Muere Antonio Montes, preso político del gobierno de #Puebla

10410109_839374399437587_7474207200633437337_n

 

Ciudad de México, 6 de febrero de 2015. Antonio Víctor Montes Contreras, habitante de Chalchihuapan, murió el día cinco de febrero después de casi siete meses de aprehensión por haber sido testigo presencial, junto con cinco personas más, del asesinato con una bala de goma, por parte de la policía de Puebla, del menor José Alberto Tehuatle.

Las cinco personas, entre ellas el edil auxiliar del pueblo, fueron detenidos y acusados de privación de la libertad, homicidio en tentativa, motín y ataques a las vías de comunicación, pero tan sólo dos de ellos fueron puestos en libertad.

El hombre de 55 años de edad, fue golpeado durante la protesta contra el cierre de la casa auxiliar el año pasado. Su familia denunció en reiteradas ocasiones, que desde la aprehensión, la salud de Antonio se complicó, además de la depresión que le causaba el encierro aún cuando era clara su inocencia y siempre estaba triste.

Hace unas semanas informaron sus familiares que Montes Contreras se desmayó y lo tuvieron que sedar debido a los síntomas graves de su depresión, hasta causarle la muerte.
El 24 de diciembre fueron liberados los seis policías implicados en la muerte del menor José Alberto Tehuatle. La Primera Sala en Materia Penal consideró que los delitos imputados de lesiones y falsedad de declaraciones no fueron cometidos con dolo y alcanzaron fianza, de la que se desconoce el monto y quien la pagó. Dos de los policías se les acusaba de homicidio, pero los cargos también fueron retirados por considerarlo culposo, aunque el caso no se ha cerrado, los elementos de la fuerza pública ya se encuentran en libertad.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), emitió once recomendaciones al gobierno de Rafael Moreno Valle, quien aseguró haberlas cumplido cabalmente, pero sólo se ha obtenido de ellos el silencio. El gobernador es responsable de la muerte del menor Tehuatle, pues después de un proceso irregular se había aprobado la llamada Ley Bala, que permitía el uso de armas de fuego contra manifestantes.

El gobernador de Puebla hizo pública una ley diferente a la aprobada donde daba luz verde al uso de armas de fuego contra la población civil. Aunque la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señala a la policía de Puebla como responsable del homicidio, excluye de alguna imputación al gobernador pues este además de dar la autorización al operativo, no tenía la facultad para modificar una ley

Ahora con la muerte de Antonio Víctor continua la represión por parte del gobierno de Moreno Valle contra el pueblo de Chalchihuapan que decidieron oponerse a sus políticas represivas. Con dos de sus habitantes muertos y otros más encarcelados este pueblo se debe enfrentar al amedrentamiento de la policía, que con rondas día y noche, operaciones regulares donde rompen ventanas y puertas, agreden a mujeres, personas adultas y niños, siguen organizándose para manifestarle al gobernado que su lucha no termina ahí.

Cientos de personas han denunciado las políticas represivas del gobernador Rafael Moreno Valle, aun con la liberación del activista Juan Carlos Flores el pasado 23 de enero, son más de 45 activistas, según datos del Frente de Organizaciones Sociales y Políticas del estado de Puebla (FOSyPue), quienes permanecen privados de su libertad por oponerse a los megaproyectos que los despojaran de sus territorios y recursos naturales, además de los que se oponen a las políticas del gobierno estatal, tal es el caso de dos miembros de la Unión Popular de Venteros Ambulantes acusados de narcomenudeo y nueve ediles auxiliares que se resisten a que la administración de esta entidad acabe con los registros civiles, que implicaría que los poblanos de lugares remotos se tengan que trasladar hasta la capital del estado.

 

Fuente: Desinformémonos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *