Sorprendidos de que la directora general de la Conade, Ana Guevara, convocara a un grupo de atletas del deporte adaptado a una reunión virtual, medallistas paralímpicos lamentan que la funcionaria sólo se acerque a ellos bajo presión política: por las acusaciones de corrupción en el organismo deportivo y por la exigencia de mantener el Fodepar. Y aunque la exvelocista hizo varias promesas en el foro, algunos entrevistados señalan que se trata de una maniobra para limpiar su imagen con miras a su posible postulación para el gobierno de Sonora.

 La directora general de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara, sostuvo el 26 de junio su primera reunión con atletas del deporte adaptado desde que asumió el cargo en diciembre de 2018.

En el encuentro participaron una veintena de competidores. Algunos de ellos, entrevistados por este semanario, dicen que ese acercamiento a un sector que Guevara siempre ha ninguneado se debe a que intenta “limpiar” su imagen, dañada por las acusaciones de corrupción. Según ellos, ahora la funcionaria quiere ser reconocida como la persona que salvó el fideicomiso Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), “cuando en realidad nunca hizo nada por defenderlo”.

Además, sostienen, también pretende que se le considere una directora “incluyente” y cercana al deporte adaptado.

Sin embargo, las multimedallistas de Juegos Paralímpicos y campeonatos mundiales Amalia Pérez y Ángeles Ortiz, así como el presidente de la Asociación de Medallistas Paralímpicos, Pedro Sandoval, afirman que Guevara ni siquiera los ha recibido las cuatro veces que la buscaron para dialogar.

Sandoval recuerda que en 2004, ante la petición de que los premios económicos gubernamentales se repartieran equitativamente entre los medallistas olímpicos y los paralímpicos, Guevara –medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas en ese año– afirmó que las disciplinas paralímpicas “son más fáciles, porque hay menos países, menos atletas y más oportunidades (de ganar medallas)”.

Ese año 13 de esos atletas ganaron 25 preseas en los Juegos Paralímpicos de Atenas. El nadador José Arnulfo Castorena, medalla de oro, plata y bronce en estas últimas competencias, le respondió a Guevara en conferencia de prensa: “Si dice que es tan fácil, que se corte los pies y una mano para ver si puede ganar siquiera una medalla”.

Incertidumbre

A finales de junio pasado, en medio de versiones extraoficiales de que Guevara dejaría la Conade para contender por la gubernatura de Sonora, su equipo de colaboradores y metodólogos asignados al deporte adaptado seleccionó a los atletas que participarían en un foro virtual y a los que, por separado, estarían en la reunión virtual por la plataforma Zoom con la directora general el 26 de junio.

A decir de Sandoval, “en la Conade eligieron al invitado y las preguntas que deberían formularle a Guevara en dicha reunión”.

El presidente de la Asociación de Medallistas Paralímpicos no fue invitado a la reunión, pero supo de los pormenores de la misma en el chat que comparten los atletas del deporte adaptado. Con base en las quejas que en ese foro expresaron quienes sí participaron, opina: “La señora de incluyente no tiene nada con este deporte… Al contrario, hay marginación”.

Explica que la iniciativa del acercamiento fue de la Conade, a raíz de “la presión que hemos generado ante diputados y senadores para pedir la continuidad del Fodepar”. Esto se solicitó por escrito el 30 de junio al presidente Andrés Manuel López Obrador, con copia al Senado y a la Cámara de Diputados. Guevara únicamente “dice que habló a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y que el tema ya quedó resuelto”.

El representante de atletas se refiere a dos cartas enviadas al mandatario: una firmada por la especialista en atletismo pista adaptado Ariadne Hernández Rodríguez (medalla de plata en los Juegos Paralímpicos Sydney 2000) y que incluye una lista de los 57 beneficiarios del Fodepar. La segunda es del propio Sandoval, también de la modalidad de atletismo pista.

“Sabemos que no es una gestión de ella (Guevara), porque la intención de desaparecer el Fodepar es una instrucción del presidente por los malos manejos de los fideicomisos. Ella dice: ‘No se preocupen, el Fodepar va a seguir igual’, porque intenta cambiar la imagen negativa que tiene. ¿Y cómo conseguirá maquillar su imagen? Pues convocando a gente del medio paralímpico.”

En su edición 2278, este semanario presentó entrevistas con el senador Ricardo Monreal y el diputado Mario Delgado, líderes de sus respectivas bancadas. Ambos expresaron su apoyo a la continuidad del Fodepar, pero advirtieron que deberá ser vigilado por un comité ciudadano, del que aún no se han establecido los criterios de integración.

Y el 25 de junio, tras una reunión virtual con la comunidad deportiva, incluidos los representantes del Comité Paralímpico Mexicano y el Comité Olímpico Mexicano, el morenista Erik Morales, secretario de la Comisión de Deporte de la Cámara de Diputados, emitió un comunicado en el que confirmó que el Fodepar continuaba. “La unidad de la comunidad deportiva salvó al fideicomiso”, admitió.

Pero el 30 de junio la oficina de Morales envió un mensaje en el cual indica que la ley para eliminar los fideicomisos todavía no será votada. “El dictamen sigue en elaboración y posiblemente en julio se conocerá cómo quedará respecto al Fodepar”.

Al respecto dice Sandoval: “No podemos creerle a ella (Guevara). Lo único que busca es cambiar su mala imagen que solita se creó por los problemas de investigación de varios millones de pesos y de extorsión. Es una situación muy negativa para la carrera política que pretende continuar”.

Y recuerda que la Asociación de Medallistas Paralímpicos le ha solicitado cita cuatro veces a Guevara como directora de la Conade, pero “no nos ha querido recibir en ningún momento”.

Descontento y promesas

Especialista en levantamiento de peso y lanzamiento de bala en el atletismo adaptado, Ángeles Ortiz dice que la designación de Guevara en la Conade la ilusionó, por tratarse de una atleta que, como la mayoría, forjó sus logros deportivos a través de sortear las etapas del esfuerzo, sacrificio y las adversidades hasta tocar la gloria “más alta”.

“Pensé que podría tener ese toque especial para ser una dirigente sensible con nosotros y ser incluyente –agrega–. La verdad es que desde que dirige a la Conade no hemos tenido ninguna reunión, y la única que acaba de hacer fue virtual, apenas con un puñado de atletas.

“Qué bueno que en esta ocasión tuvo el tino de solicitar la reunión a varios de mis compañeros y qué bueno que algunos aceptaron. Ojalá que sea con otro fin y no nada más para llamar la atención o mostrar una cara empática e incluyente.

“Me cuesta trabajo pensar que alguien regresando de Atenas 2004 menospreciara el valor de una medalla de oro del deporte adaptado, diciendo que era más fácil para un deportista adaptado ganar una presea de oro, y prácticamente dijo que el deporte adaptado no era deporte.

“Espero que nuestra directora haya cambiado su opinión de los deportistas paralímpicos de alto rendimiento que entrenamos durante ocho horas diarias los 365 días del año. Ojalá le haya quedado claro que una medalla de oro paralímpica es exactamente igual que una presea dorada olímpica. Es el principio de la inclusión que debería tener alguien que dirige el deporte, abrazar a todos sus atletas con igualdad, con respeto, con aceptación y con admiración, pero sobre todo con empatía, porque si no te pones en el lugar de tus atletas, ¿cómo es posible que estés dirigiéndonos?”

Ortiz es medallista de plata en los Juegos Paralímpicos Beijing 2008, y de oro en Londres 2012 y Río 2016. Recibió el Premio Nacional del Deporte en 2011.

Una de las invitadas al encuentro virtual con la directora de la Conade fue Amalia Pérez, ganadora de cinco preseas en los Juegos Paralímpicos de 2000 a 2016, en levantamiento de potencia adaptado. Al preguntarle sobre su experiencia, señala:

“La verdad, me molestaba mucho su despotismo y su falta de acercamiento hacia nosotros. Pensé que jamás lo haría, que iba a entrar e iba a salir, y así como sus glorias: jamás nos iba a tomar en cuenta. Para mí fue muy atinada esta plataforma. No sé a quién se le ocurrió decir: ‘Escúchalos’. Fue una buena estrategia, a lo mejor para tratar de limpiar su currículum y su imagen. Si hablamos de política, pues fue acertada.

“Quiero esperarme a que realmente trabaje con lo que se comprometió. Los atletas le pidieron muchas cosas, que se pueden subsanar y entregarse inmediatamente. De ser así, le doy el beneficio de la duda.

“Hubo gente que le pidió material para entrenar desde sus casas, por la contingencia sanitaria. Esa parte se me hizo muy buena. Hubo quienes le pidieron cambios estructurales en el gimnasio, en las habitaciones, en remodelar las instalaciones, que ya están muy decadentes. Y ella dijo que se van a atender. Obviamente no dijo cuándo.”

Consciente de que los políticos no siempre cumplen sus promesas, Pérez advierte: “Aquí hay muchos ojos, y (si Guevara no cumple) no voy a dejar de señalar que fue una jugada y una burla… Ojalá nos responda.

“Al final coincidimos en algunos puntos: las becas de Fodepar y la oportunidad de concentrarnos, ya sea en el Centro Paralímpico Mexicano o en la Conade, entre otras cosas.”

Otra invitada a la reunión virtual, la medallista en los Juegos Paralímpicos Beijing 2008 Lenia Ruvalcaba, aprovechó el foro para pedir el cambio de colchones de la Conade en Villas Tlalpan porque ya llevan tres administraciones y lo que va de la presente con los mismos.

“No sé si la reunión la hizo con doble intención o no, pero nuestra intención siempre será a favor de los deportistas y de nuestras necesidades, porque al final de cuentas nos miden por resultados”, indica.

El 26 de junio, día de la reunión virtual, Guevara declaró al periódico Récord sobre sus intenciones de competir por la gubernatura de Sonora: “No estoy negada con el destino… Si la gente así lo decide, será una decisión que en su momento se tomará, pero a los ilusionistas les encanta escribir el futuro y hacer análisis del pasado. Vivo hoy y trabajo hoy. Lo que venga en el futuro, pues esperar a que llegue el futuro”.

Fuente: Proceso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *