en el Sotolar, sus raíces son también las raíces de las personas agraviadas de la comunidad. Él, junto a los actuales socios de SOPRAL, son primos, vecinos, tíos o sobrinos de aquell@s que defienden estos cerros.

Las comunidades están siendo divididas por los socios de SOPRAL, entre aquell@s que se benefician por el ecocidio de las biznagas gigantes, el despojo de las tierras, la venta del contenido de arcilla de los cerros y aquell@s que ven a sus comunidades afectadas, sus hijos enfermar, sus lugares sagrados cercados y prohibidos, sus cerros pelones y sin vida, poco a poco desaparecer.

La transnacional MOHAWK Industries, a través de DALTILE México, es la gran beneficiada de la ambición de los socios

 

de SOPRAL, al explotar la arcilla que utilizan en la fabricación de mosaicos y azulejos para exportación. Así como lo fue en su momento el saqueo masivo de biznagas gigantes, SOPRAL hoy busca la actividad que más ganancias le generen, sea la actividad que sea y pasando por encima de quien sea, son las ecuaciones del capitalismo llevadas a los cerros de las comunidades de Victoria, bajo la complicidad del gobierno municipal y la negligencia del gobierno estatal y federal.

La historia de lucha y resistencia de l@s guardian@s, es la historia de lucha y resistencia de los pueblos originarios que, confrontados con la voracidad del mercado y la ambición de unos pocos, ponen en peligro sus propias vidas por defender a la madre de tod@s, nuestra madre, la tierra.

Ahora, l@s habitantes de estos hermosos paisajes de piedra, solicitan nuestra solidaridad para conservar lo que la naturaleza ha creado, difundiendo y conociendo su lucha. Nosotr@s pretendemos que nuestro testimonio sirva de algo, para dar a conocer el daño que provoca la ambición y contribuir a detener estas injusticias.

Agradecemos el apoyo y solidaridad a Brenda y Vero para la realización de este trabajo.

 

Videos relacionados:

 

Fotos: Agus Ruiz
Info: MIDESA

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *