MICHOACÁN: ESTADO FALLIDO Y CON HAMBRE

920_epnmich_16

 

Michoacán, con sus más 170 mil beneficiarios de programas federales, 51 municipios decretados con problemas de hambre, 35 localidades convulsionadas por la violencia y un gobierno estatal desdibujado por la falta de recursos económicos, fue elegido como el escenario ideal para que la Federación anunciara la estrategia oficial para el combate frontal al hambre. En su primera visita de trabajo al estado en este año, y en el marco de la celebración del mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre, el presidente Enrique Peña Nieto pisó tierra michoacana para anunciar que su administración habrá de redoblar esfuerzos a fin de hacer más llevadera la vida a los que menos tienen.

 

En la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Michoacán, todos hablaron del esfuerzo que se hace para remontar las cifras de pobreza y marginación social.

Se escuchó la danza de las cifras, pero no hubo ningún posicionamiento de los encargados de la política oficial que hablara sobre los desaparecidos que han resultado de la violencia en la zona de Tierra Caliente. Tampoco nadie se adentró a tocar el génesis de la pobreza que se vive en la entidad.

La visita de Peña Nieto en esta ocasión fue distinta a las que realizó el año pasado: no habló de los indígenas de la Meseta Purépecha, en donde el hambre y la marginación social es lacerante. Tampoco tocó el problema de la violencia que se mantiene en diversos poblados.

Reconoció, eso sí, que el ambiente que se vive en el estado de Michoacán es otro, muy distinto al que se tenía hace un año, justo antes de que el Gobierno Federal tomara el control de la administración estatal, a través de la integración de una comisión para el desarrollo y la paz del estado.

Comisión que fue disuelta el pasado 22 de enero, cuando concluyó el trabajo del comisionado Alfredo Castillo.

El presidente de la República dejó entrever el buen entendimiento que existe entre el gobernador Salvador Jara y las distintas dependencias de la Federación que realizan trabajos coordinados en la entidad para concretar el Plan Michoacán, que se puso en marcha el año pasado y que a la fecha se ha ejecutado –en cuanto a obras y programas- en más de un 70 por ciento de lo proyectado.

Ante un auditorio con más de 7 mil mujeres que atestiguaron la entrega simbólica de recursos por parte del Gobierno Federal a los vecinos de la zona oriente de Michoacán -en donde se focaliza una cuarta parte de la pobreza de todo el estado-, el presidente aseguró que la presencia de la Federación continuará, hasta que el estado tenga un rostro de trabajo y desarrollo.

La cruzada, el mayor logro

Al hacer un balance global de las acciones federales en lo que va a de esta administración, Enrique Peña Nieto recalcó la incorporación en todo el país de 3 millones 250 mil derechohabientes al Seguro Popular, así como un millón 875 mil mujeres que ya están afiliadas al Seguro de Vida para Jefas de Familia.

Pero el mayor logro que en materia de atención social ha hecho el Gobierno Federal en los últimos años, dijo, es la implementación del programa de la Cruzada Nacional Sin Hambre, en donde se incluyen acciones de Comedores Comunitarios, Huertos Familiares, Suplementos Alimenticios, Tarjeta Sin Hambre y  Nuevas Tiendas Diconsa, las que este año servirán para que más de 3 millones de mexicanos coman mejor.

Recordó que La Cruzada implementada en esta administración es un modelo de atención integral para los sectores más desprotegidos de la sociedad, a donde se destinan 70 programas federales, de 19 dependencias del Gobierno de la República, además de confluir con fondos  estatales y municipales.

Entre otros logros anunciados, destacó el padrón de 731 mil familias que ya reciben apoyo de la Tarjeta Sin Hambre, la instalación de mil 351 nuevas tiendas Diconsa y el funcionamiento de 5 mil 792 nuevos comedores comunitarios, de los que 10 mil de ellos se encuentran en escuelas de tiempo completo, con beneficio directo a la niñez.

El Michoacán de Jara

Al hablar para darle la bienvenida al presidente de la República, el gobernador sustituto Salvador Jara habló del Michoacán que aparentemente solo él ve. El que se alcanza a vislumbrar desde su despacho.

No tocó la problemática de la violencia generalizada en los municipios de la zona de Tierra Caliente, con el resurgimiento de los grupos de autodefensa.

Le habló al presidente de un Michoacán sano en finanzas y resuelto de la pesada deuda pública.

Jara aseguró que ya se está pagando el adeudo que el estado mantenía con algunos proveedores, pero no le dijo al presidente que ese pago apenas comprende el 10 por ciento del total, en donde se mantiene un cuantioso adeudo de participaciones a los gobiernos municipales, a los que no les han dado recursos para ejercer la obra de hace dos años.

Tampoco habló del adeudo que el Estado no puede saldar con sus trabajadores de base.

El Michoacán de Jara fue el segundo estado de todo el país con mayor crecimiento durante el último trimestre del 2014, en donde, según su versión, se generaron más de 14 mil empleos directos, además de registrar notables avances en materia de seguridad pública, con índices de homicidio y robo a la baja, y secuestro y extorsión disminuidos en un 90 por ciento.

Desde la perspectiva del gobernador, Michoacán cerró el 2014 siendo la decimonovena entidad con menor incidencia delictiva.

Los enfrentamientos entre los civiles armados de la zona de Tierra Caliente no entraron en la estadística del gobernador.

Presumió ufano que Michoacán “es el estado con mayor número de beneficiarios del programa Liconsa”, sin reparar que los programas de Liconsa son para los más pobres del país.

Al borde de la alegría, el gobernador presumió que el IMSS ha hecho una inversión de 500 millones de pesos para beneficiar con programas de salud a los trabajadores del campo, y destacó que ya se han completado 180 acciones de las 250 proyectadas el año pasado por la federación, para impulsar el desarrollo de la entidad.

Dijo que desde que se puso en marcha el Plan Michoacán –la intervención de la Federación en el Estado- más de mil funcionarios de primer nivel del Gobierno Federal han visitado la entidad.

Destacó un proyecto genómico para certificar el ganado que se genere en la entidad, anunció que el 7 de marzo se pondría en marcha el nuevo sistema de justicia penal, y remató diciendo que estaba feliz.

FUENTE: REPORTE INDIGO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *