“El Teniente Meza”, director de Fuerza Civil de Veracruz en el gobierno de Javier Duarte, y 16 expolicías del cuerpo de élite fueron liberados, pese a estar acusados de la desaparición forzada de 15 personas -entre ellos un policía municipal localizado semanas después sin vida- ocurridas en los primeros meses del 2016.

Previo a la Nochebuena, se llevó a cabo la audiencia, en donde la jueza de control Ludivina García Rosas decidió cambiar la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa para que el exdirector de Fuerza Civil y los 16 expolicías salieran del Centro de Readaptación Social de Pacho Viejo.

Otro mando policiaco imputado por este delito, Arturo Bermúdez Zurita, extitular de Seguridad Pública de Veracruz habría obtenido su libertad en diciembre del 2018, apenas tres días después del inicio de la administración de Cuitláhuac García Jiménez.

En el vaso de González “El Teniente Meza” también enfrenta un proceso penal por enriquecimiento ilícito.

González Meza fue detenido por policías ministeriales de la Fiscalía General de Veracruz bajo la causa penal número 22/3018, el 6 de febrero de 2018 en el paraíso caribeño de Playa del Carmen, Quintana Roo y presentado ante la Jueza de Control de Pacho Viejo Alma Aleida Sosa Jiménez.

“El Teniente Meza” fue detenido en la Riviera Maya, cuando ultimaba detalles para abrir un restaurante bar en este paradisíaco balneario caribeño.

Bajo la misma causa penal fueron detenidos los expolicías: Benigno Neftalí Rivera, Cirilo Hernández Ceballos; José Oscar Rodríguez Franco, Miguel Jiménez López; Silvano Martínez Rivera, Nicanor Ixmatlahua Xotlanihua; Oscar Paul Mendoza, Francisco Martínez Santiago; Crescenciano  Domínguez; Daniel García Gutiérrez; José López Cervantes, alias “Black”, comandante de la denominada “fuerza especial”.

También fueron aprehendidos Carlos Baxin Ortiz; Evaristo Sánchez Alarcón; Dario Arroyo Elizondo; Domingo Santiago Santiago y Francisco Méndez Flores.

Según la causa penal 22/2018, González Meza y los expolicías fueron culpados de la desaparición forzada de quince personas durante la gestión de Arturo Bermúdez Zurita, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz y quién también fue imputado por los mismos hechos.

En la misma causa penal está vinculado el extitular de la Dirección General de Reinserción y Prevención Social, Oscar Tirado Sánchez, quien continúa internado en el penal de Pacho Viejo imputado por el delito de desaparición forzada.

La Fiscalía General de Veracruz, en ese entonces al frente Jorge Winckler Ortiz, evidenció el “modus operandi” de los policías, quienes detuvieron a quince víctimas, entre ellos a menores de edad. La desaparición de personas -según testimonios recabados por la Fiscalía- sucedía por presuntos vínculos con “Los Zetas”.

En entrevista dada a El País, el entonces Fiscal Especializado en Búsqueda de Personas No Localizadas insinuó que la operación de la policía estatal era “desaparecer” a presuntos integrantes de Los Zetas para favorecer a el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Fuente: Proceso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *