Autor: Alejandro Sánchez

Mientras el Presidente alarga el tema de la rifa del avión presidencial —ya se cumplieron 23 días desde la primera vez— con alto impacto en redes sociales, los problemas de gobernanza pasan desapercibidos entre la sociedad, no sólo por el desabasto de medicinas, la inseguridad o el desempleo, sino porque surge un nuevo dilema para la administración que parece darle, a la distancia inmediata, la razón al ex secretario de Hacienda Carlos Urzúa, por las discrepancias en materia económica y las decisiones tomadas por López Obrador sin suficiente sustento, según expuso en una carta, tras su renuncia.

En la SHCP, a cargo de Arturo Herrera, hay preocupación porque las cuentas no le salen al gobierno de la 4T. Herrera, ex alumno de Urzúa, el día que fue nombrado sucesor de su maestro fue motivo de sorna y memes por el rostro mostrado al momento de aceptar el cargo, seguramente por el peso de la dependencia.

Por las decisiones que ha tenido que tomar, se podría decir que la tempestad financiera comienza a alcanzarlo. Una pésima señal se ha dado para la estabilidad del país en la actual administración, debido a que el secretario de Hacienda decidió romper el cochinito de la Federación, del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP), para compensar boquetes de ingresos por más de 125 mil millones de pesos. Sucede que la recaudación no salió como se tenía esperado en 2019 ni tampoco los ingresos petroleros fueron suficientes.

En 2018 las discusiones en la Cámara de Diputados se prolongaron y aunque una parte de la oposición contrarió la aprobación del paquete presupuestal, Morena terminó imponiendo su mayoría, sin que nadie pudiera frenar el proyecto impuesto desde Palacio Nacional.

En el primer trimestre de la situación de las Finanzas Públicas y la Deuda Pública correspondiente a 2019, se esperaban ingresos tributarios por 3.3 billones de pesos y sólo se captaron 3.2 billones, lo que significa que no entraron a las arcas 108 mil 749 millones de pesos por cobro de impuestos, pues fracasaron las expectativas de López Obrador, quien, según Urzúa, lo hizo a un lado para ser el propio Presidente quien escribiera el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno.

De acuerdo con el directivo de un instituto económico, entre economistas de otras organizaciones del ramo, Herrera ha expresado preocupación y ha solicitado opiniones sobre las decisiones que se deben tomar para que las finanzas no se desfonden y los ingresos cumplan las metas. La conclusión a la que se ha llegado dentro de Hacienda es que, de una u otra forma, se tienen que pagar más impuestos, lo que aleja al gobierno de Andrés Manuel de cumplir con su promesa de candidato de no subir precios en productos ni servicios.

Fuente: CIUDADANOS EN RED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *