Reino Unido comenzará el proceso de vacunación contra el Covid-19 a principios de la próxima semana.

Reuters.- Los londinenses dejaron sus reservas de lado este miércoles para dar la bienvenida a la rápida aprobación por parte de las autoridades británicas de una vacuna contra el Covid-19, apenas tres semanas después de que el grupo estadounidense Pfizer publicara los análisis de su ensayo a gran escala de la fórmula.

El primer ministro Boris Johnson elogió la noticia de que la vacuna estará disponible a partir de la próxima semana y dijo que sería “fantástico” para Reino Unido, que lleva la delantera frente al resto de Europa y a Estados Unidos en la aprobación de una vacuna para uso general.

Con un país que afronta una cifra de muertes cercana a 60,000 y la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial, los británicos están haciendo un equilibrio de emociones ante la preocupación por la pandemia y el escepticismo sobre las órdenes del Gobierno de más confinamientos.

La aprobación de la vacuna es un raro acontecimiento positivo.

El londinense Paul O’Farrel dijo que tenía “algunas reservas” ante la noticia, dada la velocidad sin precedentes con que la vacuna recibió la autorización, pero afirmó por otra parte que la gravedad de la crisis lo justifica.

“Usualmente pasan algunos años antes de que el público pueda acceder a ellas y no tengo completa seguridad pero obviamente es genial para las personas que tienen riesgos muy altos, no importa si es de una manera o de otra”, sostuvo.

La Agencia Regulatoria de Productos Médicos y Fármacos de Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés) concedió la aprobación de uso de emergencia a la vacuna de Pfizer y BioNTech, apenas tres semanas después de que las compañías anunciaran que su ensayo clínico de gran escala demostró un 95% de efectividad para evitar contagios de Covid-19.

Los reguladores de la UE se están tardando más y dijeron este miércoles que el proceso de aprobación prolongado era también más seguro e incluía chequeos adicionales a los del proceso de autorización británico.

Pero el jefe de la MHRA dijo que no se escatimaron esfuerzos en la revisión “rigurosa” de los datos provistos sobre la vacuna.

“Definitivamente necesitamos una vacuna. Puedo entender la preocupación de las personas sobre cómo nos hemos apurado pero para esto se hacen los ensayos”, dijo Paul Mann, residente de Londres, y añadió que estaría “primero en la fila” para inmunizarse cuando las dosis estén disponibles.

Reino Unido, que ha ordenado 40 millones de dosis, comenzará las vacunaciones a principios de la próxima semana, cuando recibirá 800.000 dosis del centro de manufacturas de Pfizer situado en Bélgica. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *