Morena y su corrupción sistemática

En años anteriores, el antes opositor Andrés Manuel López Obrador no hubiera defendido la corrupción como la defiende ahora que está en el poder, se hubiera lanzado en contra del gobierno y hubiera pedido mil renuncias y que los responsables pagaran por lo que habían hecho.

A estas fechas ya hubiera una gran campaña de linchamiento, tomado Reforma y acampar quién sabe por cuántos días, de la indignación. Pero el Andrés Manuel de ahora nada tiene que ver con el que hizo campaña por más de 18 años.

En 2018, cuando llegó al poder, dijo textual: “Si mis seres queridos, mi esposa o mis hijos cometen un delito, deberán ser juzgados como cualquier otro ciudadano. Solo respondo por mi hijo Jesús, por ser menor de edad”, pero la promesa de aquel primero de diciembre quedó en palabras solamente.

Recordemos los videos de Pío López en agosto de 2020, recibiendo dinero de David León, en su sobre amarillo, recursos utilizados para financiar la campaña de López Obrador; en julio de 2021 se volvieron a filtrar videos donde Martín Jesús López Obrador, también hermano del hoy Presidente, donde recibía dinero en efectivo también de parte de David León. Dinero que también fue utilizado para la campaña presidencial de AMLO en 2018.

En enero de 2022, una investigación de las plataformas Latinus y de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, reveló que el hijo mayor del Ejecutivo federal, José Ramón López Beltrán, vivía en una enorme y lujosa residencia de Houston, Texas, conocida mediáticamente como la Casa Gris. Propiedad que pertenece a un alto directivo de la compañía Baker Hughes, petrolera que tiene contratos con Pemex por más de 151 millones de dólares.

El 28 de noviembre de 2021 una investigación periodística destapó que a través del programa Sembrando Vida se inició el cultivo de cacao en Tabasco, esto con la finalidad de beneficiar a Hugo Chávez Ayala, amigo de Andrés Manuel López Beltrán, hijo del Presidente y con quien presumiblemente tiene lazos empresariales a través de la venta de cacao para su reciente empresa “Chocolates Rocío”.

La semana pasada, una reciente investigación de MCCI en colaboración con Latinus, destapó los actos de corrupción que involucra a Andrés López Beltrán con la empresa Romedic, propiedad de Amílcar Olán, otro amigo de “Andy”, quien ha ganado millones de pesos con los gobiernos de Morena y quien sus negocios han sido fructíferos en este sexenio.

Sin duda, este sexenio ha sido de completa corrupción, no solo eso casos que ya se han conocido, sino también el fraude de Segalmex, la Línea 12 de Metro, la corrupción en la Conade y los moches en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia DIF, una gran podredumbre que ha beneficiado a amigos y familiares de este sexenio morenista.

En Morena la corrupción ha sido sistemática, organizada y cínica, donde tanto el gobierno federal y los estatales gobernados por el partido en el poder, han enriquecido a familiares y amigos todo sin licitaciones ni auditorías, y con información reservada para dentro de 5 años; así de bondadosa y benevolente es la vida para algunos “amigos y familiares”.

Fuente: https://www.diariodexalapa.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.