Nestora Salgado orillada a la huelga de hambre en prisión

273629-0aa9263ddd8efd0ae_pf-5167130822_nestora_jlc-f

 

(08 de mayo, 2015).- A 20 meses de su detención, Nestora Salgado García ha sido orillada a la  huelga de hambre, ante las constantes violaciones de sus derechos humanos durante su permanencia en el Centro Federal Femenil del Noreste, número 4, en Tepic, Nayarit. Donde se encuentra encarcelada desde el 21 de agosto de 2013, por el cargo de secuestro por su labor como coordinadora de la de la Policía Comunitaria, en el municipio de Olinalá, Guerrero.

Cabe señalar que la conformación y actuación de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias ­ – Policía Comunitaria (CRAC-PC), a la cual pertenece Nestora Salgado, tiene fundamento en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de las Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero, donde se reconoce el derecho humano de los pueblos y comunidades indígenas para autogobernarse y decidir en materia de justicia.

No obstante, Salgado García fue aprehendida bajo los cargos federales ­de secuestro y asociación delictiva, luego que la activista denunciara abiertamente los vínculos del presidente municipal de Olinalá, Eusebio González Rodríguez, con la delincuencia organizada.

En un fuerte operativo en el que participaron el Ejército, la Marina, las Policías estatal y municipal, Nestora Salgado García fue recluida en un penal de máxima seguridad. Aún cuando en abril de 2014, se le exoneró de los cargos del fuero federal, le fue negado su traslado a un penal de la Ciudad de Méxci para continuar con su proceso penal por el delito del fuero común de privación ilegal de la libertad, pero sobre todo para detener las violaciones a sus derechos humanos.

Desde los primeros días de su detención, familiares, activistas y organismos de defensoría de derechos humanos denunciaron las condiciones de aislamiento, falta de atención médica y ausencia de suministro de medicamentos adecuados para las dolencias que padece Nestora a raíz de un accidente automovilístico previo a su aprehensión.

El pasado 28 de enero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó medidas cautelares (MC 455/13) a favor de Salgado García, en el documento la CIDH subrayó la “situación de gravedad y urgencia, puesto que su vida e integridad personal se encuentran en riesgo”, ante la falta de atención médica por parte de las autoridades del Cefereso.

A 20 meses de su detención, las condiciones en el interior del penal no se han modificado. Saira Rodríguez Salgado, hija de Nestora Salgado, señaló que incluso el servicio médico del penal, “quiso hacer ver que sus dolores eran mentales y no físicos”, por lo que la canalizaron al área de psiquiatría.

“Donde la empezaron a medicar fuertemente y sólo la mantenían dormida”, afirmó Saira R. Salgado. Más tarde “un médico psiquiatra determinó que no tenía nada psicológico y que sus dolores eran reales”.

Saira narró en entrevista con Revolución TresPuntoCero, que este martes 5 de mayo su madre le pidió a la “celadora un desayuno acorde con la dieta que le recetó la nutrióloga, para tratar la colitis nerviosa, que padece ahora, y que los médicos se la están tratando con laxantes”, lo cual le fue negado y a cambio recibió la amenaza de reporte por parte de la vigilante.

Nestora Salgado dijo al teléfono que continuará con la huelga de hambre “si es necesario hasta que me muera, me voy a dejar morir porque básicamente estoy muerta en vida”.

El gobernador interino Rogelio Ortega se comprometió a dar cauce al caso de Nestora durante los seis meses que estaría al frente del estado de Guerrero, sin que se concretara ninguna negociación y diálogo efectivos entre la Procuraduría General de Justicia del Estado y la defensa legal de la activista para su liberación.

 

 

Fuente: Revolución Tres Punto Cero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *