Peña quiere imitar mecanismo de guerra sucia; utiliza desaparición forzada como herramienta de control

image-714008

 

Durante la segunda mitad del siglo XX Latinoamérica se caracterizó por presentar una experiencia generalizada de la violencia, con hechos como guerrillas y dictaduras, por lo que esta región se ha podido calificar como un lugar de constantes luchas sociales, no sólo por la vía armada sino por la vía pacífica.

Para Gabriela Pulido Llano, doctora en Historia y Etnohistoria, en América Latina fenómenos como la violencia y la desaparición forzada han sido característicos de los gobiernos que pretenden subsistir a través de un control total. En este sentido comenta que las experiencias vividas en Argentina y Uruguay con dictaduras militares presentan un ejemplo claro, en donde se dieron contextos en que la violencia se ejercía desde arriba, para tener el dominio absoluto.

La investigadora de la Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dijo que es posible identificar a la violencia y la desaparición forzada como hechos inseparables de estructuras políticas que tienen como objetivo el control absoluto. De esta manera comenta que algunos gobiernos mexicanos han sido semejantes a las dictaduras militares de suramérica en el sentido que no aceptan ni reconocen el pensamiento opositor.

 

En México desde los 70, con el desarrollo de la guerra sucia se presentaron escenarios similares a los vividos con las dictaduras militares, en donde el gobierno ejerció prácticas violentas como la desaparición forzada para establecer un control de la sociedad, y en este caso de los grupos disidentes.

“El caso Ayotzinapa se asemeja a un contexto de los 70. Podemos colocar a Guerrero en este foco que nunca tuvo calma, que siempre ha vivido bajo la violencia de un lado o de otro (..) el Estado ha ejercido un control muy apegado a sus intereses; es decir cuando es importante mostrar que es un Estado conciliador pues entonces si hay una concesión hacia los grupos en protesta, pero por lo general siempre han sido sectores golpeados que se han mantenido a base de una capacidad de resistencia impresionante.

 

foto_2_0

 

En nuestro país, los gobiernos priistas y panistas han utilizado la violencia y desaparición forzada como estrategias de control social además de implementar mecanismos de control de los medios masivos de comunicación.

“El gobierno ha tratado de mantener una imagen que no corresponde con la realidad. Mientras que instituciones internacionales como Amnistía, y la misma ONU están planteando una escenario terrorífico con respecto de los derechos humanos en México, el gobierno no tiene ninguna respuesta coherente a la situación, manifestó.

Aunado a lo anterior, la investigadora sostuvo que la actual administración federal se ha puesto como meta imitar los mecanismos de control utilizados en la década de los 70. En esta tónica, dijo que el gobierno de Peña Nieto se parece más a los sexenios de Díaz Ordaz, Echeverría y López Portillo. “No podemos olvidar que durante el mandato de Salinas de Gortari se recuperó también la práctica de la desaparición forzada; esto fue posible observarse en hechos como la persecución contra militantes del PRD”, apuntó.

Pulido Llano agregó que hoy en día el control social en México es muy importante debido a la importancia geoestratégica del país. En tal sentido argumentó que el control de México es relevante “para tener un lugar de choque, es como un muro de contención para Estados Unidos”.

Por otro lado, explicó que de los años 70 a la actualidad los fenómenos de violencia y desaparición forzada se han intensificado de manera importante. Al respecto comentó que la intensidad con la que se dan estas circunstancias también se mide a través de la impunidad.  En esta tónica aseveró que la impunidad ahora se observa con mayor descaro, y mencionó que el caso de los 43 normalistas desaparecidos es un ejemplo en donde se visualiza claramente la impunidad pues “pueden desaparecer 43 y decir que no paso nada”.

“Considero que el gobierno de Peña se presenta como el peor en materia de violencia y desapariciones forzadas. Todo es muy descarado y además ni las cámaras ni la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ni los gobiernos locales hacen algo eficaz para detener la problemática; no se han detenido a reflexionar ni a unir esfuerzos para resolver la situación. A ellos (el gobierno) no les importa nada, no nos representan, gobiernan para sí mismo, para grupos empresariales y para entregar los recursos al exterior”.

México ante América Latina

Ante el escenario de crisis que vive el país, Gabriela Pulido manifestó que hoy en día México perdió toda capacidad de liderazgo en la región de América Latina. Añadió que los países de latinoamericanos visualizan a México por el contexto desfavorable que vive, entre otros temas, en materia de derechos humanos.

La investigadora dijo que México se ha encontrado en el centro de la atención de América Latina debido a las experiencias fallidas de democracia. Dijo que la expectativa de México como líder en el tema de democracia en Latinoamérica se ha perdido.

“Otros países de la región han demostrado que tienen más dominio de la democracia y casos como el de Bolivia o el de Uruguay lo demuestran. Cuando ganó Vicente Fox tuvimos la oportunidad de ser la punta de lanza de la democracia en la zona, sin embargo ni los panistas, ni priistas lo lograron”, expuso.

Gabriela Pulido habló sobre la situación de violencia que se vive en otros países de la región. Expuso el caso de Haití, donde los niveles de inseguridad y violencia han escalado a tal grado que existe un miedo generalizado que paraliza a la población.

“Hay otros lugares como Colombia en que el narcotráfico está controlado en términos de esta experiencia tremenda del narcoterrorismo, sin embargo en Colombia como en México aún hay cárteles que están coludidos con el Estado (…) En Cuba por ejemplo hay un policía por cada habitante, entonces si no fuera por este mecanismo de control del Estado cubano, la situación sería alarmante en cuestión de seguridad.

 

 

Fuente: Revolución 3.0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *