LOCALIZAN EL CUERPO DE NOÉ JIMÉNEZ PABLO (Integrante de MOCRI – CNPA MN), CON HUELLAS DE TORTURA

FOllOW US Facebooktwitteryoutubemail

El viernes pasado cuerpo de Noé Jiménez Pablo, fue encontrado con huellas de tortura junto con otros cuerpos aun no identificados.

La Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (CNPA MN) informó que su compañero Noé Jiménez Pablo (integrante de la coordinación estatal de MOCRI – CNPA MN y de la comisión política nacional de la CNPA MN) fue torturado y asesinado por el grupo paramilitar de los caciques Carpio Mayorga y sus padrinos políticos el ex gobernador Manuel Velasco Coello y Eduardo Ramírez Aguilar (senadores actualmente por el PVEM y MORENA, respectivamente) pues son quienes les brindaron impunidad y cobertura cuando gobernaron Chiapas.

El día jueves en a la madrugada informamos que el plantón pacífico que se encontraba frente a la presidencia municipal y en las entradas a la cabecera municipal de Amatan fue atacado con armas de diferentes calibres incluyendo R15 por el grupo paramilitar antes citado; frente a la presidencia municipal se encontraba entre otros compañeros Noé Jiménez Pablo, quien recibió disparos en el abdomen y pecho quedando tendido en dicho lugar. Los paramilitares no permitieron que el compañero fuera auxiliado, disparaban a quien se acercaba a querer ayudarle y finalmente se lo llevaron con rumbo desconocido.

El viernes el cuerpo del compañero Noé Jiménez Pablo fue localizado sin vida por sus compañeros en un basurero cercano a la cabecera municipal junto con el cadáver de otra persona que no es posible identificar porque esta embolsado, Noé Jiménez Pablo presenta claros signos de tortura, se le observan heridas de bala y rociaron con ácido varias partes de su cuerpo, el rostro y cabeza dejándolo totalmente desfigurado

La saña con la que asesinaron a nuestros compañeros refleja el odio de Jesús Carpio y su grupo caciquil hacia nuestro compañero Noé Jiménez Pablo y hacia los simpatizantes y militantes del Consejo Indígena y Popular de Amatán por oponerse a su cacicazgo, por denunciar sus abusos, por denunciar el uso de grupos paramilitares para perpetuarse en el poder, por denunciar el saqueo de las arcas municipales, por denunciar su ligazón con la delincuencia organizada y narcotráfico.

Con el anterior gobierno estatal y federal se les exigió resolver de fondo el conflicto social en dicho municipio, puesto que no es un conflicto poselectoral como las anteriores y actuales autoridades estatales se han empeñado en sostener, simularon atender y simplemente le dieron largas al asunto. Se les planteó diversas opciones, se cerraron totalmente, lo cual orilló a la población a instalar el Consejo Indígena y popular de Amatan el 30 de noviembre de 2018.

Una vez conocido el triunfo de Morena tanto en Chiapas como a nivel nacional en las pasadas elecciones, buscamos interlocución con los equipos de transición de ambos gobernantes, no hubo interés por parte de ellos, nos vimos orillados a realizar un plantón frente a la casa de transición del presidente electo en la Ciudad de México, derivado de ello nos reunimos días después con la entonces senadora Olga Sánchez Cordero a quién se le plantearon los asuntos de conflictividad social (presos políticos, presentación con vida de los desaparecidos, justicia para compañeros asesinados, derecho de los pueblos indígenas a ser consultados, cancelación de concesiones mineras, conflictos agrarios y de despojo, desarrollo social, etc), la hoy secretaria de gobernación ofreció diálogo y que se atendería nuestra agenda planteada. Quedó como enlace el Lic. Zoé Alejandro Robledo Aburto (actual subsecretario de gobernación federal) para dar seguimiento a los casos planteados, sin embargo, pasaron semanas sin que hubiese contacto nuevamente mostrando desinterés.

Con el equipo de transición del gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas fue igual, se tuvieron reuniones con Ismael Brito Mazariegos en calidad de representante de Rutilio Escandón quien llegó con postura arrogante y dijo incluso en una ocasión que estaba dispuesto a pagar el costo político del uso de la fuerza para “resolver” el problema porque no iban a perder un municipio como Morena.

Ya en funciones, tanto Brito Mazariegos como Zoé Robledo siguieron la tónica de sus antecesores, darle largas al asunto, delegando en funcionarios menores el tema y haciendo caso omiso a los insistentes llamados que hicimos de resolver con urgencia el conflicto social de Amatán, Chiapas.

El día 17 de enero, recién inició el ataque armado contra el movimiento en Amatán alrededor de las 02:00 am, les notificamos al gobierno federal y estatal lo que estaba ocurriendo, el Dr. Jorge Cruz Pineda, subsecretario de Derechos Humanos del gobierno de Chiapas comprometió que en dos horas llegaría un operativo con policía estatal para detener la agresión armada, llevarían ambulancias para atender a los heridos, una avanzada del operativo policiaco llegó hasta las 20:00 horas solo a respaldar al grupo paramilitar, donde iban también policías municipales integrantes del grupo paramilitar como el comandante Emérito García y Pedro Octavio; aunado a lo anterior, la policía y fiscalía que llegó jamás implementó un operativo de búsqueda de nuestros compañeros desaparecidos, se dedicó a comer y beber en la casa de Isidro Chávez uno de los líderes del grupo paramilitar; más aún, se dedicaron a borrar evidencias (lavaron la sangre donde cayó herido nuestro compañero Noé Jiménez) lo cual es una burla para la población agraviada de Amatán, Chiapas.

El gobierno estatal se ha vanagloriado de “recuperar el orden” en Amatán, señalando públicamente que personas de las comunidades se levantaron contra MOCRI – CNPA MN, lo cual es totalmente falso, pues actuó el grupo paramilitar contra el Movimiento Por La Paz, El Bien Común y la Justicia, del cual forma parte el MOCRI – CNPA MN.

Otra mentira que ha sostenido el gobierno estatal es que no hay detenidos, no hay heridos, ni fallecidos ni desaparecidos encubriendo en todo momento al grupo paramilitar y al cacicazgo de los Carpio Mayorga, eso demuestra que el grupo paramilitar actuó con la aquiescencia del Estado.

Por lo anterior, la CNPA MN EXIGE:

1. Verdad y justicia para nuestro compañero Noé Jiménez Pablo
2. Castigo a los autores materiales e intelectuales del asesinato de nuestro compañero Noé Jiménez Pablo.
3. Desarticulación del grupo paramilitar de los Carpio Mayorga.
4. Atracción de la investigación por parte de la Fiscalía de la PGR.
5. Reconocimiento del Consejo Indígena y Popular de Amatán, Chiapas.

Atentamente

Coordinadora Nacional Plan de Ayala, Movimiento Nacional (CNPA MN)

¡Zapata vive, la lucha sigue! ¡Noé vive, la lucha sigue! ¡Presos políticos, libertad! ¡Presentación con vida de los desaparecidos!

SHARE: Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *