Es oficial: Andrés Manuel Lopez Obrador, ha publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto con el que se hace oficial el nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, con el que se vincularán datos personales, como CURP y datos biométricos, a cada línea móvil de México.

El decreto en realidad está reformando y añadiendo disposiciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión con las que le otorga al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), las facultades y obligaciones, para recabar información de todos los usuarios de telefonía móvil en el país.

Como ya se sabía, este nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil contendrá de cada línea telefónica móvil:

  • Número de la línea;
  • Fecha y hora de la activación de la línea telefónica móvil adquirida en la tarjeta SIM;
  • Nombre completo o, en su caso, denominación o razón social del usuario;
  • Nacionalidad;
  • Número de identificación oficial con fotografía o Clave Única de Registro de Población del titular de la línea;
  • Datos Biométricos del usuario y, en su caso, del representante legal de la persona moral, conforme a las disposiciones administrativas de carácter general que al efecto emita el Instituto;
  • Domicilio del usuario;
  • Datos del concesionario de telecomunicaciones o, en su caso, de los autorizados;
  • Esquema de contratación de la línea telefónica móvil, ya sea pospago o prepago

A partir de la publicación en el diario oficial, el IFT tiene seis meses para emitir las reglas para la recopilación de los datos. El nuevo padrón de telefonía móvil entrará en vigor durante el 2022. Y ojo, no solo aplicará para nuevas líneas o SIM’s, sino que también recopilará información de todos las líneas que ya están en el mercado.

No es la primera vez que quieren vincular datos personales con líneas de teléfono

Esta no es la primera vez que se ha buscado tener una base de datos que vincule líneas de teléfono con datos personales. El RENAUT de 2009 pretendía que cada número estuviera vinculado al CURP, solo que ese padrón fue eliminado en 2011 tras no ver una disminución de los delitos que pretendían combatir con su creación, además de sufrir una filtración de los datos.

Hay enorme similitudes entre la propuesta de este año con la de 2009. La nueva iniciativa pretende que se puedan combatir con mayor eficacia todos los delitos que involucren el uso de una línea telefónica. Pero una de las mayores diferencias es que ahora también se vincularán datos biométricos a las líneas, que por cierto, no se ha establecido si serán del rostro, iris o huella, y tampoco se sabe cómo los recopilarán.

Desde su presentación esta iniciativa ha tenido varios debates, uno de los más importantes es que, tal cual como se aprobó, permitirá que instancias de seguridad puedan acceder a la información haciendo una solicitud al IFT, sin necesidad de una orden judicial. Además, algunas organizaciones apuntan al posible inicio de un mercado negro de tarjetas SIM una vez que el padrón entre en funcionamiento.

En su justificación, el Poder Legislativo ha indicado que existe un mercado negro de equipos celulares que se utilizan para extorsionar y cometer otro tipo de delitos, como el secuestro. “No existe evidencia de que los registros de tarjetas SIM (para el uso de la línea móvil) contribuyan a la reducción de delitos”, dice en entrevista Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D).

La idea de tener todos los datos de los mexicanos en una gran base no es nueva, pero es la primera vez que se hace de modo tan ambicioso. En 2008, se creó el Registro Nacional de Usuarios de Telecomunicaciones (Renaut), que fue desechado en 2011 por el Gobierno de México ante el casi nulo registro de usuarios. “Pone nuevamente a México en una lista de países autoritarios que exige a los ciudadanos sus datos biométricos para acceder una línea telefónica móvil”, dice García. De acuerdo con la organización, países como China, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela tienen una política similar.

CON INFORMACIÓN DE : XATAKA Y EL PAÍS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *