Presentan denuncia penal contra 5 funcionarios de Migración, por extorsionar a familias cubanas.

Un migrante centroamericano observa el paso del tren al que llaman ‘La Bestia’ en el albergue de Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)
(Escrito y Fuente Animal Politico, Paris
Un migrante centroamericano descansa en el albergue ‘Hermanos en el Camino’, en Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Screenshot_2015-08-16-00-50-15
Un migrante centroamericano descansa en el albergue ‘Hermanos en el Camino’, en Ixtepec, Oaxaca. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Solalinde denuncia extorsiones a migrantes cubanos en estaciones del INM; la autoridad lo rechaza

Policías, autoridades que más roban a migrantes; Militares y el INM, los que más extorsionan

Albergue denuncia captura violenta de 100 migrantes; INM acusa agresiones contra sus elementos

Programa Frontera Sur: el discurso de derechos humanos con el que México ‘caza’ a miles de migrantes
Luego de permanecer detenidos por 20 días en la Estación Migratoria de San Cristóbal de las Casas, 15 personas de nacionalidad cubana –que llegaron a México de forma irregular, con el objetivo de trasladarse a Estados Unidos para solicitar asilo– presentaron una denuncia penal en contra de cinco funcionarios del Instituto Nacional de Migración, quienes presuntamente solicitaron dinero a las familias de estos migrantes, a cambio de que no fueran deportados a Cuba.
El Albergue de Migrantes Hermanos en el Camino, informó que la denuncia fue interpuesta el pasado 6 de agosto, por los delitos de extorsión, abuso de autoridad, secuestro, tráfico de personas “y demás que se configuren”, en contra de Jordan de Jesús García Orantes, delegado federal del INM en Chiapas; Dora Patricia Granales Cordero, delegada local del INM en San Cristóbal de las Casas; José Manuel Figueroa Díaz, subdelegado federal zona centro del INM; Greysi Bermúdez Casillas, directora jurídica del INM, así como en contra del agente Martín Robles o Martín Ángel Roblero.

Las 15 personas de nacionalidad cubana fueron detenidas en Chiapas a finales de julio, por agentes de Migración que los trasladaron a la estación migratoria de San Cristóbal de las Casas, donde permanecieron incomunicados 20 días.

Durante este tiempo, señaló Alberto Donis, del equipo del albergue Hermanos en el Camino, las familias de las 15 personas migrantes recibieron constantes llamadas de funcionarios, “quienes les pedían diversas cantidades de dinero, para sacar a sus familiares de la Estación Migratoria y llevarlos a la frontera con Estados Unidos”.

Al ser notificados de esta situación, personal del albergue Hermanos en el Camino (ubicado en Oaxaca), se trasladó hasta Chiapas, encabezados por el padre Alejandro Solalinde, para solicitar la custodia de los 15 cubanos detenidos, beneficio que otorga el Artículo 214 del Reglamento de la Ley de Migración, según el cual, instituciones de solvencia moral reconocida y con trabajo en protección a derechos humanos pueden recibir la custodia de migrantes detenidos.

Sin embargo, denunció Alberto Donis, los funcionarios de Migración en Chiapas se negaron a hacer válido este precepto legal y sólo aceptaron poner en libertad a los 15 ciudadanos cubanos, si se comprometían a no denunciar la extorsión que habían sufrido sus familiares radicados en Estados Unidos.

La denuncia penal presentada por estos migrantes, cabe destacar, también va dirigida contra el abogado Mario Jesús Ramos Castellanos, quien cobró mil 500 dólares a la familia de uno de los detenidos, con la promesa de que sería liberado.

Tras la intervención del Albergue Hermanos en el Camino –que a su vez solicitó la colaboración de la Comisión Nacional de Derechos Humanos–, los 15 ciudadanos cubanos fueron finalmente liberados por Migración, cuyo personal los condujo directo al aeropuerto de Tuxtla Gutiérrez, capital estatal, para que volaran rumbo a Estados Unidos.

Sin embargo, antes de que abordaran el avión, los ciudadanos cubanos lograron contactar con el albergue Hermanos en el Camino y, con apoyo de su personal, se trasladaron del aeropuerto a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República, para interponer la denuncia penal contra la red de funcionarios que desde dentro de Migración extorsionaron a sus familias.

Como prueba de estas extorsiones, el albergue Hermanos en el Camino presentó la grabación que realizó una de las familias de los 15 ciudadanos cubanos, en la que se escucha a presuntos funcionarios de Migración reclamándole dinero, para evitar la deportación a Cuba.

“Nosotros somos la mafia de México –se escucha decir al extorsionador–, y en Migración mexicana, cuando detienen a una persona, nosotros nos encargamos de que la suelten sin que la regresen a su país (…) Allá dentro hay gente que arregla estas cosas por abajo de la cuerda”.

Tal como se desprende del diálogo sostenido, esta grabación fue realizada cuando el ciudadano cubano por el cual exigían dinero aún estaba detenido dentro de instalaciones del Instituto Nacional de Migración, donde sólo tenía contacto con personal de este organismo, por lo que el teléfono para extorsionar a sus familiares sólo pudo ser obtenido por dicho personal oficial.

Esta persona, tal como se escucha en la grabación, reclama un pago de mil dólares a esta familia para permitir que sus don integrantes fueran liberado por el INM.

A continuación, te presentamos la grabación divulgada por el albergue Hermanos en el Camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *