El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) alertó de la situación de riesgo a la salud por posible contagio de Covid-19 que enfrentan indígenas mayas tsotsil privados de su libertad en el Centro de Readaptación Social para Sentenciados número 5 (CERSS No. 5), ubicado en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

En un comunicado, indicó que la población interna –incluidos indígenas– está sufriendo fiebre, dolores musculares y diarrea y no hay conocimiento sobre si son enfermedades comunes o si es el virus SARS-CoV-2.

El Centro Frayba indicó que recibió esta información preocupante de organizaciones de presos que enviaron una carta donde denuncian que, ante la falta de condiciones sanitarias en los centros penitenciarios de Chiapas, iniciaron una huelga de hambre y plantón este 21 de mayo en los CERSS 5 y  10 (éste, en Comitán de Domínguez).

Por lo anterior, los familiares de presos en huelga de hambre –Adrián Gómez Jiménez, Abraham López Montejo, Germán López Montejo y Marcelino Ruíz Gómez– presentaron un juicio de amparo ayer ante el Juzgado de Distrito de Amparo y Juicios Federales del Vigésimo Circuito, con sede en Tuxtla Gutiérrez.

En éste reclaman a las autoridades estatales la falta de seguridad y protección a la salud de quienes se encuentran en prisión sufriendo incertidumbre frente al aumento del riesgo de contagio de Covid-19.

Además, la organización Solidarios de la Voz del Amate informó que la noche del 20 de marzo ocho de sus integrantes mayas tsotsil resultaron positivos a la prueba de Covid-19: Mariano Pérez Velasco, Martín Gómez López, Marcos Gómez López, Mariano Gómez López, Felipe Díaz Méndez, Mario Díaz Rodríguez y Roberto Martínez Pérez. Hasta ahora, todos se encuentran en aislamiento en el área de enfermería del CERSS No. 5.

Por ello, el Frayba urgió al Estado mexicano a que garantice la seguridad a la salud frente a la emergencia provocada por la Covid-19, que pone en riesgo la vida e integridad de los indígenas presos, y proporcione atención médica adecuada y digna para las personas privadas de su libertad, especialmente a mujeres y hombres integrantes de pueblos originarios. Y dé prioridad a la protección de niñas y niños que viven con sus madres en la cárceles de Chiapas.

Asimismo, exigió la libertad inmediata de Adrián Gómez Jiménez, Abrahám López Montejo, Germán López Montejo y Marcelino Ruiz Gómez, sobrevivientes de tortura y otras violaciones a sus derechos humanos, quienes enfrentan procesos jurídicos por delitos que no cometieron.

Finalmente,  el Frayba exigió respeto al derecho a la libre manifestación de la acción de huelga de hambre que cuatro presos integrantes del pueblo Maya Tsotsil realizarán del 21 de mayo al 5 de junio, así como cualquier forma de manifestación pacífica en defensa de sus derechos humanos.

CON INFORMACIÓN DE CONTRALINEA.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *