Normalistas rurales toman las calles de Chihuahua; demandan condiciones dignas de estudio

Sau

Las alumnas de la Escuela Normal Rural Ricardo Flores Magón, de Saucillo, Chihuahua, se movilizan en la capital del estado. Desde la mañana de este día, mantienen cerradas la calles aledañas al Palacio de Gobierno de Chihuahua.

Piden atención a sus demandas estudiantiles, cuya resolución se ha postergado bajo la justificación oficial de que, hasta hace un par de días, la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte de la entidad carecía de titular.

Las normalistas rurales piden la solución de su pliego petitorio anual, lo que les garantizaría el ejercicio de su derecho a la educación, al contemplar necesidades como la expedición de la convocatoria de nuevo ingreso a su escuela, la garantía de conservación de la matrícula estudiantil de nuevo ingreso que es de 120 lugares para las licenciaturas en educación primaria y preescolar, así como la dotación de sus uniformes escolares y de los recursos para necesarios para proveerles las raciones alimentarias.

Piden también que no se aplique en su escuela-internado el Plan Integral de Diagnóstico, Rediseño y Fortalecimiento de las Escuelas Normales, disposición oficial que como lo han señalado estudiantes y docentes de otras Normales del país, reduciría la oferta educativa de estas instituciones, entre otras implicaciones negativas.

La tercer demanda de las jóvenes radica en una problemática vigente desde finales de 2014. Entonces, las integrantes del Consejo Estudiantil de la Normal de Saucillo alertaron a las autoridades locales sobre la necesidad de construir más habitaciones, como consecuencia de la reforma curricular que se les impuso y que, en los hechos, implicó que las alumnas que cursan el último año de la carrera tengan que permanecer por más tiempo en las instalaciones educativas (antes durante todo este ciclo escolar practicaban en las comunidades). Los funcionarios tomaron nota y se comprometieron, por escrito, a iniciar la construcción de un edificio para alojar a 120 alumnas, obra que no se concluyó en el plazo acordado, el 30 de junio de 2015.

Hoy, enero de 2016, la amplificación del área de dormitorios continúa inconclusa, acusan las estudiantes. Faltan algunos detalles de instalación hidráulica y eléctrica, así como el mobiliario necesario para que el lugar resulte, al fin, habitable. Falta, además, el montaje de una malla metálica alrededor del nuevo edificio, solicitud que las alumnas plantearon como una necesidad indispensable para el resguardo de las inquilinas del internado femenil.

Laura Alvarado, vocera del Consejo Estudiantil de la normal de Saucillo, comenta que el objetivo de la actividad emprendida este día en las calles de la capital chihuahuense es establecer un diálogo serio y resolutivo con el gobierno local, encaminado a la satisfacción de sus demandas. Refiere que las autoridades, a quienes entregaron su pliego petitorio hace 15 días, les han dicho que la audiencia solicitada demorará al menos una semana más.

No obstante, Laura y sus compañeras no pueden esperar más. Desde hace más de 1 año viven hacinadas en el internado de su escuela, lo que les ha provocado, incluso, enfermedades. Los dormitorios con dos regaderas y dos retretes que antes compartían entre cinco y siete muchachas, hoy son habitados hasta por 20 de ellas.

El movimiento de las jóvenes de Saucillo, quienes también sostienen un paro de labores académicas, es por condiciones de estudio dignas.

Fuente : desinformemonos.org

43 thoughts on “Normalistas rurales toman las calles de Chihuahua; demandan condiciones dignas de estudio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *