REINFECCIONES DE COVID-19 Y LAS DUDAS SOBRE INMUNIDAD

Los casos de reinfección son probablemente excepciones aunque era demasiado pronto para saberlo y es probable aparezcan muchos en las próximas semanas.

La confirmación de que dos pacientes europeos se reinfectaron del coronavirus elevaba el martes la preocupación sobre la inmunidad de las personas ante la enfermedad mientras el mundo lucha por controlar la pandemia.

Los casos, ocurridos en Bélgica y Holanda, se conocen tras un reporte hecho público esta semana por investigadores en Hong Kong sobre un hombre que volvió a contagiarse con una cepa diferente de la enfermedad cuatro meses y medio después de haberse declarado recuperado, la primera vez que se documenta una reinfección así.

Los hallazgos han aumentado las dudas sobre la eficacia de las posibles vacunas contra el virus, que ha acabado con la vida de cientos de miles de personas, aunque los expertos afirman que sería necesario que hubiera muchos más casos de reinfección para que se justificaran los temores.

El virólogo belga Marc Van Ranst dijo que el caso en su país es el de una mujer que contrajo el COVID-19 por vez primera en marzo y de nuevo en junio. Según indicó, es probable que surjan nuevos casos de reinfección.

Van Ranst dijo a Reuters TV que la mujer, de 50 años, tenía muy pocos anticuerpos después de la primera infección, pero que podrían haber limitado la enfermedad. Los casos de reinfección eran probablemente excepciones, dijo, aunque era demasiado pronto para saberlo y probable aparezcan muchos en las próximas semanas.

Añadió que el nuevo coronavirus parecía más estable que el virus de la gripe, pero estaba cambiando.

“Los virus mutan y eso significa que una posible vacuna no va a ser una vacuna que dure para siempre, durante 10 años, probablemente ni siquiera cinco años”, aseguró. “Al igual que para la gripe, esto tendrá que ser reformulado con bastante regularidad”.

Van Ranst, que forma parte de algunos comités belgas de COVID-19, dijo que los diseñadores de vacunas no deberían sorprenderse.

“Nos hubiera gustado que el virus fuera más estable de lo que es, pero no se puede forzar a la naturaleza”.

Pruebas genéticas

El Instituto Nacional para la Salud Pública de Holanda afirmó que también había observado un caso local de reinfección con una cepa distinta del virus.

“Está claro que ha habido una primera y una segunda infección con una cantidad sustancial de virus. Suficiente para poder determinar el código genético del virus, que es lo que demostró que eran realmente diferentes”, dijo Marion Koopmans, una destacada viróloga de los Países Bajos y miembro del grupo asesor científico de la Organización Mundial de la Salud.

Koopmans afirmó que el paciente es una persona mayor con un sistema inmune debilitado. Según señaló, son más conocidos los casos de personas enfermas del virus durante mucho tiempo en los que vuelve a resurgir.

La portavoz de la OMS, Margaret Harris, dijo en una reunión informativa de la ONU en Ginebra sobre el caso de Hong Kong que, aunque había informes anecdóticos de reinfecciones, era importante tener una documentación clara.

Algunos expertos afirman que es probable que los casos de este tipo empiecen a aparecer debido a que se están realizando más pruebas en todo el mundo, y no porque el virus se esté propagando de forma diferente.

“Este caso muestra que es posible reinfectarse solo unos meses después de haberse curado de una primera infección”, indicó en un comunicado el departamento de microbiología de la Universidad de Hong Kong (HKU).

El paciente dio por primera vez positivo al test el 26 de marzo y -después de dar negativo- volvió a dar positivo el 15 de agosto cuando regresaba de un viaje a España vía Reino Unido. Algunos científicos salieron al paso de este caso y pidieron prudencia.

“Es difícil sacar conclusiones definitivas de un solo caso. Analizando el número de infecciones en el mundo, ver un caso de reinfección no es tan sorprendente”, comentó el doctor Jeffrey Barrett, del Wellcome Sanger Institute, en el Reino Unido, citado por el organismo británico Science Media Centre.

“No es un motivo para alarmarse: esto ilustra de maravilla de qué manera puede funcionar la inmunidad”, apuntó por su parte en Twitter Akiko Iwasaki, especialista en inmunidad de la Universidad de Yale (Estados Unidos). “La segunda infección fue asintomática. Si bien la inmunidad no fue suficiente para bloquear la reinfección, protegió a la persona de la enfermedad”, explicó Iwasaki.

La doctora aseguró que “el paciente no tenía anticuerpos detectables en el momento de la reinfección, pero desarrolló anticuerpos detectables después de la reinfección. Esto es alentador. Dado que puede producirse una reinfección, es poco probable que la inmunidad colectiva por infección natural elimine al SARS CoV-2. La única forma segura y eficaz de lograr la inmunidad colectiva es mediante la vacunación”.

CON INFORMACIÓN DE FORBES MÉXICO, REUTERS Y DW

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *