Mexico Y Su “Extraordinaria Reforma Agraria”

 

Ciudad de Mexico a 26 de mayo de 2017; El proyecto, que forma parte de una reforma agraria más amplia, está en manos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que tendrá que crear un equilibrio legal más firme para los inversores sin encender protestas de los propietarios de tierras, dijeron las fuentes bajo condición de anonimato.

Con casi la mitad de la población de México viviendo en la pobreza, una gran parte de ellos en zonas rurales, los derechos de los propietarios de tierras comunales, o ejidatarios, han sido protegidos durante mucho tiempo.

El presidente Enrique Peña Nieto podría enfrentar gran oposición al proyecto, especialmente de los grupos de izquierda.

Quienes apoyan la reforma dicen que México pierde empleos e inversión al no dar suficientes garantías a los inversores, a quienes les preocupa que, bajo la ley actual, puedan ser forzados en cualquier momento a renegociar acuerdos con los ejidos.

Ofrecer “certeza legal” a los actores económicos es fundamental para mejorar el desarrollo rural, dijo Francisco García Cabeza de Vaca, un legislador del Partido Acción Nacional (PAN), de centro-derecha, quien encabeza la Comisión de la Reforma Agraria del Senado.

“Tenemos que dar certidumbre al ejido, pero también dar la posibilidad en un momento dado que el sector privado pueda trabajar mano a mano con los núcleos agrarios. Es el gran tema”, dijo Cabeza de Vaca.

Un portavoz de la Secretaría de Agricultura dijo que el departamento estaba trabajando con la Sedatu en una reforma para hacer los ejidos más productivos y que los derechos públicos de la tierra serían salvaguardados. Un portavoz de la Sedatu no respondió a solicitudes de comentarios.

Peña Nieto había apostado por una reforma energética para reactivar la debilitada economía de México, pero la caída de los precios del petróleo ha hecho menos atractiva esa industria.

El Gobierno espera que una reforma agraria pueda acelerar el crecimiento fomentando la inversión en sectores como la minería, el turismo, la generación de energía, la agricultura y el transporte.

 

FUENTE: www.eleconomista.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *