Ya sea por parte de vecinos, choferes de camiones o cualquier desconocido; médicos y enfermeras son víctimas de insultos y discriminación.

Geraldina González de la Vega, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred), afirmó que esta es una situación sin precedente y si bien al momento tienen dos quejas formales hay otras que no se han hecho.

“Estamos muy desconcertados en el Consejo con esta noticia porque nos enfrenta a una nueva cara del fenómeno discriminatorio.

“Jamás habíamos tenido que accionar estrategias y hacer un llamado enérgico a la sociedad para evitar la discriminación hacia un grupo de profesionistas”, expuso en entrevista.

Subrayó que se trata de una situación que no se había visto en otros países.

“En la última semana se han disparado mucho las denuncias, fundamentalmente en el ámbito laboral, pero también tenemos un par de denuncias de personal de la salud, enfermeras en lo particular”, destacó.

Una de las denunciantes es una enfermera que es insultada y hostigada por sus vecinos.

“Se siente muy agredida y tiene mucho miedo”, afirmó González de la Vega.

Para garantizar su seguridad se coordinaron acciones para, a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, implementar medidas de protección.

El segundo caso al que le da seguimiento el Copred es el de una enfermera a quien se le negó abordar al transporte concesionado.

González de la Vega entabló comunicación con el Secretario de Movilidad, Andrés Lajous, para informarle lo sucedido y se tomarán cartas en el asunto.

“El Copred nunca se había visto en esta situación”, insistió.

La funcionaria llamó a la población a frenar las conductas violentas y de discriminación en contra del personal de salud.

Además, pidió a la ciudadanía a que si son testigos de alguna de estas conductas se comuniquen con el Copred que, en coordinación con el Conapred (su homólogo nacional) dará seguimiento puntual a cada una de las denuncias.

Del 17 de marzo al 23 abril, el Copred ha brindado 163 atenciones relacionadas a temas de discriminación en distintos ámbitos. En este mismo periodo se han levantado formalmente 31 denuncias.

Incluye la de las dos enfermeras, 12 del ámbito laboral y el resto por quejas en la prestación de servicios, por ejemplo.

“No puede haber impunidad porque como sociedad no podemos ser tolerantes ante la violencia y discriminación hacia nadie.

“Mucho menos hacia el personal de salud que está en primera línea arriesgando su vida y la de sus familias para que todos salgamos adelante de esta situación”, lanzó Geraldina González de la Vega.

FUENTE: REFORMA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *