Reportan llegada de policia federal a Aquila.

1212763

 

AQUILA, MICHOACÁN (04/SEP/2015).- Poco más de 400 elementos de la Policía Federal arribaron en convoy este viernes al municipio de Aquila donde a decir de los pobladores su intención es desarmarlos y detener a los líderes comunitarios, por lo que responsabilizaron a las autoridades de cualquier enfrentamiento con habitantes.

Germán Ramírez Sánchez, mejor conocido como “El Toro” y encargado de la Policía Comunitaria Indígena de ese municipio de la Sierra-Costa, reveló que la caravana policial incluso se hospeda en algunos hoteles de la comunidad de La Placita donde se encuentran concentrados.

El líder indígena argumentó que nada tiene que hacer la Policía Federal en esa región, ya que los pobladores han mantenido la seguridad de ese municipio.

“Éstos (PF) vienen a desarmarnos, vienen por mí y por la demás gente que está a cargo de la seguridad del municipio porque no vienen a otra cosa, pero no van a poder entrar sin que la comunidad los encare y los confronte porque ya están hartos de que nos humillen y de que seamos agredidos”, advirtió.

Ramírez Sánchez, recordó que los únicos municipios que no han accedido al debilitamiento de las policías comunitarias o de fuerzas rurales y que tampoco han permitido la depuración policial, son justamente los que se ubican en esa región, como Coalcomán, Coahuayana y Aquila.

Explicó que su renuencia no es porque escondan algo o hayan hecho algo malo, sino porque no confían en las autoridades.

A ello le atribuyó que la presencia de los convoyes de la PF va más allá de patrullar, por lo que insistió en que se trata de una movilización policial para detener a los líderes y desarmar a los pobladores como lo han hecho en otras ocasiones.

“Ya nos habían avisado otras personas que iban a venir y cuál era su intención, pero aquí los vamos a estar esperando porque podrán detener a un líder o a dos o a tres, pero siempre va a haber alguien más que quede al frente de la seguridad de nuestras familias”, amagó.

Reiteró además, que a diferencia de otros municipios los pobladores de Aquila no han tenido acercamiento ni diálogo alguno con funcionarios del gobierno de Michoacán desde al pasado 19 de junio cuando detuvieron a su ex líder de las autodefensas Cemeí Verdía Zepeda.

“Mucho menos –agregó- ahora que insisten en tenerlo encerrado porque seguramente les estorbamos para sus intereses políticos y económicos que pretenden en esa tierra”.

“Incuso no han sido buenos ni para arrimarse a ver que se les ofrece a las familias del niño que mató el Ejército o de los demás lesionados en Ixtapilla y por eso es que fue una mentira que ya tenían acuerdos con nosotros. Vengan y verán que todavía tenemos bloqueada la carretera Lázaro Cárdenas-Manzanillo porque no ha habido diálogo con ninguna autoridad”, sostuvo Germán Ramírez.

Fuente:el informador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *