Ciudad de México. Luego de que la cuarta mesa de negociación entre integrantes de la comunidad otomí residentes en la Ciudad de México y autoridades federales y locales no se realizó hoy, los ocupantes de las instalaciones del Instituto del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) quemaron mobiliario y equipo de computo a las afueras del instituto ubicado al sur de la CDMX.

Esta mañana los integrantes de la comunidad otomí que ocupan el INPI desde hace 43 días habían advertido que tomarían nuevas medidas, debido a que hoy no se presentaron al diálogo ni autoridades del INPI ni de la Ciudad de México sino que mandaron a representantes.

Filiberto Margarito Juan, Concejal de CNI – CIG, y representante de la comunidad indígena en la Ciudad de México, dijo a La Jornada que están dispuestos a quemar todo que está en el primer piso del INPI a fin de que las autoridades federales y locales atiendan su problemática e instalen las siete mesas de negociación que les propusieron.

Una vez que acabó la protesta, Diego García, del CNI de la UPREZ, informó que mañana a las 9:30 horas se reunirán con Alfonso Suárez del Real, secretario de gobierno de la Ciudad de México, y descartó que vayan a realizar una nueva quema de mobiliario, al menos hoy.

El calendario propuesto por los otomíes comenzaba hoy a las diez de la mañana con la primera mesa de Salud y Alimentación; a las 15:00 una de Trabajo y Justicia, pero nada de esto se concretó pues los enviados gubernamentales dijeron desconocer ese calendario.

El INPI se encuentra en la avenida México Coyoacán 343 en la alcaldía Benito Juárez.

Sobre la quema de mobiliario en el INPI, Adelfo Regino, titular del instituto, señaló a este medio: “lamentable la violencia; delicado”.

Regino Montes ha insistido en que el camino para la solución de la problemática es el diálogo y ha asegurado que tanto el gobierno de la Ciudad de México como el federal están en esa disposición.

Pasadas las 14:30 una vez que los integrantes de la comunidad otomí residentes en la Ciudad de México ingresaron al INPI, llegó al lugar una camioneta del Cuerpo de Bomberos de la CDMX con una cuadrilla de elementos y comenzó a apagar las llamas que aún se mantenian en el mobliario quemado.

García detalló que sólo sacaron mobiliario de algunos de los pasillos en el primer piso, entre ellos sillas, escritorios, documentos, laptos y computadores.

Los bomberos portan palas para remover los escombros para remover los escombros y apagar de mejor forma las llamas.

Se espera que en breve, una vez que esté totalmente controlada la quema se abrirá la circulación nuevamente.

FUENTE: LA JORNADA

VIDEO: ANDRÉS GUZMÁN CASTILLO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *