Privatizar servicio de agua, un fracaso; en Aguascalientes subió 500% el costo

p02b-avc-noticias9

 

La concesión de los servicios municipales de agua a empresas privadas ha demostrado su fracaso, pues las tarifas aumentan y los recursos que se generan no son invertidos en infraestructura, por lo que es un esquema viejo que debería revisarse, afirmó la investigadora María Luisa Torregrosa, coordinadora de la Red de Agua de la Academia Mexicana de Ciencias.

Durante su participación en el II Coloquio “Agua para Todos y todas siempre”, reflexionó que la idea de privatizar como lo prevé la nueva Ley de Aguas, se ha revertido en lugares como París en Francia o Washington, Estados Unidos: “habrá que preguntarnos si ese modelo es eficiente, en otros países ha demostrado que no”.

La también académica de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flasco), opinó que deben analizarse los esquemas de operación privada en los sistemas de agua local, pues en la mayor parte de los casos no existen equilibrios ni contrapesos que normen o regulen las concesiones, lo que genera abusos del sector privado, como altas tarifas e incumplimientos de contratos.

“No hay contrapesos fuertes, no hay un Congreso fuerte, no hay ciudadanía constituida, y eso da pie a una impunidad brutal y con la nueva ley de agua el riesgo es que todo se basa en el modelo de la oferta, no de la demanda, con un criterio mercantil que deja indefensa a la ciudadanía”, dijo.

Cuestionada sobre el caso del Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano de Veracruz-Medellín (SAS), dijo que se deberían revisar las condiciones del contrato para conocer los aspectos positivos o negativos de su nuevo esquema.

Informó que en México, de los 2 mil 400 municipios, sólo 50 por ciento tiene organismos operadores, el resto resuelve el tema del agua de forma comunitaria, mediante cooperativas o comisiones: “estamos hablando de mil 200 municipios, deberíamos empezar a ver cómo le hacen, cómo son eficientes”.

Criticó que no se puede tener un modelo único de gestión de agua para el país como lo pretende la moción de ley, pues es un lugar heterogéneo, donde las necesidades no son las mismas para todas las ciudades.

La investigadora coordinó para México el proyecto “Participación privada en los sistemas de saneamiento”, financiado por la Unión Europea y la Universidad de Oxford, donde se tomó como ejemplo el caso de la concesión del agua en el estado de Aguascalientes.

“Después de varios años se tuvo que cancelar esta concesión porque la empresa se endeudó con pasivos heredados y la deuda que contrató, además no se invirtió en infraestructura y las tarifas se elevaron en 500 por ciento, eso derrocó al PRI en el estado, se demostró que estos modelos han fracasado”, señaló.

A su consideración lo que se debería hacer es fortalecer a los organismos municipales operadores del agua y un diagnóstico real de las necesidades del agua en el país, tomando en consideración el derecho de las comunidades y los ciudadanos al vital líquido.

 

Fuente: La Jornada Veracruz

27 de Marzo del 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *