Desaparece Fonden, en plena amenaza por huracán ‘Delta’

Mexico es uno de los 10 países a nivel mundial que presentaban más perdidas derivadas de fenómenos naturales.

Cada año en México, los desastres naturales provocan en promedio la pérdida de 700 millones de dólares y 100 vidas humanas -de acuerdo con datos del Cetro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED)-, sin embargo, el  Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) que destina recursos a las afectaciones generadas por estos fenómenos está apunto de desaparecer. 

El mismo día en que el Sistema Meteorológico Nacional anunció que el Huracán “Delta” categoría 4 tocaría tierra en Quintana Roo, los integrantes de la Cámara de Diputados aprobaron en lo general el dictamen que propone la extinción del FONDEN que hasta este año contaba con 3,800 millones de pesos, junto con otros 108 fondos y fideicomisos como parte del dictamen integrado por el grupo parlamentario de Morena. 

Hasta las 22 horas de ayer los diputados discutían en lo particular esta iniciativa que modifica 18 leyes y abroga dos normativas, para la desaparición de dichos fideicomisos cuyos recursos disponibles, de acuerdo con el dictamen, se  reasignaran para atender los efectos de la pandemia del Covid-19 en temas de salud y economía, así como garantía la continuidad de los programas sociales del bienestar. 

El Fonden se concibió como un instrumento financiero enfocado en proporcionar suministros de auxilio y asistencia ante situaciones de emergencia con el objetivo de responder de manera inmediata a las necesidades de la población afectada por un fenómeno natural. 

Para acceder a los recursos de este fondo la Secretaría de Gobernación emitía una declaratoria de desastres a petición de una entidad federativa o una dependencia federal, a razón de que fenómenos geológicos, hidrometeorológicos y otros provocaron daños a viviendas o servicios de infraestructura.

La propia comisión de Protección Civil y Prevención de Desastres advirtió en mayo de este año que la desaparición de este mecanismo significaría dejar sin protección a la población de escasos recursos que generalmente son los que más sufren las consecuencias devastadoras de los fenómenos naturales.

Los señalamientos de los integrantes de la Comisión fueron parte de un análisis elaborado en el marco del parlamento abierto para discutir la extinción de este fondo, en donde se pronunciaban en contra de la iniciativa aunque admitían la necesidad de revisar, actualizar y fortalecer las reglas de operación del Fonden. 

El análisis además advertía que Mexico es uno de los 10 países a nivel mundial que presentaban más perdidas derivadas de fenómenos naturales; por ejemplo, los siniestros ocasionados por sismos generaron un costo anual en promedio de 1,354 millones de dólares durante los últimos años. 

Incertidumbre respecto a recursos 

Aunque el dictamen que se aprobó ayer señala que en lugar del Fonden se plantean instrumentos financieros de atención a desastres naturales, aún es incierto cómo se canalizaran los recursos enfocados en atender a la población afectada por un fenómeno natural. 

Tanto el presidente López Obrador como miembros de su gabinete y diputados que apoyan el proyecto aseguran que los beneficiarios y destinatarios finales de los recursos que se integran en los 109 fideicomisos seguirán recibiendo los mismos apoyos, sin embargo estos se etiquetarán ahora directamente en el Presupuesto de Egresos. 

 

FUENTE: FORBES MÉXICO

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *