No cubre la canasta básica el 42.4% de los indígenas

793253_NpAdvMainFea

 

El porcentaje de indígenas que perciben un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo es de 42.4%, dice el balance de logros del Programa Especial de los Pueblos Indígenas 2014, elaborado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI). La cifra es más alta que la meta que tiene el gobierno federal para 2018, fecha en la que deben de bajar ese porcentaje a 35%, informa el mismo documento.

 

En México hay 11.4 millones de indígenas, de los cuales 4.7 millones no tienen ingresos suficientes para garantizar el acceso a la alimentación, educación, salud y vivienda de manera suficiente.

 

Por ejemplo, 34.4% de los indígenas tienen carencias básicas de alimentación, dice el documento; esta cifra es un reto para las autoridades federales, ya que se comprometió que para 2018 se reducirán a menos del 5%. Si se habla de inseguridad alimentaria moderada o severa, ésta alcanza a cuatro de cada 10 hogares.

 

Para medir las carencias, el Programa Especial de los Pueblos Indígenas recurre a los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), por lo que se asegura la independencia de la medición.

 

Respecto a qué tanto acceso tienen los indígenas a otros servicios, se indica que 24.3% carece de servicios de salud, cuando la meta para 2018 es que este porcentaje baje a 14%.

 

Al principio del sexenio, el perfil epidemiológico de los indígenas tenía como rasgos principales una mortalidad infantil de 53 decesos por cada mil nacimientos, alto contagio de enfermedades gastrointestinales, infecciones respiratorias y padecimientos cardiovasculares.

 

El rezago en infraestructura para los hogares donde viven los indígenas es del 59.7%; esto quiere decir que en estas casas existe la ausencia de al menos de uno de las siguientes infraestructuras: comunicación terrestre, electrificación, agua potable y saneamiento. El objetivo es que para final de sexenio sean sólo el 48% de las casas con alguna carencia.

 

De las 34 mil 263 localidades indígenas del país, 33% tiene algún grado de marginación, lo cual pone en un estado de vulnerabilidad a sus habitantes ante desastres naturales como derrumbes o inundaciones.

 

En cuanto a la educación, el balance de logros indicó que el pasado ciclo escolar hubo una deserción en educación primaria indígena de 1.8%, siendo el objetivo que en 2018 el porcentaje sea de 0.7%. El problema de esta cifra es que fue un retroceso, pues al comenzar la administración federal el abandono escolar entre indígenas era de 1.3%.

 

La CDI destaca de este indicador que la población indígena lleva décadas con los niveles más bajos de logros escolares y con altos niveles de deserción en nivel básico, lo cual influye de manera negativa en el ingreso económico cuando se llega a edad productiva.

 

El Programa Especial también mide el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, siendo que hasta el momento 21 entidades federativas ya los reconocen en su Constitución local.

 

 

Fuente: 24 HORAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *