Mariana Sánchez, pasante de medicina de 24 años, que hacía su servicio social en una clínica de Nueva Palestina, en el municipio de Ocosingo, Chiapas, fue hallada muerta en su cuarto el jueves 28 de enero.

Hace dos meses, la joven denunció una agresión sexual, por parte de integrantes de la comunidad en la que prestaba su servicio social, ante la Fiscalía de Chiapas y la Secretaría de Salud del estado, pero la investigación no avanzó.

Después de lo que le pasó, Mariana, egresada de la Universidad Autónoma de Chiapas, buscaba que las autoridades sanitarias y escolares la reubicaran en otra comunidad, pero solo se limitaron a darle vacaciones un mes y no la trasladaron a otra zona ni dieron seguimiento a su denuncia, indicaron sus compañeros.

Con el hashtag #JusticiaParaMariana, usuarios en redes sociales, estudiantes y sus compañeros piden visibilizar el caso y que se haga justicia.

“Mariana podría ser tu amiga con la que pasaste horas estudiando para ese examen, con la que compartiste desvelos en el internado, con la que celebrabas por que iniciaría el servicio social. Las mujeres debemos vivir libres sin miedo #JusticiaParaMariana #NiUnaMas #NiUnaMenos”.

En un comunicado, el Comité de Estudiantes de Medicina del Estado de Chiapas (CEMECH) señaló que el caso de Mariana no fue atendido y demandaron cambios en los procesos y en la protección de los alumnos, internos o pasantes.

Exigieron a las autoridades correspondientes el esclarecimiento de los hechos y que la Universidad se haga cargo de la seguridad de los estudiantes que salen a cumplir con su deber para apoyar a la población chiapaneca, aun cuando no cuentan con los recursos o el compromiso suficiente por parte de la institución educativa para asegurar su protección.

Asimismo, exigieron a los directivos de la Facultad de Medicina Humana “Dr Manuel Velasco Suárez” explicar su falta de atención “ya que no es la primera vez que durante el proceso de internado o servicio social ocurren situaciones como esta”.

Fiscalía investiga el caso como feminicidio 

La Fiscalía General de Chiapas informó que ya se inició una carpeta de investigación conforme a protocolo de feminicidio.

De acuerdo con la Fiscalía, la necropsia de ley determinó que la causa de muerte de Mariana es “asfixia mecánica secundaria por ahorcamiento”.

El médico legista informó que el cuerpo no presentaba huellas de violencia y tampoco de agresión sexual.

FUENTE: ANIMAL POLÍTICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *